La implementación de la segunda capa de arquitectura Off-Chain sobre la red Bitcoin denominada Lightning Network (LN) sumó 4.100 nodos por primera vez y alcanzó así un nuevo hito.

El crecimiento de LN, la plataforma diseñada sobre Bitcoin para implementar pagos de manera ultra veloz y mucho más económica, es un hecho. Según 1ML, el sitio de análisis e información de esta plataforma, al 19 de noviembre la cantidad de nodos había subido más de un 8 por ciento alcanzando más de 4.100. De todos ellos, al menos 2.910 son nodos con la IP pública.

La red manniet (que significa que está andando en modo LIVE -producción- y no en una versión de testing) tiene ahora una capacidad de 338 BTC o USD 7.755.572 a la hora de escribir este artículo.

A pesar de estas cifras, la red continúa en modo experimental con los desarrolladores trabajando para mejorar los aspectos de seguridad, la experiencia del usuario, la facilidad de uso, y el consenso.

Qué es Lightning Network y cómo funciona

Lightning Network consiste en una implementación de una segunda capa de arquitectura off-chain sobre la red Bitcoin para resolver sus desafíos de escalabilidad y tiempos de respuesta. Lo que propone esta iniciativa es que la escritura sobre blockchain se utilice exclusivamente para gestionar la apertura y cierre de canales de pagos bidireccionales.

Un usuario puede enviar bitcoins a cualquier otro destino dentro de la red Lightning. Para ello, la red encamina cada transacción siguiendo una ruta formada por varios canales de pagos contiguos hasta alcanzar al destinatario final. Es decir, para hacer un pago a otra persona, hay que que ir saltando de nodo en nodo hasta llegarle al que recibe.

Los pagos que se realizan a través de esta plataforma se tramitan de manera casi instantánea y con comisiones reducidas. A su vez, el receptor de los fondos puede estar seguro de que no va a sufrir un ataque de doble gasto ya que ninguno de los nodos intermedios puede robar los fondos haciendo que el usuario mantenga el control total de los nuevos bitcoins recibidos.

Esto es un gran avance teniendo en cuenta que el bitcoin tuvo problemas de escalabilidad durante el 2017. Lo que sucedió es que las transacciones en la blockchain de Bitcoin comenzaron a demorar más y hasta llegaron a tardar 4, 5, 6 horas en confirmarse el pago. Para evitar este problema se creó esta capa llamada Lightning Network, que permite que las operaciones se realicen fuera de la blockchain entre canales, entre distintos comercios o personas, no uno a uno, sino que – utilizando esta red de comercios, y una vez terminada la transacción – se guardan solamente 2 transacciones: la entrada y la salida a la blockchain de esa Lightning Network.