Foto vía EmergenciasSev
Foto vía EmergenciasSev

Estas pequeñas esferas de vitamina C estaban empaquetadas en distintos vehículos.

Aquí algunas noticias descabelladas directamente desde Sevilla, España. Europa Press informó que una familia compuesta por una pareja casada y sus tres hijos fueron atrapados con las manos en la masa con tres autos llenos de naranjas.

No es broma. Échale un ojo a estas fotos de los vehículos en cuestión que estaban llenos de naranjas: 8,800 libras en naranjas, aproximadamente 31,200 pesos.

Estas pequeñas esferas de vitamina C estaban empaquetadas en cada auto y en una furgoneta bien apretadas. Cuando se abrió una de las puertas, una avalancha de naranjas se desplomó.

Al principio, las autoridades se mostraron cautelosas cuando vieron a dos de los vehículos tambaleándose y de manera sospechosa cerca el uno del otro. Los policías intentaron parar a los conductores en vano; se presentó una persecución, pero al final atraparon a la familia.

La policía abrió las puertas de los automóviles, y las naranjas se cayeron, una naranja tras otra, sobre la carretera y hacia las calles. Más tarde, mientras recorrían el área circundante, las autoridades encontraron un tercer vehículo lleno de naranjas. Rápidamente arrestaron a los miembros de la familia y luego los acusaron de robo, ya que la familia carecía de la documentación requerida que les permitiera llevar tanto fruto por mayoreo.

Según los informes, la familia afirmó que les habían mandado las naranjas por mayoreo, y que las iban recogiendo "en el camino" mientras conducían. (La Europa Press informó que las autoridades relacionaron un robo reportado desde un barco en la ciudad de Carmona cerca de ahí. El Departamento de Policía de Sevilla respondió para aclarar si se pudo establecer este vínculo con certeza).

OK, pero me gustaría saber qué pasó con las naranjas. Sólo puedo esperar que esos pobres frutos rehenes, finalmente sean libres y que dejen suelto al jugo.

Publicado originalmente en VICE.com