Las exportaciones de petróleo venezolano a los Estados Unidos han disminuido. (AP)
Las exportaciones de petróleo venezolano a los Estados Unidos han disminuido. (AP)

Las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Venezuela han alcanzado un nuevo punto bajo por la decisión del presidente Donald Trump de reconocer al líder de la oposición del país sudamericano como su presidente legítimo. Pero los dos países tienen una larga historia de interdependencia en lo que se refiere al petróleo, que ha perdurado a lo largo de años de tensiones políticas. Trump ha considerado durante mucho tiempo imponer sanciones que bloquearían las importaciones de petróleo venezolano. Esto afectaría considerablemente a ambos países.

¿Cuán dependiente es EEUU de las importaciones de petróleo venezolano?

Las exportaciones de petróleo venezolano a Estados Unidos han disminuido constantemente a lo largo de los años, cayendo de manera particularmente pronunciada en la última década, cuando su producción se desplomó en medio de su larga crisis económica y política. Estados Unidos importó menos de 500.000 barriles diarios de crudo y productos petroleros venezolanos en 2017, por debajo de los más de 1,2 millones de barriles diarios en 2008, según la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés).

"La producción de Venezuela ha estado colapsando rápidamente, por lo que muchos de los clientes de Venezuela ya se han estado adaptando a esa disminución en el suministro, incluso en Estados Unidos", dijo Francisco Monaldi, investigador de política energética latinoamericana del Instituto Baker de la Universidad de Rice.

Pero Venezuela ha sido siempre el tercer o cuarto mayor proveedor de petróleo crudo de Estados Unidos, y cualquier interrupción de las importaciones sería costosa. De hecho, las importaciones de crudo venezolano en la Costa del Golfo de México aumentaron el verano pasado, en parte debido a la contracción del mercado de crudo pesado, según un informe de S&P Global Platts que citó datos de la Aduana de Estados Unidos. Sin embargo, la tendencia a largo plazo es una menor dependencia del petróleo venezolano. Las refinerías de la costa este del país no han importado crudo venezolano desde 2017, según el informe de S&P.

El gobierno de Estados Unidos podría reducir el impacto restringiendo paulatinamente las importaciones de petróleo venezolano de una manera que refleje la tendencia a la que las refinerías estadounidenses ya se han estado ajustando desde hace mucho tiempo, dijo John Auers, vicepresidente ejecutivo de la consultora de refinación Turner, Mason & Company.

En 2017, el año más reciente en el que se disponía de datos, Venezuela representaba alrededor del 6% de las importaciones de crudo de Estados Unidos.

medidor combustible2

¿Cómo reemplazaría EEUU al petróleo de Venezuela?

No hay escasez de petróleo en el mundo en la actualidad, con una oferta mundial que alcanzó un récord el verano pasado. La Agencia Internacional de Energía dijo en septiembre que el suministro mundial de petróleo alcanzó los 100 millones de barriles diarios por primera vez en agosto, impulsado por el aumento de la producción en Estados Unidos y en varios países de la OPEP. Un informe del Instituto Americano del Petróleo (American Petroleum Institute) del jueves dijo que Estados Unidos tiene excedentes de reservas de gasolina que "podrían acercarse a niveles onerosos" y forzar aún más la caída de los precios del gas.

Pero la oferta es más limitada para el crudo pesado, que es lo que Estados Unidos importa de Venezuela. La producción de crudo pesado en México ha estado disminuyendo, y aunque hay una fuerte oferta en Canadá, hay desafíos para llevar ese crudo a las refinerías de la Costa del Golfo.

"No hay suficientes oleoductos para transportar todo el petróleo que las compañías han estado produciendo", dijo Jim Burkhard, vicepresidente de investigación de mercados petroleros de IHS Markit.

Estados Unidos podría terminar teniendo que importar parte de ese crudo pesado del Medio Oriente, lo que aumentaría los costos de transporte.

Citgo Estacion

¿Qué empresas estadounidenses se verían más afectadas por un embargo?

Aunque las refinerías a lo largo de la costa del Golfo de México están diseñadas para procesar crudo pesado, es posible que terminen gastando más dinero comprándolo en otros lugares. Valero y Citgo son dos de los mayores importadores de crudo venezolano.

Cualquier sanción vendría justo cuando el mercado global de crudo pesado se está comprimiendo. Los últimos recortes de producción de la OPEP hicieron más difícil el suministro de crudo pesado procedente de Arabia Saudita.

"La escasez de petróleo pesado en la costa del Golfo de México aumentará el precio, más el hecho de que hay que importar de lugares como Iraq, hace que sea un poco más costoso", dijo Monaldi.

La asociación comercial American Fuel & Petrochemical Manufacturers, que representa al 95% del sector de refinación, ha presionado duramente en los últimos dos años contra cualquier intento de restringir las importaciones de petróleo venezolano. Las refinerías de la Costa del Golfo de México dependían de crudo pesado venezolano para aproximadamente una cuarta parte de sus importaciones, según datos de la EIA.

Otras industrias que dependen en gran medida del petróleo pueden ser afectadas. "Las grandes compañías petroleras, los productores de esquisto, se beneficiarán un poco", dijo Michael Lynch, presidente de Strategic Energy & Economic Research Inc. "Las aerolíneas y las compañías de camiones perderán un poco porque pagarán más por el combustible".

¿Subiría el precio de la gasolina?

Los consumidores no se verán demasiado perjudicados. Mientras que un recorte de las importaciones venezolanas elevaría los precios para las refinerías en la Costa del Golfo de México, el mercado es lo suficientemente competitivo como para hacer que los productores no puedan transferir gran parte de los costos a los consumidores, dijeron los expertos.

PDVSA disminuyó la producción de crudo
PDVSA disminuyó la producción de crudo

¿Cómo afectarían las sanciones a Venezuela?

Venezuela depende mucho de Estados Unidos para sus ingresos petroleros. El país envía el 41% de sus exportaciones de petróleo a EE.UU. Además, las refinerías de EE.UU. se encuentran entre los pocos clientes que pagan en efectivo a Venezuela por su petróleo. Esto se debe a que los envíos de petróleo de Venezuela a China y Rusia suelen ser reembolsos de miles de millones de dólares en deudas.

"La mayor parte del dinero que recibe el gobierno venezolano proviene del mercado estadounidense, por lo que tendrán que buscar la manera de pedirle a los chinos que les devuelvan algo de dinero, porque de lo contrario se quedarán sin dinero", dijo Monaldi.

(Con información de AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: