Nicolas Maduro (REUTERS/Manaure Quintero NO RESALES. NO ARCHIVES)
Nicolas Maduro (REUTERS/Manaure Quintero NO RESALES. NO ARCHIVES)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, avaló este sábado una propuesta de la oficialista Asamblea Constituyente de adelantar de 2020 a este año las elecciones para renovar el Parlamento, de mayoría opositora y que encabeza el autoproclamado mandatario interino, Juan Guaidó.

La Constituyente evalúa llamar a "un adelanto de elecciones parlamentarias este mismo año (…) Yo estoy de acuerdo y me resteo (me comprometo) con esa decisión", dijo Maduro, en una tarima en el cierre de una marcha de sus seguidores en Caracas.

Casi en simultáneo con el mitín oficialista con motivo de los 20 años del chavismo, miles de personas se movilizaron en respaldo a Juan Guaidó, quien la semana pasada juró como presidente interino ante la usurpación de Maduro. 

Manifestación a favor de Nicolás Maduro (EFE/ Cristian Hernández)
Manifestación a favor de Nicolás Maduro (EFE/ Cristian Hernández)

El Parlamento es el único poder que la oposición controla en el país petrolero, después del arrollador triunfo que obtuvo en las elecciones de diciembre de 2015, origen del actual conflicto de poderes.

"¿Quieren adelanto de elecciones? ¡Vamos a elecciones!", arengó Maduro a sus seguidores, asegurando, sin embargo, que podrían convocarse esos comicios en consenso con la oposición "en un diálogo".

Guaidó ha rechazado cualquier posibilidad de emprender "un falso diálogo" con el gobierno socialista, y advierte que solamente aceptará "una negociación" para acordar términos de un traspaso de poder y unas elecciones "libres" para elegir a un nuevo presidente.

Manifestación en respaldo a Nicolás Maduro (EFE/ Cristian Hernández)
Manifestación en respaldo a Nicolás Maduro (EFE/ Cristian Hernández)

Pese al anuncio del sábado, Maduro ha descartado la celebración de elecciones presidenciales, al asegurar que acaban de realizarse en mayo de 2018, cuando fue reelegido en un proceso boicoteado por los principales partidos opositores por considerarlo fraudulento.

El conflicto recrudeció cuando Guaidó se autoproclamó como presidente interino el pasado 23 de enero -reconocido por Estados Unidos, varios países de América Latina y, desde el jueves, el Parlamento Europeo-, después de que el Legislativo declarara "usurpador" a Maduro tras iniciar su segundo mandato el 10 de enero.

Desde que la oposición asumió la mayoría en el Parlamento, a principios de 2016, todas las decisiones de la cámara son consideradas nulas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -de línea oficialista-, que la declaró en desacato.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: