Sergio Massa parece haber recuperado su ritmo de intensa actividad desde que sumó a su equipo al catalán Antoni Gutiérrez-Rubi. O tal vez sea para aprovechar el contexto o el fin de año. O un combo de las tres opciones.

Durante el congreso del Frente Renovador (organizado el día que se cumplían tres años de gestión de Mauricio Macri y en territorio de Graciela Camaño, San Martín) se lanzó una ofensiva digital que contó con placas, stickers de whatsapp, infografías animadas, etc. Llegó a ser trending topic lo que fue celebrado por Massa y el centenar de community managers de todas las provincias que expuso en el evento partidario.

Con "disciplina estratégica" según las palabras de Rubi, Massa invitó a los jóvenes que lideraron la Mesa Digital del Congreso del Frente Renovador a comer empanadas en su oficina de avenida del Libertador donde los escuchó y debatieron diversas propuestas.

La línea la baja el catalán: con el hashtag #HayAlternativa, el equipo de redes busca mostrar contenidos, ampliar los vínculos para que sean "reales y vinculantes" y trabajar para que no parezcan marketing o mensajes publicitarios sino un contacto más personal, aún cuando sea a través de las redes.