Elisa Trotta (Adrián Escandar)
Elisa Trotta (Adrián Escandar)

Elisa Trotta Gamus, la embajadora de Venezuela en Argentina designada por Juan Guaidó, hizo declaraciones este martes luego de que el gobierno de Alberto Fernández le retirara las cartas credenciales para que deje de tener el carácter formal de representante diplomática en Buenos Aires.

“Cuando fui designada por el presidente Guaidó como representante de la Asamblea Nacional en Argentina, fue con la intención de afianzar la cooperación internacional en pro del rescate de la democracia en Venezuela y de ayudar a las decenas de miles de compatriotas que aquí hacen vida. Ambas tareas las estamos realizando desde el año 2019 y las seguiremos realizando”, señaló Trotta en un comunicado.

Y agregó: “Respetamos las decisiones soberanas de Argentina. Estamos abiertos a todo tipo de conversaciones y diálogos que puedan surgir con el Gobierno argentino con el objetivo de contribuir a la recuperación de la democracia en Venezuela y de atender a las familias venezolanas que residen en este país”.

“Nuestra lucha por la defensa de los derechos humanos de millones de venezolanos que tanto sufrimiento están padeciendo en manos de la dictadura de Maduro continúa con la misma fuerza y la misma convicción. El propio presidente Alberto Fernández ha dicho que la violación de derechos humanos no tiene ideologías. Y esperamos que la Argentina siga denunciando esas violaciones reflejadas en el informe de la Alta Comisionada de la ONU, Michelle Bachelet", declaró la embajadora nombrada por Guaidó como su representante en la Argentina a fines de enero de 2019.

Y concluyó: "Seguiremos exigiendo el cese de la usurpación por parte del dictador Nicolás Maduro, el establecimiento de un gobierno de transición y un pronto llamado a elecciones democráticas presidenciales”.

Elisa Trotta junto a Mauricio Macri
Elisa Trotta junto a Mauricio Macri

En medio de otra jornada convulsionada en Venezuela, el gobierno argentino retiró este martes las cartas credenciales a la embajadora Elisa Trotta Gamus y, de esta manera, Alberto Fernández ratificó su decisión de reconocer como único presidente venezolano a Nicolás Maduro.

Según consignaron a Infobae fuentes calificadas del Gobierno, la decisión se explica en que “la situación irregular de Trotta en la Argentina", que se radicó en el país “sin pasaporte diplomático”, bajo una misión que “no se ajusta a la Convención de Viena” y en virtud de órdenes impartidas por un presidente (Guaidó) que no es reconocido por la gestión de Fernández.

Trotta dejará de tener el carácter formal de embajadora de Venezuela en la Argentina -así la había reconocido Mauricio Macri en abril del año pasado- y, en adelante, el gobierno de Fernández sólo reconocerá al actual encargado de Negocios, Juan Valero Nuñez.

La decisión surge dos después de que la Cancillería argentina -a cargo de Felipe Solá- emitiera un comunicado crítico del atropello del régimen de Maduro a la Asamblea Nacional de Venezuela. "Impedir por la fuerza el funcionamiento de la Asamblea Legislativa es condenarse al aislamiento internacional”, planteó el Poder Ejecutivo argentino.

“El gobierno argentino viene intentando por todos los medios que el diálogo y los acuerdos sean el camino para la plena recuperación del funcionamiento democrático de la República Bolivariana de Venezuela”, agregó Solá desde su cuenta de Twitter.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: