Las zonas más afectadas por el temporal fueron Pehuajó, Baradero y también Chivilcoy
Las zonas más afectadas por el temporal fueron Pehuajó, Baradero y también Chivilcoy

Nuevamente las principales zonas productivas del país fueron epicentro entre el jueves y ayer de un fuerte temporal, con precipitaciones que impactaron en el centro y oeste de la provincia de Buenos y el sur de Córdoba y Santa Fe.

Esta semana por las malas condiciones climáticas tanto la Bolsa de Comercio de Rosario como la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, recortaron sus estimaciones de producción de trigo. Por otro lado, hay retrasos en la siembra de maíz y soja.

En el territorio bonaerense, el dato más destacado es lo que sucedió el jueves pasado en Pehuajó, donde cayeron 120 milímetros en una hora y media. Una situación que generó preocupación en los productores de trigo por la imposibilidad de ingresar con equipos para avanzar con la cosecha en campos donde en algunos casos hay hasta diez centímetros de agua en superficie.

Lucas Semper, presidente de la Sociedad Rural de Pehuajó, explicó a Infobae que "este viernes el sol está firme y hay algo de viento, pero el jueves llovió de manera extraordinaria hasta 120 milímetros en un período de una hora veinte minutos cuando estamos por largar la cosecha de trigo en la zona. Ahora enfrentamos la falta de piso para ingresar con las cosechadoras y vemos como todo se retrasa".

La diferencia en el agua caída provocó que en toda la zona centro oeste de la provincia de Buenos Aires se vivieran diferentes sensaciones respecto a las lluvias registradas. Por ejemplo, en la ciudad de Pehuajó cayeron hasta 140 milímetros, mientras que en el Partido se registraron precipitaciones de entre 90 y 150 milímetros. Hecho que llevará a que los campos más bajos estén anegados por un buen tiempo. Sin embargo, en Trenque Lauquen, la situación era otra, a partir de haberse registrado lluvias de hasta 70 milímetros.

El temporal que afectó Rosario y Buenos Aires recortó las estimaciones de producción de trigo (archivo)
El temporal que afectó Rosario y Buenos Aires recortó las estimaciones de producción de trigo (archivo)

Según expresó Eugenio Irazuegui, Research de la firma Enrique Zeni, "las zonas más afectadas por las lluvias fueron Pehuajó, Baradero y también Chivilcoy. Allí está complicada la trilla de trigo en estas regiones. No así en campos del sur de Santa Fe o bien en el sur cordobés, donde la cosecha de este cereal está casi finalizada y solo se registran lotes puntuales".

En diálogo con este portal de noticias, agregó que el clima podría demorar las próximas coberturas pendientes en soja tardía, ya que los lotes de soja de primera se encuentran en perfecto estado y con lluvias "apropiadas para los cultivos tempranos" ya implantados en la zona núcleo.

A partir de los datos aportados por el investigador de la firma Zeni, el relevamiento de lluvias en la Pampa Húmeda arroja en Santa Fe, zonas con complicación solamente en Clason, en el noroeste del departamento de Iriondo, y en Montes de Oca, departamento de Belgrano, donde se registró la caída de entre 100 y 120 milímetros en pocas horas. En Buenos Aires, en Chivilcoy, en el centro del distrito, se computaron lluvias de entre 160 y 180 milímetros, con la caída de mucha agua en un lapso corto de tiempo. Sin embargo, a pocos kilómetros más al norte, en Rojas o Junín, la caída de agua apenas alcanzó los 20 y 30 milímetros. Hecho que plantea una gran diferencia a la situación de ambas regiones de la provincia de Buenos Aires.

Según Irazuegui, "la complicación mayor es para la cosecha fina que aún está por delante ya que la situación con el agua demorará el ingreso de la maquinaria necesaria para encarar la trilla del cereal".

Más allá de esto, el campo enfrenta un fenómeno climático denominado "Niño", por ahora moderado pero que podría transformase en más intenso. Hay pronósticos de temporales de lluvias de similares características al de ayer durante enero y febrero próximo.

Para hacer frente a un clima adverso y complicado, desde las entidades de productores volvieron a reclamar por un seguro multirriesgo. En un comunicado de prensa, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, dijo: "Como consecuencia del cambio climático, esos fenómenos son más frecuentes y tienen un impacto cada vez más grande, por lo que pensamos que, como país, deberíamos pensar cómo abordar esta cuestión de una manera más integral y no sólo declarando emergencia o desastre. Plantearemos esto en la reunión sobre riesgo a la que hemos sido convocados, para el próximo lunes 17".

El dirigente federado anunció que se homologaron los decretos de La Rioja, Salta y Mendoza, para que los productores puedan acceder a los beneficios de la Ley de Emergencia, "pero se necesita un seguro multirriesgo que permita a los productores tener mayor previsibilidad al momento de invertir. Asimismo, se plantea que los fondos previstos por ley para las situaciones de emergencia y/o desastre son insuficientes. La realidad cambió. Lo que antes eran fenómenos aislados, hoy son cada vez más frecuentes y ya no pueden ser abordados desde un punto de vista parcial.

"El Estado en su conjunto es decir, el Ejecutivo, pero también el Congreso de la Nación, debe comprometerse para que, junto con los privados, se pueda avanzar en respuestas más integrales", señaló Achetoni, quien agregó, "las pérdidas económicas que generan estos fenómenos climáticos, sumados a las dificultades para acceder al financiamiento, hacen que todo el tiempo estemos corriendo atrás de los problemas. Y en el caso de los productores pequeños y medianos, esto es más grave aún, porque en muchos casos tras la pérdida de una cosecha por inclemencias climáticas las familias no pueden seguir produciendo".