La startup francesa Qarnot presentó una estufa eléctrica diseñada específicamente para minar criptomonedas. La "crypto heater", conocida como QC1, utiliza el calor generado por las computadoras para climatizar la oficina o la casa. El calor continúa siendo un desafío a la hora de minar y este artefacto toma ese problema a su favor.

Desde la página web de la compañía explican que esta es una forma "eficiente" de calentar una casa ya que permite al cliente "generar dinero extra" ya que la estufa es, en realidad, una minera de criptomonedas.