Carlos Nuzman confía en ser declarado inocente tras presentar apelación ante Corte de Río de Janeiro

Nuzman, ex presidente del Comité Organizador Río 2016, está acusado de compra de votos para que la ciudad brasileña se convirtiera en sede olímpica.

Carlos Nuzman
Carlos Nuzman

La defensa del ex presidente del Comité Olímpico Brasileño Carlos Nuzman presentó una apelación por el retraso del proceso en el que se acusa a su cliente de participar en un esquema de compra de votos para la sede olímpica de 2016. Nuzman, cabeza de Río 2016, confía en ser declarado inocente.

El abogado de Nuzman, João Francisco Neto,confirmó a Around The Rings su petición al tribunal.

“Se está atendiendo a un anciano de 80 años, que tiene prioridad y que invoca respetuosamente la garantía fundamental de tener su proceso definido en un plazo razonable”, afirma Neto en su solicitud.

Dentro de cuatro meses, Nuzman cumplirá 80 años. Su caso fue abierto hace cuatro años dentro de la operación conocida como “Lava Jato” , la mayor investigación contra la corrupción en la historia de Brasil.

“He apelado para que se fije definitivamente un plazo y el juez dicte el fallo”, comentó Neto

El juez Marcelo Bretas es responsable de ejecutar la " Operación Lava Jato” en Río de Janeiro y el encargado del juicio contra Nuzman.

Esta semana se ha conocido que un panel especializado del Tribunal Federal redujo el número de colaboradores en el despacho de Bretas y al mismo tiempo le ha exigido al juez por demoras en dictar sentencias de acciones criminales.

De acuerdo al “Folha de Sao Paulo”, esa instancia, que juzga los recursos de las decisiones de Bretas, le otorgó un plazo de dos meses para la conclusión de procesos pendientes.

El proceso, en el que se acusa a Nuzman de colaborar en el pago de sobornos para elegir a Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016, cumplió el miércoles 3 de noviembre un año en la oficina de Bretas visto para sentencia.

El magistrado atribuyó la demora en parte a la salida de funcionarios públicos que trabajaban con él.

“Aún no ha sido posible dictar sentencia ante el gran volumen de casos a cargo de este tribunal, varias acciones penales complejas con varios procedimientos vinculados, un elevado número de imputados, algunos detenidos o cumpliendo medidas cautelares, más el súbito retiro de los servidores que forman parte de la fuerza de tarea que actuaron en auxilio en este servicio “, escribió Bretas al juzgado.

En septiembre de 2020, Bretas fue sancionado por participar en la inauguración de una obra pública junto al presidente Jair Bolsonaro, recordó el conocido medio brasileño.

Entre los acusados en la misma causa que Nuzman se encuentran el ex gobernador de Río de Janeiro Sergio Cabral y el ex director de operaciones y marketing del COB Leonardo Gryner.

Nuzman y Gryner son señalados por el Ministerio Público como presuntos intermediarios para el pago de dos millones de dólares al entonces presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Lamine Diack.

De acuerdo a los fiscales a cambio del dinero, el senegalés votaría por Río como sede olímpica y junto a su hijo, Papa Massata, consultor de marketing de la IAAF, también influiría en otros miembros africanos del COI para que hicieran lo mismo.

En septiembre de 2020, Diack fue sentenciado en París a cuatro años de prisión por cargos de corrupción, sobre todo por un plan que permitió a los atletas rusos, que pagaron millones, seguir compitiendo en silencio cuando deberían haber sido suspendidos por dopaje.

En mayo de 2021, Diack, 87 años, regresó a Senegal tras el pago de una fianza de medio millón de euros por parte del propietario de un club de fútbol de ese país desde donde debe continuar respondiendo a las citaciones de las autoridades francesas.

Papa Massata también recibió condena, en ausencia, de cinco años de prisión, pero siguió viviendo en Senegal, que se negó a extraditarlo.

A fines de 2018, Nuzman se sometió a un interrogatorio de Bretas en audiencia pública y negó todas las acusaciones de hechos de corrupción en el proceso de la candidatura olímpica de la ciudad brasileña.

En Copenhague, la capital de Dinamarca , se celebró en octubre de 2009 la Sesión del COI que eligió a Rio como sede olimpica.

Nuzman se presentó en el juicio con varias carpetas llenas de documentos sobre el proceso de la candidatura olimpica de Rio, del que dijo, además, está escribiendo un libro.

“Todavía no lo ha concluído, a la espera de su absolución”, respondió el abogado Neto a Around the Rings este miércoles.

Nuzman, suspendido por el COI como miembro honorario desde octubre de 2017, ha expuesto historias de aspirantes olimpicas en diferentes épocas con el fin de demostrar lo “normal” y “natural” que en el mundo olimpico significaban una serie de viajes y contactos con federativos internacionales y otras personalidades con vistas, primero, a conseguir una sede olímpica, y luego, organizar unos Juegos Olimpicos.

Los fiscales han recriminado a Nuzman por no haber sido capaz de advertir irregularidades tratándose de alguien con tanto dominio de los diferentes temas del Movimiento Olimpico.

Carlos Nuzman con la antorcha de Rio 2016. (ATR)
Carlos Nuzman con la antorcha de Rio 2016. (ATR)

El ex dirigente olimpico brasileño, que se retiró como miembro efectivo del COI en 2012 al cumplir 70 años, ha expresado que no tiene “nada que esconder”

La defensa de Nuzman ha intentado demostrar que todas las acciones de su defendido cumplieron con las reglas establecidas.

“Creo que será absuelto. No hay ninguna prueba contra él”, reiteró Neto

El abogado aclara que Nuzman “no tiene restricciones” y se encuentra en su hogar a la espera de la sentencia “en plena libertad”.

Cuestionado sobre ese estatus, Neto precisó que su cliente puede salir de Brasil “pero debe antes solicitar un permiso”

El jurista aseguró que Nuzman, ex voleibolista “está bien de salud” y no tiene ninguna prohibición para hablar con la prensa, “pero no ha querido”.

Entre los más de 20 testigos convocados a declarar por la defensa a lo largo de este proceso ante el juez Bretas estuvieron dos integrantes del COI, la marroquí Nawal El Moutawakel, y el marfileño Lassana Palenfo, este último miembro honorario. Ambos hablaron en francés a través de videoconferencias.

Por igual vía, también fueron escuchados en el juicio el legendario ex futbolista Pelé y el ex presidente brasileño Lula da Silva, figuras emblemáticas de la Comisión Pro Rio 2016.

Todos aseguraron desconocer la existencia de supuestos sobornos en la carrera olímpica concluida en 2009, en la que Río derrotó a Madrid por 66 votos contra 32 en la tercera vuelta de las elecciones tras la eliminación de Chicago y Tokio en las dos primeras rondas.