Más de 30 personas participaron de la celebración (Foto gentileza de Diario de Necochea)
Más de 30 personas participaron de la celebración (Foto gentileza de Diario de Necochea)

El sábado 23 Necochea se jactaba de no tener ningún caso nuevo de coronavirus en los últimos dos meses y todo se encaminaba para encarar una flexibilización de la cuarentena. Pero justo ese mismo día, en una casa del barrio 9 de Julio, se organizó un baby shower clandestino que terminó expandiendo la enfermedad por la ciudad y que dejó como saldo 6 personas con COVID-19 y otras 60 aisladas de manera preventiva.

A pesar de las prohibiciones que rigen por el aislamiento obligatorio, alrededor de 30 invitados se juntaron para agasajar a una embarazada durante dos horas; tiempo suficiente para que el contagio se propagara a gran velocidad.

El intendente Arturo Rojas, quien confirmó que desde el inicio de la pandemia la ciudad sólo había registrado tres caso, confirmó que todo comenzó con una mujer de 49 años que manifestó “haber tenido contacto con una persona que había viajado a Buenos Aires por una cuestión de salud”.

Lo curioso es que esa señora no participó del festejo sino que se encargó de confeccionar los souvenires. Trascendió que trabaja de personal doméstico en un geriátrico los fines de semana y que se dedica a la venta de barbijos y alcohol en gel.

Al activarse los protocolos, se investigó a los contactos cercanos del caso, dando resultado positivo para los tres hijos, la madre de la mujer y una persona más.

Según relató Rojas, luego se anoticiaron de que que dos de los tres hijos de la mujer habían participado en un “baby shower” al que asistieron unas 30 personas -entre niños y adultos-, que ahora se encuentran aislados y a la espera del resultados de los testeos.

Lo que ahora intentar determinar los especialistas es si el hombre al que visitó la mujer también está infectado. Si el resultado da positivo indicaría que fue el “caso cero” y que la mujer se contagió tras la visita que le hizo. El peor escenario sería que el estudio diera negativo abriendo la posibilidad de que haya circulación comunitaria en Necochea.

Adicionalmente, cuando la mujer contó trabaja en un hogar residencia de ancianos, donde hay siete adultos mayores internados y otras siete personas más que allí trabajan, se activaron aún más las alarmas sanitarias.

Al baby shower asistieron unas 30 personas. Ahora, tuvieron que poner en aislamiento a sus contactos más estrechos (Shutterstock)
Al baby shower asistieron unas 30 personas. Ahora, tuvieron que poner en aislamiento a sus contactos más estrechos (Shutterstock)

Y a eso se sumó que uno de los hijos informó que se desempeña como albañil en una obra y una de sus nueras que asiste a niños con discapacidad en un hogar.

Esta delicada situación llevó a que 60 personas de la ciudad de Necochea se encuentren hoy bajo observación.

El intendente consignó que todos los pacientes presentan síntomas leves y que, más allá de la denuncia penal realizada, se necesita que todos los que estuvieron en contacto se hagan presentes para el correspondiente control médico y posterior aislamiento.

“Sabíamos que en cualquier momento iba a aparecer y que el pleno de la pandemia no había llegado al distrito de Necochea”, aseguró la secretaria de Salud Ruth Kalle al Diario Necochea.

En ese sentido, Kalle le pidió tranquilidad a los vecinos: "Tienen una gran responsabilidad para no estigmatizar mediante las redes sociales a personas con COVID-19, porque a veces, hace que esa persona con coronavirus tenga más angustia por los comentarios que por la propia enfermedad".

"Precisamos ir ubicando todos los nexos epidemiológicos, contactos de la persona, para eso necesitamos que la gente nos cuente la verdad, y de esa manera, poder detectar quiénes se fueron contagiando y hasta dónde pueden llegar esos nexos", sostuvo la funcionario.

De esta manera, el municipio ordenó investigar a los casos estrechos y a los indirectos. Esto incluye a familiares convivientes y compañeros laborales, así como toda persona que ha estado a menos de dos metros de distancia sin protección correspondiente o compartiendo un lugar cerrado.

Con una ciudad revolucionada por la propagación del virus, el intendente se refirió a cómo continuarán las medidas que había anunciado recientemente para volver a habilitar ciertas actividades. “Veníamos de una etapa de flexibilización en algunas actividades y comunicaremos en el momento adecuado si se toma alguna determinación de retroceso o no de alguna actividad. También comunicaremos las determinaciones que se irán tomando en el transcurso de las próximas horas”, indicó.

“En principio vamos a dejar en pausa el pedido de nuevas flexibilizaciones de diferentes sectores y en el caso de que tengamos que retroceder en alguna cuestión lo comunicaremos de la misma manera”, concluyó.

Seguí leyendo: