El cielo caraqueño se iluminó en la madrugada de este lunes, pero no por el retorno del servicio energético. Por el contrario, la explosión de un transformador eléctrico en el sureste de la capital venezolana volvió a cortar la energía en barrios que habían recuperado el suministro, en la cuarta jornada del histórico apagón que afecta al país.

Vecinos del Centro Comercial Concresa se despertaron pasada la medianoche por los ruidos y las extrañas luces de la explosión y el posterior incendio.

Según testigos citados por Reuters, se trata de la subestación de energía Humboldt. La televisión oficial confirmó el incidente, que no dejó heridos, y dijo que se investigaban las causas, pero no dio detalles.

La subestación eléctrica que se incendió en la madrugada de este lunes, en Caracas. (EFE/ Raul Martínez)
La subestación eléctrica que se incendió en la madrugada de este lunes, en Caracas. (EFE/ Raul Martínez)
El incendio se produjo en medio del peor apagón que se recuerde en el país (EFE/ Raul Martínez)
El incendio se produjo en medio del peor apagón que se recuerde en el país (EFE/ Raul Martínez)

El apagón, iniciado el jueves, ha tenido recuperaciones momentáneas en algunas zonas, pero la explosión volvió a dejar sin luz a los barrios de Santa Inés, Concresa, Prados de Este, El Peñón, Alto Prado, Manzanares, Baruta, La Tahona y Barrio Santa Cruz.

El fuerte estallido y brillante esplendor causó temor y asombro entre los residentes de la zona, que grabaron con sus celulares las destellantes luces.

Por el momento, los entes oficiales del Estado no añadieron información adicional sobre las pérdidas y el alcance de la explosión.

Los problemas del sistema de generación eléctrica, que especialistas han dicho que no ha tenido mantenimiento ni inversiones oficiales por años, persistían este lunes, pese a que el régimen chavista asegura que lucha por recuperarlo.

Expertos consultados creen que la falla nacional se originó en las líneas de transmisión que transportan energía desde las plantas hidroeléctricas al sur venezolano, pero además el gobierno cuenta con equipos precarios y poco personal para enfrentar la emergencia.

El apagón ha sido el más prolongando en Venezuela en décadas. En 2013 hubo una falla que afectó a Caracas y 17 estados de los 23 del país, que duró seis horas y en 2018 hubo otra de 10 horas en ocho estados, según reportes oficiales de entonces.

En vista de lo prolongado del apagón, que comenzó el jueves por la tarde, el régimen ordenó nuevamente la suspensión de clases y de la jornada laboral. Las actividades ya habían sido suspendidas el viernes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: