La Guardia Nacional Bolivariana reprime a cientos de personas que buscan pasar a Colombia en la ciudad de Ureña, tras el cierre temporal de la frontera dispuesto por el régimen de Nicolás Maduro.

Los soldados pusieron barricadas en las calles y en el puente binacional Francisco de Paula Santander. Cuando los ciudadanos trataron de remover los cercos, les lanzaron gases lacrimógenos y balas de goma.

"¡Queremos trabajar!", gritaba la multitud frente a un piquete de efectivos de la Guardia Nacional con equipos antimotines que bloqueaba el puente Francisco de Paula Santander, constató un equipo de la AFP.

"Yo tengo que pasar para cumplir mis ocho horitas de trabajo. ¿Qué pasa si no llego? Mi familia depende de mí", dijo, antes de los disturbios, Unay Velasco, un joven de 24 años que hace servicios de limpieza en un supermercado en Cúcuta.

Además se produjeron forcejeos y algunas personas arrojaron piedras contra los uniformados. Los incidentes se producen a minutos de que comience el operativo de entrega de la ayuda humanitaria desde Colombia hacia Venezuela.

Juan Guaidó, presidente encargado designado por la Asamblea Nacional, envió esta mañana un mensaje destinado a los militares. "A la Fuerza Armada le reiteramos nuestra orden: odebezcan la Constitución, dejen pasar la ayuda humanitaria y pónganse del lado del pueblo", escribió en su cuenta de Twitter.

"Hoy tienen en sus manos las vidas de cientos de miles de venezolanos. Todo el país y el mundo tendrá sus ojos sobre ustedes. Decidan bien", agregó.

Ya hay reportes de algunas deserciones en la Guardia Nacional. Según información oficial del servicio colombiano de Migraciones, tres soldados se presentaron esta mañana a solicitar ayuda en el Puente Internacional Simón Bolívar, en San Antonio del Táchira, a 14 kilómetros de Ureña.

En uno de los tantos videos que circulan por las redes sociales, se puede ver a una tanqueta derribando parte de la estructura montada por la Guardia Nacional para impedir el paso a Colombia a través del puente.

En otra secuencia, se ve a los tres uniformados entrando al lado colombiano. Las personas a su alrededor gritan "¡Libertad, libertad!".

Maduro ordenó la noche del viernes el "cierre total" de los cuatro puentes que comunican al estado Táchira con el departamento colombiano de Norte de Santander, donde está la ciudad de Cúcuta, centro de acopio de ayuda enviada por Estados Unidos a solicitud de Guaidó.

Guaidó fijó para este sábado el día para que la asistencia de alimentos y medicinas cruce "sí o sí" pese a la negativa de Maduro, que la considera una "excusa" para una invasión militar liderada por Estados Unidos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: