(Reuters)
(Reuters)

Estados Unidos reiteró su "total apoyo" a Colombia frente al aumento de la tensión con Venezuela, luego del anuncio de la disidencia de las FARC para el regreso a la lucha armada, y el despliegue de Nicolás Maduro de ejercicios militares en la región.

Elliott Abrams, enviado especial de la Casa Blanca para Venezuela, dio por descontado que el mensaje de Iván Márquez, jefe guerrillero de la facción disidente, fue grabado en Venezuela, donde también operarían grupos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según información de inteligencia de EEUU. "Estoy es muy peligroso. Si hay ataques a través de la frontera. Colombia va a reaccionar. Obviamente, apoyaríamos totalmente a Colombia", señaló.

El funcionario, en una conferencia en la que participó Infobae, resaltó también el posible impacto regional de este aumento de la tensión. "La comunidad internacional debería estar muy preocupada por este peligroso apoyo (de Maduro) a los narcoterroristas".

El anuncio de Iván Márquez del regreso a las armas
El anuncio de Iván Márquez del regreso a las armas

Con respecto a las maniobras castrenses anunciadas por el chavismo, sostuvo: "Espero que sea solo un acto político, sin significado militar o de seguridad; que las Fuerzas Armadas de Venezuela no permitan a Maduro arrastrarlas a un riesgo adicional. Espero que no estén tan locos como para involucrarse en algún tipo de ataque a Colombia". Acto seguido, volvió a resaltar el total respaldo de Washington a Bogotá.

Con respecto a la activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), un compromiso de defensa mutua entre naciones ante ataques armados, solicitada por Juan Guaidó a la OEA, Abrams aclaró que el proceso no implica directamente una intervención militar. "La medida es para reunir al órgano de consulta de los países miembros y definir los pasos los pasos a seguir. Es equivocado pensar que es una invasión", comentó. Por ello, indicó que EEUU apoya la reactivación para "discutir cómo integrar mejor las respuestas para la crisis en Venezuela".

Ante el posible viaje de Maduro a Nueva York para la Asamblea General de la ONU, a desarrollarse a fin de mes, el funcionario descartó una eventual reunión con Donald Trump y reiteró el reconocimiento de Washington a Juan Guaidó como presidente interino. Según explicó, es por eso que el Departamento de Estado no contempla calificar a Venezuela como un estado patrocinador del terrorismo, ya que califica de usurpadora a la gestión chavista. De todas formas, añadió: "Si están dispuestos a aumentar su apoyo a las FARC y elevar la tensión en la frontera, están apoyando más y más el terrorismo. Otras naciones del mundo van a tener que analizar eso".

Frente a la escalada de tensiones, EEUU reiteró su respaldo al gobierno de Iván Duque
Frente a la escalada de tensiones, EEUU reiteró su respaldo al gobierno de Iván Duque

Consultado por las sanciones contra el régimen, Abrams se mostró confiado en su efectividad. "Funcionan mejor cuando son multilaterales. Ese es el caso de Venezuela, con medidas de la Unión Europea, Canadá, Brasil. Hay 55 países que reconocen a Guaidó. En este contexto, están teniendo un impacto real", defendió.

Además, no descartó posibles medidas contra la petrolera estatal rusa Rosneft, institución clave para la alianza entre Maduro y Vladimir Putin. "Rosneft es cada vez más importante para la supervivencia del régimen. Está ganando mucho dinero a través de la crisis. Compra petróleo a gran descuento y vende productos refinados con gran aumento. En algún momento consideraremos la pregunta sobre su conducta y qué reacción tenemos", advirtió.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: