Fedecámaras respaldó el diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana en México

La principal patronal del país reafirmó “la necesidad de un acuerdo que genere la confianza requerida por los actores económicos nacionales e internacionales para una Venezuela productiva”

La firma del memorando de entendimiento entre el régimen de Venezuela y la oposición (Europa Press)
La firma del memorando de entendimiento entre el régimen de Venezuela y la oposición (Europa Press)

La principal patronal de Venezuela, Fedecámaras, respaldó este lunes el proceso de negociación que empezó en México el pasado viernes entre el régimen de Nicolás Maduro y los distintos grupos opositores.

Reiteramos la necesidad de un acuerdo que genere la confianza requerida por los actores económicos nacionales e internacionales para una Venezuela productiva”, dijo Fedecámaras en un comunicado.

La patronal resaltó que seguirá “alentando cualquier iniciativa que promueva la resolución de conflictos a través de la negociación, no como una alternativa más; sino como la única opción para dirimir nuestras diferencias políticas y sociales en paz”.

En ese sentido, destacó que respaldará con “determinación” la superación de los problemas políticos, para pasar a incluir en la agenda los temas sociales y económicos.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez; el canciller mexicano, Marcelo Ebrard; el director del Centro Noruego de Resolución de Conflictos, Dag Nylander; y el representante de la oposición venezolana, Gerardo Blyde Pérez (EFE/Mario Guzmán)
El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Jorge Rodríguez; el canciller mexicano, Marcelo Ebrard; el director del Centro Noruego de Resolución de Conflictos, Dag Nylander; y el representante de la oposición venezolana, Gerardo Blyde Pérez (EFE/Mario Guzmán)

El viernes comenzó en México un nuevo proceso de negociación entre el régimen venezolano y la oposición.

Las reuniones transcurrieron durante el fin de semana de forma hermética y sin que se conocieran los resultados finales de estos primeros encuentros.

Con este proceso, impulsado por Noruega, la oposición exige elecciones “libres, transparentes y justas”, mientras que Maduro pretende que se levanten las sanciones internacionales.

El domingo, la oposición y el régimen acordaron proseguir sus negociaciones del 3 al 6 de septiembre.

En junio, Fedecámaras abogó por la recuperación de las relaciones comerciales del país con el mundo tras señalar que las “restricciones externas” han profundizado el “daño” que, asegura, fue ocasionado por políticas públicas.

El secretario de Estado de EEUU, Antony J. Blinken (Patrick Semansky/Pool vía REUTERS)
El secretario de Estado de EEUU, Antony J. Blinken (Patrick Semansky/Pool vía REUTERS)

EEUU, la UE y Canadá calificaron como positivas las negociaciones

En una declaración conjunta fechada el 14 de agosto, un día después de que comenzaran formalmente las conversaciones en Ciudad de México, y firmada por el secretario de Estado Antony J. Blinken, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y el ministro de Relaciones Exteriores canadiense Marc Garneau, exigieron el restablecimiento de las instituciones democráticas del país.

“Esperamos que este proceso permita que todos los venezolanos puedan expresarse políticamente por medio de elecciones locales, parlamentarias y presidenciales libres y justas”, aseguraron; e instaron a todas las partes a actuar de buena fe con el fin de alcanzar acuerdos duraderos y conducentes a una solución integral para la crisis venezolana.

“Las facciones de la oposición democrática han trabajado arduamente para construir una Plataforma Unitaria, y reconocemos la necesidad de que exista tal unidad para que estas negociaciones avancen. Valoramos el papel constructivo del Reino de Noruega como moderador de estas negociaciones”, agregaron.

En el comunicado, sin embargo, aclararon que tanto EEUU, la Unión Europea como Canadá siguen “pidiendo la liberación incondicional de todas las personas que están detenidas injustamente por motivos políticos, la independencia de los partidos políticos, la libertad de expresión, incluso para miembros de la prensa, y el fin de las violaciones de derechos humanos”.

Además, exigen “que se aseguren condiciones electorales que se rijan por los estándares internacionales de democracia, comenzando por las elecciones locales y regionales programadas para noviembre de 2021”.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR