La Sociedad Rural de Jesús María expulsó a su ex presidente Luis Magliano, el empresario acusado de robar 3.500 vacas

Luis Magliano se encuentra detenido desde el pasado 31 de marzo en Santiago del Estero. Los detalles de la denuncia que investiga la Justicia

Luis Magliano, en uno de sus últimos discursos como presidente de la Sociedad Rural de Jesús María.
Luis Magliano, en uno de sus últimos discursos como presidente de la Sociedad Rural de Jesús María.

La actual Comisión Directiva de la Sociedad Rural de Jesús María, que encabeza Pablo Martínez, aprobó por unanimidad dar de baja como socio activo a la empresa Oleos del Centro y a su representante, el ex presidente de la entidad Luis Magliano, quien se encuentra detenido en Santiago del Estero acusado de robar 3.500 vacas.

Según pudo saber Infobae, en la decisión se aplicó el artículo 6° del Estatuto de la Sociedad Rural de Jesús María, donde en el mismo se señala que se retiraría la membresía en aquella situación cuya conducta sea perjudicial o indecorosa para la entidad. Además, consta que la decisión puede ser apelada ante la primera Asamblea que se realice, pero el socio sancionado tendrá voz pero no voto en la misma.

Medios de Córdoba acotaron que la expulsión no está relacionada con la investigación penal que debe enfrentar Magliano, sino la conducta de él que provocó un enorme perjuicio a la Rural del centro-norte de la provincia de Córdoba y además no haberse presentado en tiempo y forma para dar sus explicaciones cuando lo solicitó la Justicia y estar prófugo durante una una semana.

En ese sentido, el abogado de Magliano, Gerard Gramática, dijo semanas atrás que el empresario “bajo ningún punto de vista hemos considerado que estaba en carácter de fugado. Estamos en la firme convicción de que bajo ningún punto de vista corresponde que esté privado de la libertad en el curso de la investigación”.

Hay que recordar que Magliano se encuentra detenido desde el 31 de marzo en el Centro Único de Detenidos de Santiago del Estero. Hasta el momento la fiscal que lleva adelante la investigación, Victoria Sottini, no citó al empresario a declaración indagatoria y le habría imputado la presunta comisión de los delitos de hurto de ganado mayor y estafa.

El trabajo de la Justicia en esta causa comenzó en los primeros días del presente año, cuando Haciendas San Eugenio, El Tránsito y El 38 radicaron una denuncia por la desaparición de 3.500 cabezas de ganado que fueron trasladadas desde las provincias de Formosa, Chaco y Corrientes hacia Santiago del Estero, donde la empresa Oleos del Centro (ODC), cuyo titular es Magliano, tiene el negocio de feedlot.

La causa

En el inicio de la investigación y mediante un comunicado, los integrantes de la firma Haciendas San Eugenio señalaron que el hecho que se denunció ante la Justicia “se trata de una maniobra empresaria de carácter delictivo organizada y planificada en la pandemia para causar un daño económico relevante a nuestras sociedades ganaderas que siempre actuaron de buena fe y cuya hacienda ha desaparecido de los corrales donde debería encontrarse en el proceso de engorde”.

Por su parte el representante legal de la firma, Hernán González, señaló: “La empresa inició una investigación privada de amplios alcances, con el objetivo de establecer cómo fue realizada la maniobra, identificar las personas que participaron, y el destino final de los animales. Nos preguntamos si después de este caso de desaparición de 3.500 vacas, algún ciudadano de este país o del exterior esté pensando en radicar sus capitales en Santiago del Estero”.

Y agregó en declaraciones a Télam: “No se trata sólo de un daño económico al patrimonio de la compañía, sino que se está perjudicando la reputación de los poderes públicos de Santiago del Estero y de sus responsables, como así también la credibilidad del modelo de negocio del feedlot”.

SEGUIR LEYENDO: