Con el fin de contribuir a la ampliación del sistema de salud nacional ante la pandemia del coronavirus, este sábado comenzaron los trabajos para instalar el Hospital Militar Reubicable (HMR) de la Fuerza Aérea Argentina en el barrio porteño de Pompeya.

El centro sanitario móvil fue trasladado desde El Palomar y estará emplazado al lado del Hospital Aeronáutico Central. El ministerio de Defensa informó que los módulos del hospital cuentan con dos unidades de terapia intensiva y tienen la posibilidad de extender ese servicio a cuatro espacios más preparados para esa clase de cuidados.

Además, entre sus carpas y containers blancos con cruces rojas dispone de capacidades de cirugía, post operatorio, recepción de emergencia (shock room), odontología, radiología, internación general, aislamiento (24 camas); y servicios de laboratorio, cocina, baños y generadores eléctricos.

Las unidades modulares fueron trasladadas desde El Palomar
Las unidades modulares fueron trasladadas desde El Palomar

Este Hospital Militar Reubicable, cuyos módulos pueden ser transportado en los aviones Hércules c130, tuvo una importante participación en misiones de paz internacionales desde su primer despliegue en el exterior en 1993. Cumplió servicios en Mozambique, Kosovo, Haití y Chile.

Como parte del componente argentino en la misión de paz en Haití, esta unidad sanitaria de la Fuerza Aérea tuvo una participación destacada durante la crisis humanitaria generada en ese país por un terremoto en 2010, siendo el único centro médico que quedó en funcionamiento en la ciudad de Puerto Príncipe, luego de ocurrido el movimiento sísmico que causó miles de muertos.

Este hospital cumplió servicios en Mozambique, Kosovo, Haití y Chile.
Este hospital cumplió servicios en Mozambique, Kosovo, Haití y Chile.

En medio de la emergencia sanitaria, las Fuerzas Armadas Argentinas ya proveyeron dos hospitales reubicables. El otro pertenece al Ejército Argentino y está actualmente en Campo de Mayo.

Este último fue donado en 2015 por la República Popular China y llegó en 2017. Es, además, la primera vez que se utiliza. El coronel médico Fabio José Monserrat (MN 82492) es su director.

Monserrat explicó que se los cataloga como reubicables “porque podemos ponerlo donde sea y se puede autoabastecer durante una determinada cantidad de días. Se transporta por barco, aviones Hércules C-130, camiones, y se puede colocar donde haya una base sólida, porque los 13 módulos con que está compuesto pesan entre 13 y 25 toneladas. Pero lo ideal es junto a un aeropuerto o, como en este caso, al lado del Hospital Militar de Campo de Mayo, para poder abastecerlo fácilmente de luz y agua”.

El interior del hospital que está ubicado en Campo de Mayo (Maximiliano Luna)
El interior del hospital que está ubicado en Campo de Mayo (Maximiliano Luna)

El hospital cuenta con un generador que le suministra energía. Lo mismo sucede con el agua, ya que posee “una planta potabilizadora con un tanque de 7 mil litros" que potabiliza hasta 3 mil litros cada 12 horas. Esto mecanismo podría funcionar con "cualquier fuente de agua, como una laguna”, cuenta Monserrat.

Y además tiene una planta generadora de oxígeno que “aspira el aire del medio ambiente a 20,9% de oxígeno y lo transforma en 94 o 95 por ciento de oxígeno medicinal que puede ser administrado a cualquier paciente con dificultad respiratoria”, ilustra.

El sector de Rayos X (Maximiliano Luna)
El sector de Rayos X (Maximiliano Luna)

El HMR tiene tres unidades, y la principal es la médica, que consta de cinco módulos y “cuatro carpas para internación de siete camas cada una, con posibilidad de tener provisión de oxígeno en cada cabecera. A esas 28 camas se le suma una unidad de emergencia provista con un equipo de rayos y diagnóstico por ultrasonido que incluye un equipo portátil, laboratorio bioquímico, un ecógrafo, y una central de comunicaciones. En este momento tenemos wifi de 300 megas, teléfonos para comunicarnos directamente con el hospital o para ver radiografías en forma digital”, enumera Monserrat.

SEGUÍ LEYENDO: