La dictadura de Nicolás Maduro secuestró a una familiar de la hermana de Leopoldo López en Caracas

Nathaly Sifontes, cuñada de Diana López, hermana mayor del líder opositor venezolano, fue aprehendida por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Luego fue liberada

El Sebin detuvo a Nathaly Sifontes, cuñada de Diana -hermana mayor de Leopoldo López-
El Sebin detuvo a Nathaly Sifontes, cuñada de Diana -hermana mayor de Leopoldo López-

La dictadura de Nicolás Maduro detuvo a Nathaly Sifontes, quien es cuñada de Diana López, hermana mayor del líder opositor Leopoldo López. Diana López realizó la denuncia este martes en sus redes sociales, y alertó que llevaban más de 21 horas sin información sobre su cuñada. Luego fue liberada.

“Ayer 26 de octubre se presentó el Sebin en nuestra residencia, donde estaba mi cuñada Nathaly Sifontes. Le solicitaron que fuera al Helicoide a declarar, lo cual ella hizo voluntariamente. Han pasado 21 horas y no tenemos contacto con ella”, indicó en su cuenta de Twitter.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), explicó la fuente, allanaron el lunes la vivienda de Diana López en Caracas, aunque ella vive en Madrid, y se llevaron detenida a Sifontes que es, además de su cuñada, su vecina en una urbanización de la capital venezolana.

Sifontes estuvo en los calabozos del Sebin desde el lunes a las 22:00 GMT. Este arrestó ocurrió en medio de varias detenciones relacionadas con la marcha a España de Leopoldo López.

El opositor abandonó la residencia del embajador español en Caracas, donde permaneció 18 meses en calidad de huésped mientras era solicitado por la Justicia venezolana y acusado de terrorista por el régimen de Maduro.

Durante una rueda de prensa en Madrid brindada este martes, López denunció que “en las últimas horas personas muy cercanas” a su entorno “han sido desaparecidas por la dictadura”.

Leopoldo López brindó una conferencia de prensa este martes en Madrid (REUTERS/Juan Medina)
Leopoldo López brindó una conferencia de prensa este martes en Madrid (REUTERS/Juan Medina)

Luego de que el sábado se conociese su salida del país, las autoridades han realizado registros a varias viviendas en Caracas y han concretado al menos una decena de arrestos, aunque la mayoría de esos detenidos ya se encuentran en libertad.

El último arresto conocido se produjo la noche del lunes, cuando funcionarios de un cuerpo de seguridad todavía sin identificar detuvieron al periodista Roland Carreño, quien actúa como coordinador de Voluntad Popular (VP), el partido de López.

Carreño estaba acompañado por su vecino Yeferson Aguada y el dirigente político de VP Elías Rodríguez cuando los tres fueron “abordados por camionetas negras sin identificación”, dice una breve nota de prensa de la oposición que encabeza Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado del país por más de 50 países.

Se trata de una “desaparición” por la que la oposición “hace responsable al dictador (el presidente venezolano, Nicolás) Maduro por cualquier agresión en su contra”.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP), por su parte, aseguró que Carreño “se encuentra detenido” en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), en el Helicoide, Caracas.

Los activistas opositores están “desaparecidos desde el lunes” a las 17:30 locales (21:30 GMT), dijo Alfredo Romero, directivo de la ONG de derechos humanos Foro Penal, que contabiliza a la fecha 359 “presos políticos” en el país.

El equipo de prensa de Guaidó informó que “vecinos informaron que Carreño, junto a dos acompañantes, fueron abordados” por individuos desconocidos en “vehículos negros sin identificación”.

“Queda claro que Venezuela es una dictadura y a nadie hoy le queda duda de que Maduro es un criminal, es un asesino”, afirmó Leopoldo López, quien evocó un informe de la ONU presentado en septiembre que vincula a Maduro con posibles “crímenes de lesa humanidad”.

La dictadura de Maduro incrementó la persecución contra la oposición tras la salida de Leopoldo López del país (EFE/Prensa Miraflores)
La dictadura de Maduro incrementó la persecución contra la oposición tras la salida de Leopoldo López del país (EFE/Prensa Miraflores)

López llegó el domingo a Madrid tras salir clandestinamente de Venezuela, donde en 2015 fue sentenciado a casi 14 años de prisión, acusado de incitación a la violencia en protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que dejaron 43 muertos y miles de heridos.

En 2017 pasó a arresto domiciliario. El 30 de abril de 2019 fue liberado por sus guardianes para participar en un fallido alzamiento militar junto a su delfín político, el jefe parlamentario Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos España.

Tras la fracasada operación, el carismático ex alcalde del acomodado municipio caraqueño de Chacao se refugió en la residencia del embajador de España en la capital venezolana, donde permaneció por 18 meses hasta su escape el fin de semana pasado.

En Madrid, volvió a reunirse con su padre, el eurodiputado español Leopoldo López Gil, su esposa Lilian Tintori -quien había llegado a esta ciudad en junio de 2019- y sus tres hijos.

Con información de EFE y AFP

Seguir leyendo:

Leopoldo López: “A nadie le queda duda de que Maduro es un criminal, un asesino”

Leopoldo López fue entrevistado por el actor Ethan Hawke y aseguró que la única forma de lograr la libertad es a través de “elecciones justas”

La fuga de Leopoldo López sirvió de excusa a Maduro para sacar del Ministerio del Interior a un hombre clave de Tareck El Aissami en el poder