Fue el año más feliz de su historia. Atlético Tucumán logró varios objetivos y supero constantes adversidades a lo largo del 2017. La participación en la Copa Libertadores fue uno de los momentos más destacados del calendario.

El respeto adquirido por los cinco grandes. La presión de Independiente para quitarle la plaza al certamen internacional, la travesía por Ecuador y la hazaña adquirida con la camiseta de la Selección en Quito marcó otro capítulo del inolvidable momento que vivió el Decano.

El cruce con Junior de Barranquilla y el tercer lugar en la zona de grupos depositaron al Gigante del Norte en la Copa Sudamericana, donde también incursionó por primera vez en su historia. El presente del goleador y referente Luis Pulga Rodríguez fue otra razón que hizo sentir el orgullo de sus hinchas.

Incluso la final de la Copa Argentina ante River en Mendoza significó la emoción de un pueblo que respaldó en todo momento al sacrificado conjunto que actualmente dirige el Ruso Zielinski. Sin dudas, en el 2018 Atlético Tucumán buscará el título que le fue esquivo este año.

LEA MÁS