El primer tiempo del partido entre Huracán y River por la primera fecha de la Superliga terminó con una gran polémica. El árbitro Patricio Loustau le anuló un gol al "Globo" por considerar que, en la acción previa, hubo una falta sobre el arquero Franco Armani.

Todo ocurrió sobre los 46 minutos de la etapa inicial, con el marcador 0-0.

Lucas Gamba ganó ante la falla en la marca de Javier Pinola y encaró a Armani. En el piso chocó con el arquero. La pelota siguió su trayectoria y le quedó a Diego Mendoza, quien definió para marcar el 1-0.

Loustau anuló inmediatamente la acción por considerar que hubo infracción de Gamba sobre el arquero de River.

El juez acertó en su decisión. Gamba dejó enganchado el pie derecho de Armani y no lo dejó levantarse. El reglamento indica que no importa la intencionalidad, sino al resultado del contacto.

En este caso, se trata de una falta considerada imprudente.

Cabe recordar que, no fue la única acción discutida del encuentro. Previamente, el árbitro había cobrado una mano en el área de Huracán y le había dado un penal a River, que Gonzalo "Pity" Martínez pateó por arriba del travesaño.

SEGUÍ LEYENDO: