"'Frozen'. No la he visto, pero antes trabajaba con niños de preescolar". — Keara, 25 años

Uno se siente marginado cuando odia una película que le gusta a todo el mundo, aunque pasa más a menudo de lo que crees.

Yo, por ejemplo, nunca he entendido qué ve la gente en Terciopelo azul, de David Lynch. ¿Quién se cree al personaje de Kyle Maclachlan, que es capaz de burlar a la policía e iniciar él solito una investigación para encontrar una persona desaparecida? Y además, ¿dónde está el misterio, si el personaje psicópata que hace de malo es el autor del único crimen de psicópata malo que ha ocurrido en la ciudad? He visto la película tres veces y sigo sin entenderlo.

Como sabía que no estaba solo en esto, decidí preguntar a varias personas cuáles eran las películas hiperpopulares que no soportaban. Habrá respuestas que te sorprendan y decepcionen, pero quizá alguna te haga plantearte las cosas.

"Toda la saga de Los juegos del hambre. Me gustan las películas de fantasía y me gustaron los libros —son trepidantes y enganchan—, pero las películas fueron una decepción total para mí. Las razones son técnicas: en primer lugar, la interpretación no era tan buena como esperaba. Simplificaron a los personajes. Luego, el público está constantemente expuesto a escenas de acción, lo que impide que pueda reflexionar sobre las críticas sistémicas de la película. Las escenas 'emocionantes' son muy predecibles y, cuando salí del cine, lo primero que pensé es que había sido una pérdida de tiempo. — Gökhan, 23 años

"Todas las películas de Harry Potter. Duran demasiado y los magos son todos unos frikis". — Garvey, 20 años

"La amenaza fantasma. Son dos horas viendo discutir a una pareja de lo más irritante. Además, ¡van vestidos muy mal!". — Annelise, 27 años

"Chinatown. Estoy convencida de que realmente no le gusta a nadie, porque nadie es capaz de decirme qué es exactamente lo que más les gusta de la película. Ahí está el truco". — Nina, 26 años

"Réquiem por un sueño. Es una chorrada de escuela de cine sobre adicciones. Supe que la película iba a ser una basura desde el momento en que vi la cara de tonto de Jared Leto en la pantalla. Nunca ha habido un actor que transmita menos sentimiento que él. Leto está genial para un director como Darren Aronofsky, que confunde el arte con la creatividad. Réquiem es una película triste, y muchos fans dirán que esa es la gracia, precisamente, pero el problema está en que no se le da al espectador ninguna razón para sentir lástima por ninguno de esos patéticos personajes. Además, cualquiera que esté mínimamente familiarizado con las adicciones encontrará la visión que da la película de las mismas bastante tosca. Réquiem se deleita sin pudor en su propia depravación hasta resultar de mal gusto y convertirse en puro postureo". — Josh, 31 años

" Mi primo Vinny no solo es ofensiva para los italianos con un mínimo de inteligencia, sino que tiene una trama sin pies ni cabeza". — Brianna, 29 años

"Odio El lado bueno de las cosas porque me pareció un intento supertorpe de abordar las enfermedades mentales. 'Oh, sí, gracias, Bradley Cooper, por ponerte una bolsa de basura y hablar a cien por hora'. No entiendo cómo esta película ha llegado a estar nominada en los Oscar". — Erin, 30 años

"La nueva de Mad Max, pero creo que es porque la vi estando de resaca y me provocó un ataque de pánico". — Jana, 26 años

"Space Jam. Es una chorrada de película basada en la popularidad, carente de contenido y hecha con el único propósito de recaudar dinero". — Kerry, 62 años

"The Matrix. Intenté verla cuando se estrenó. Tenía 9 años y me había quedado a dormir en casa de una amiga, pero me quedé frita a los diez minutos de empezar la película. Le di otra oportunidad cuando iba a la universidad, porque todo el mundo estaba muy pesado, rollo: '¿QUE NO HAS VISTO MATRIX? PUES A MÍ NI ME HABLES'. Así que me la puse de nuevo… y me volví a quedar dormida. A mí novio le pasó lo mismo el año pasado, y cuando intentamos verla juntos, los dos nos dormimos. Conclusión: The Matrix provoca narcolepsia. Que le den a la película". — Kayla, 27 años

"Titanic. El peinado de Billy Zane… Podían haberlo usado como bote salvavidas para dos. En serio". — Jordan, 28 años

"La La Land, porque es pastelosa y no tiene sentido ni historia alguna. Mucha música de orquesta, pero luego casi no puedes oír las voces, con lo que la premisa de la película se va a tomar viento. Solo se salva Ryan Gosling". — Naomi, 22 años

"La forma del agua. La prensa y un amigo me la habían puesto por las nubes, así que tenía las expectativas muy altas. Quedan muchos flecos sueltos. Vale que el final fue sorprendente, típico de un cuento de hadas, pero yo quería saber por qué ella se parecía tanto a un ser humano. Luego, el sexo con la criatura fue ¿normal? Creo que tengo que volver a ver El laberinto del fauno para saber si es el director el que no me gusta o solo esta película. A lo mejor es que no se le puede pedir más, ¿no?". — Allison, 29 años

"El gran Lebowski. Está bien, pero no es divertida. Además, ¿cómo no va a hacerte reír una película como esa?". — Hannah, 25 años

"Lady Bird. ¡Christine es una malcriada!". — Marra, 21 años

"Dando la nota. No me apetece ver a un montón de gente blanca cantando versiones a capella. ¡Y todos parecen superviejos! — Jo, 23 años

"Eyes Wide Shut. Me encanta Stanley Kubrick, pero esa película es aburrida e insufrible. Admito que estéticamente es bonita, pero la interacción entre los personajes es como una tortura. Les cuesta horas decir una frase. Es mi mayor pega". — Mandy, 24 años

"Frozen. No la he visto, pero antes trabajaba con niños de preescolar". — Keara, 25 años

"Casino. La producción es impresionante, pero me aburrí soberanamente. Es como Uno de los nuestros, pero sin que pase nada. El personaje de De Niro no es lo suficientemente capullo, y Ginger me pone de los nervios. Si te digo la verdad, ni siquiera acabé de ver la peli porque me quedé dormida (y eso que la vi de día), lo cual también dice mucho de ella". — Elise, 24 años

"El club de la lucha. A-bu-rri-da. Es mejor salir y hacer lo que sale en la peli". — Will, 27 años

"Boyhood. Tiene un 98 por ciento en Rotten Tomatoes y ha ganado un montón de premios, pero ¿por qué? No es más que una representación muy comedida de la infancia, similar a uno de esos documentales aburridos con mensaje moral. Me pareció muy arrogante que titularan la película Boyhood, como si fuera una historia universal sobre el fin de la adolescencia. Y luego, tener que oír a la gente decir 'Oooh, me encantó Boyhood'. Y yo pensaba, ¿Te gustan los tópicos y los guiones malos? Pues parece que al 98 por ciento de la gente sí le gustan. Prefiero pasarme dos horas viendo a perros cagar mientras te devuelven la mirada que ver esa película de mierda". — Jamie, 33 años

"Call Me By Your Name. Es una representación muy mal ejecutada de una historia de amor mediocre que se apoya en la belleza de las localizaciones, que a mí me parecían empalagosas, como la banda sonora. De hecho, creo que el director estaba tan ocupado centrándose en las localizaciones que se olvidó de los personajes. Es como ir a un restaurante superchulo, muy bien decorado, con las luces atenuadas y un ambiente muy romántico, y acabar pensando que la comida está buenísima, cuando no tiene nada de especial". — Barrie, 32 años

"Donnie Darko. Cada vez que hablo con alguien de la película, me dicen que no la pillan, pero yo sí la pillé. Incluso me metí en un sitio web especial en el que te la explican para asegurarme de que lo había entendido. En cualquier caso, para mí sigue siendo una peli aburrida en la que no pasa nada y que terminaron con un tremendo rollo de 'universos múltiples' porque no sabían cómo solucionarla". — Harry, 24 años

"Star Wars. Nunca me ha gustado esa película. Me parece todo muy falso y ese rollo galáctico no me llama la atención. En general no me gusta la magia, la fantasía y esas basuras. He intentado ver alguna de las pelis, pero no hay manera. De hecho, el personaje de Jar Jar Binks me pareció increíble porque cabreó mucho a los fans acérrimos de la saga". — David, 38 años

Publicado originalmente en VICE.com