John Bolton
John Bolton

Estados Unidos discutió con funcionarios de Venezuela "a espaldas" de Nicolás Maduro la salida del mandatario y la realización de "elecciones libres y justas", dijo este miércoles el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

"Los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas", tuiteó Bolton, un día después de que el mandatario venezolano confirmara esos contactos bajo su "autorización expresa" y para "buscar regular" el "conflicto" con Washington.

El presidente de los EEUU, Donald Trump, admitió este martes que su equipo está en conversaciones con el régimen chavista. "Estamos hablando con varios representantes de Venezuela", afirmó al ser preguntado sobre la posibilidad de contactos con Diosdado Cabello, el vicepresidente del PSUV.

"No quiero decir con quién, pero estamos hablando con ellos a muy alto nivel", añadió el mandatario, que habló con la prensa durante un encuentro bilateral con el presidente de Rumania, Klaus Iohannis.

El lunes pasado, la agencia de noticias AP reveló que Estados Unidos había iniciado comunicaciones secretas con Cabello. Según la agencia, el presidente de la Asamblea Constituyente, considerado el hombre más poderoso de Venezuela después de Maduro, se reunió el mes pasado en Caracas con una persona que está en contacto cercano con el gobierno de Trump. Se está organizando una segunda reunión, pero aún no se ha llevado a cabo.

Nicolás Maduro (REUTERS/Manaure Quintero)
Nicolás Maduro (REUTERS/Manaure Quintero)

Por su parte, el dictador Nicolás Maduro confirmó también este martes que hubo conversaciones, durante un acto en La Guaira. "Confirmo que desde hace meses hay contactos de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos de Donald Trump y del gobierno bolivariano que yo presido bajo mi autorización expresa, directa. Varios contactos, varias vías para buscar un proceso de regularización del conflicto con el imperio", manifestó en cadena nacional.

"Ha habido reuniones secretas, en lugares secretos que nadie debe saber. Claro que hay contacto y seguirá habiendo contacto", agregó.

En esa línea, Maduro, cada vez más aislado internacional, sostuvo que su régimen está preparado "para hablar, para acordar" si el presidente Trump "algún día quisiera hablar para regularizar este conflicto".

Esta revelación de Maduro se contradice con lo manifestado el lunes por Cabello. En el marco de un acto también en La Guaira, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente chavista fue consultado sobre esta información por un periodista de AP, que divulgó el dato el lunes.

"No me pidas que yo te confirme lo que tú publicaste contra mí, o de mí o tu agencia. No me pidas porque eso no es sano (…) Se ve como que la agencia quiere que yo legitime lo que sacó. [Es] una mentira, una manipulación", dijo Cabello.

El jerarca chavista remarcó que sólo se reuniría con Estados Unidos bajo la condición de que fuera autorizado por el presidente y que le permitieran hablar en nombre de Venezuela y no para sus propios intereses, y se refirió a las sanciones en su contra.

"Hablaría por Venezuela, por mi patria. Pero no voy a poner el tema de Diosdado Cabello por delante de nada. Porque eso es lo que ellos creen, que uno anda pidiendo clemencia para que le quiten las sanciones. Con mis sanciones pueden agarrarlas y hacer con ellas lo que quieran", manifestó.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: