Diosdado Cabello, número dos del chavismo, encabezó el acto, que no contó con la presencia de Maduro (Reuters)
Diosdado Cabello, número dos del chavismo, encabezó el acto, que no contó con la presencia de Maduro (Reuters)

El régimen chavista organizó una movilización este sábado en Caracas para rechazar el informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre Venezuela, por considerar que es un documento "sesgado" que no muestra la "realidad" del país.

"Es un informe absolutamente sesgado, un informe que ha tratado la derecha y organismos internacionales aliados al imperialismo como la OEA (…) de utilizarlo como una fuente para golpear", dijo desde la movilización el primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello.

El considerado número dos del chavismo reiteró la acusación de que el informe fue redactado por el enviado de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, y condenó la "actitud hipócrita" de la alta comisionada.

"Ella no está defendiendo los derechos humanos (…) le vamos a repetir a la señora Bachelet, ni ese informe, ni la OEA, ni el grupo de Lima ni el imperialismo han podido contra Venezuela", agregó Cabello.

Los seguidores chavistas apuntaron contra Bachelet por las revelaciones que hizo sobre la represión del régimen (Reuters)
Los seguidores chavistas apuntaron contra Bachelet por las revelaciones que hizo sobre la represión del régimen (Reuters)

La marcha, que recorrió el centro de Caracas, contó con el apoyo de los movimientos sociales del chavismo, ministros, viceministros y las "víctimas de las guarimbas (protestas violentas)".

Durante el recorrido, una comisión, que representaba a más de 70 movimientos sociales, entregó al contralor general, Elvis Amoroso; al fiscal general, Tarek Saab, y al defensor del pueblo, Alfredo Ruíz, un documento pidiendo que se "eleve la voz de Venezuela ante todos los organismos multilaterales" y ante la ONU.

En el informe presentado por Bachelet la semana pasada se insta a Nicolás Maduro a acabar con "las graves vulneraciones de derechos" en el país.

Entre otras cosas, el documento denuncia que, especialmente desde 2016, el régimen de Maduro y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia "orientada a neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno" con detenciones arbitrarias, malos tratos y torturas a críticos.

Documenta, entre otros graves hechos, más de 6.800 ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad venezolanas entre enero de 2018 y mayo de 2019.

Bachelet fue acusada de mentirosa por el informe (Reuters)
Bachelet fue acusada de mentirosa por el informe (Reuters)

El escrito se elaboró con más de 500 entrevistas en Venezuela y otros ocho países a presuntos testigos de violaciones a los derechos fundamentales, en un período comprendido entre enero de 2018 y mayo de 2019.

Sin embargo, Cabello consideró que Bachelet no escuchó a las "víctimas de la guarimbas" cuando se reunió con ellos y que tampoco tomó en cuenta el "bloqueo" económico de Estados Unidos como "la principal causa" de la situación que hoy atraviesa Venezuela, un argumento varias veces desmentido por la oposición.

(Con información de EFE)