Tres veces pasó por el quirófano para operarse de la tendinitis en la muñeca izquierda, la que lo sacó de las canchas por un tiempo prolongado, la que lo relegó al puesto 1.045, el más bajo desde que se convirtió en profesional.

Hoy, Juan Martín del Potro está de luna de miel con su muñeca izquierda. Juntos, a la par, volvieron a la elite del tenis, en el sexto escalón del ranking, tras 13 triunfos consecutivos, soñando con seguir escalando peldaños, con el N° 1 como un objetivo todavía lejano, pero sin el rótulo de utopía.

Ayer derrotó al japonés Kei Nishikori y avanzó a octavos de final del Masters 1000 de Miami, donde mañana se medirá ante el serbio Filip Krajinović. Un eslabón más de una seguidilla que le hubiera sido imposible afrontar si su muñeca izquierda no se lo permitiera.

"No hablar de la muñeca es una buena señal, hace mucho que no me pasa. Es un tratamiento que hago de precalentamiento, estiramiento, mezclado con un poco de yoga; me ayuda a a que mi muñeca se prepare para el partido", explicó en la conferencia de prensa de ayer.

Viene de vencer a Kei Nishikori y se medirá ante el serbio Filip Krajinovic  (AFP)
Viene de vencer a Kei Nishikori y se medirá ante el serbio Filip Krajinovic  (AFP)

"El post también me lleva tiempo. Cuando termino acá tengo una hora para recuperar el cuerpo y un tiempo específico sobre la muñeca, para poder seguir usándola como si tuviera una muñeca normal", se permitió la broma sobre su compañera de ruta. Es que inclusive el año pasado tuvo que adaptar golpes para evitar el desgaste o ante los dolores que, aunque menos recurrentes, de tanto en tanto surgían. Hoy la situación mejoró notablemente y le permite apuntar por objetivos cada vez más grandes.

Para ello, hay que reconocerlo, Delpo es un alumno extremadamente aplicado y sigue al pie de la letra las indicaciones de Diego Rodríguez y Germán Hünicken, los dos kinesiólogos que lo acompañan desde fines de 2015 en el tratamiento especial para su muñeca.

En Indian Wells ganó su primer Masters 1000: superó Federer en la final Key bisca(Reuters)
En Indian Wells ganó su primer Masters 1000: superó Federer en la final Key bisca(Reuters)

Porque los ejercicios de precalentamiento y estiramiento no son necesarios solamente para los partidos: incluso debe repetir los ritos antes y después de los entrenamientos, para "suavizar" los efectos de la alta competencia.

¿Los beneficios del yoga? Flexibilidad, estiramiento y relajación. El combo de medidas liberaron al tandilense, de 29 años, del cautiverio de las lesiones. Y lo reconciliaron con la muñeca izquierda para que, juntos, volvieran a soñar (y a crecer) en grande.

SEGUÍ LEYENDO: