Jeffrey Berns, el abogado y criptomillonario, quiere construir un mundo blockchain en la mitad de Estados Unidos, reportó el periódico New York Times.

Se imagina una comunidad experimental basada en blockchain. "Ves esa primera cordillera de montañas", dijo, señalando hacia el sur. "Esas montañas son la frontera de nuestro valle del sur. Ahí es donde vamos a construir el parque de alta tecnología ", un campus de investigación que cubriría cientos de acres, también hay planes para una universidad y un campo de juegos electrónicos.

Berns se sintió atraído a Nevada por sus beneficios fiscales, como la falta de impuestos sobre la renta. Sus ambiciones definitivamente corren el riesgo de un alboroto:

"Pero él es diferente de sus cripto amigos en una manera fundamental: está gastando su propio dinero. Hasta el momento, dijo, ha gastado $ 300 millones de dólares en terrenos, oficinas, planificación y 70 empleados. Y la compra de 67,000 acres en gran parte sin desarrollar asume los riesgos de bienes raíces. Sin embargo, el Sr. Berns dijo que su ambición no era ser un magnate de bienes raíces o incluso hacerse rico, o más rico. Promete regalar todo el poder de decisión para el proyecto y el 90 por ciento de los dividendos que genere a una estructura corporativa que será mantenida por residentes, empleados e inversionistas futuros. Esa estructura, que él llama una "entidad colaborativa distribuida", se supone que opera en una blockchain donde los derechos de propiedad y los poderes de voto de todos se registrarán en una billetera digital.