Leopoldo López rechazó la maniobra del TSJ chavista: “Voluntad Popular no convalidará la farsa electoral que la dictadura planea hacer”

El fundador del partido político intervenido por el régimen de Nicolás Maduro condenó la acción a través de redes sociales. "Que los culpables de tantas muertes y sufrimiento de inocentes nos pongan en la acera contraria a ellos, nos reafirma que estamos del lado correcto de la historia", señaló

Leopoldo López habla a la prensa en Caracas, Venezuela, el 2 de mayo de 2019  (REUTERS/Manaure Quintero/Archivo)
Leopoldo López habla a la prensa en Caracas, Venezuela, el 2 de mayo de 2019 (REUTERS/Manaure Quintero/Archivo)

El régimen de Nicolás Maduro, a través del chavista Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) -órgano leal a la dictadura- suspendió este martes la junta directiva de Voluntad Popular, el partido político donde hizo carrera el presidente encargado Juan Guaidó, y entregó a un rival el control de la organización.

Leopoldo López, ex preso político del chavismo y fundador del partido Voluntad Popular, repudió esta maniobra del TSJ. En una publicación en su cuenta de Twitter, indicó que esta fue ejecutada para que la agrupación convalide ”la farsa electoral que la dictadura planea hacer para generar más frustración y descredito en el voto”, en alusión a las elecciones parlamentarias organizadas para diciembre de este año. Este es el tercer sello del que la dictadura intenta apropiarse. En las últimas semanas, el órgano anunció medidas de la misma naturaleza concernientes a Primero Justicia y Acción Democrática.

“Que los narcotraficantes perseguidos por la justicia internacional, con órdenes de captura y recompensas millonarias; que los culpables de tantas muertes y sufrimiento de inocentes nos pongan en la acera contraria a ellos, nos reafirma que estamos del lado correcto de la historia”, declaró López.

“La dictadura siempre ha querido robarse la Voluntad Popular. Lo ha tratado de hacer a través de fraudes electorales, de persecuciones políticas, de cárceles injustas y ahora trata de hacerlo a través de unos traidores al pueblo venezolano apoyados por unos delincuentes con togas”, explicó el dirigente antichavista que estuvo preso en Venezuela entre febrero de 2014 y abril de 2019, cuando fue liberado por militares a la orden de Juan Guaidó y que desde entonces permanece en la embajada española en el país caribeño.

Leopoldo López junto a Juan Guaidó, al hablar ante una multitud en Caracas (Reuters)
Leopoldo López junto a Juan Guaidó, al hablar ante una multitud en Caracas (Reuters)

Y añadió: “A Voluntad Popular no la define unos traidores impuestos por la dictadura, sino la memoria de nuestros hermanos caídos en la lucha, el sacrificio de los presos políticos y de quienes han debido ir al exilio, y la valentía de quienes luchan en las calles de Venezuela”.

“La dictadura no está dispuesta a medirse en elecciones libres. Eso significa su salida del poder. Hoy ratificamos claramente: Voluntad Popular NO CONVALIDARÁ la farsa electoral que la dictadura planea hacer para generar más frustración y descredito en el voto”, afirmó López.

Y concluyó: “Nuestra postura es que no se puede luchar por elecciones libres, participando en fraudes y farsas electorales organizadas por quienes buscan callar la voluntad del pueblo. Nuestro partido, fiel a la lucha por la libertad de Venezuela, no obedece imposiciones dictatoriales. Nuestra lucha sigue de manera firme, a pesar de los peligros y hasta las últimas consecuencias. Desde El Nula hasta Tucupita, desde Caracas hasta Puerto Ayacucho, desde la cárcel o el exilio, ningún activista de Voluntad Popular descansará hasta ver libre a Venezuela”.

Acto de apertura del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo
Acto de apertura del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo

Con la decisión de este martes el Tribunal Supremo de Justicia, el partido Voluntad Popular se convirtió en la tercera organización política intervenida judicialmente en el último mes.

Voluntad Popular es, además, el partido en el que militó Juan Guaidó hasta enero de este año y el que le sirvió de plataforma para lanzarse a la primera línea de la política venezolana, y ser reconocido como presidente del país por más de 50 naciones.

“La Sala Constitucional del TSJ decretó medida cautelar de tutela constitucional consistente en suspender la actual Dirección Nacional de la organización con fines políticos Voluntad Popular”, dice un comunicado de la Alta Corte.

De esta manera, los símbolos electorales de VP pasaron a manos de José Gregorio Noriega Figueroa, un disidente del partido que había sido expulsado y ahora presidirá una junta directiva “ad hoc”.

La nueva directiva también estará integrada por Guillermo Luces y Lucila Pacheco, ambos diputados que habían manifestado estar en contra de los líderes tradicionales de la formación como López y Guaidó.

Este equipo, ahora, “podrá utilizar la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio” del partido, agregó el TSJ, que suspendió además las expulsiones de Noriega, Luces y Pacheco.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El Tribunal Supremo chavista suspendió a las autoridades de Voluntad Popular y puso en su lugar a un adversario de Guaidó

Cinco claves para entender por qué Alex Saab, el testaferro de Nicolás Maduro, podría hacer caer la dictadura chavista

MAS NOTICIAS