Aumentó el flujo de información falsa sobre que Biden perdió en el estado de Pensilvania

Personalidades de derecha de alto perfil como Pam Bondi, ex fiscal general de Florida, y Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente Trump, ayudaron a poner en marcha el rumor el lunes

Una mujer sostiene un cartel tras el anuncio del triunfo de Joe Biden por parte de las principales cadenas de noticias. Filadelfia, Pensilvania, 7 de noviembre de 2020. REUTERS/Rachel Wisniewski
Una mujer sostiene un cartel tras el anuncio del triunfo de Joe Biden por parte de las principales cadenas de noticias. Filadelfia, Pensilvania, 7 de noviembre de 2020. REUTERS/Rachel Wisniewski

Algunos de los aliados de más alto perfil del presidente Trump han ayudado a encender rumores falsos que dicen que el presidente electo no ganó el estado. Y Facebook, Twitter y YouTube batallan para controlarlo.

La noche del lunes y el martes, empezó a surgir información falsa que indicaba que el candidato presidencial demócrata, Joseph R. Biden Jr., había perdido Pensilvania y su estatus de presidente electo.

Personalidades de derecha de alto perfil como Pam Bondi, ex fiscal general de Florida, y Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente Trump, ayudaron a poner en marcha el rumor el lunes cuando tuitearon, con información falsa, que el sitio de noticias políticas Real Clear Politics había “rescindido” su anuncio de que se proyectaba la victoria de Biden en Pensilvania.

La falsedad luego fue recogida y publicada en YouTube por una cuenta verificada, The Next News Network; en 12 horas había reunido casi 900.000 vistas, casi todas impulsadas al compartirse en Facebook. Datos de la herramienta de análisis de redes sociales CrowdTangle, propiedad de Facebook, sugieren que 97 por ciento de los “me gusta” y compartidos en Facebook habían tenido lugar en grupos privados de Facebook. En Google, el interés por la búsqueda “Biden pierde Pensilvania” en inglés aumentó 1150 por ciento en poco más de una hora y, según los datos de Google Trends, alcanzó su punto máximo a las 8:52 p. m.

“Esto es falso”, tuiteó Tom Bevan, presidente y cofundador de Real Clear Politics, en respuesta a la avalancha de desinformación. “Nunca declaramos Pensilvania y no ha cambiado nada”.

El relato falso sucede después de que surgieron otras falsedades durante la semana de las elecciones. Entre el 3 y el 9 de noviembre, se propagaron en Facebook, Twitter y YouTube narrativas sobre fraude generalizado y papeletas inelegibles mientras que se contaban los votos en tres estados claves: Arizona, Michigan y Georgia. El día de la elección, la información errónea sobre acusaciones de fraude o robo de elecciones se centró más en Pensilvania que en cualquier otro estado, según investigadores especializados en desinformación.

Carri Dusza, partidaria del presidente Donald Trump, sostiene una pancarta que dice "SÓLO VOTOS LEGALES" mientras grita al otro lado de la calle a los partidarios del presidente electo Joe Biden, en Filadelfia, Pensilvania, EEUU. 8 de noviembre de 2020. REUTERS/Mark Makela
Carri Dusza, partidaria del presidente Donald Trump, sostiene una pancarta que dice "SÓLO VOTOS LEGALES" mientras grita al otro lado de la calle a los partidarios del presidente electo Joe Biden, en Filadelfia, Pensilvania, EEUU. 8 de noviembre de 2020. REUTERS/Mark Makela

Bill Russo, vocero de la campaña de Biden, tuiteó la noche del lunes que la desinformación generalizada crearía grandes problemas para el país.

Si pensaron que la desinformación en Facebook había sido un problema durante la elección”, dijo, “esperen a ver cómo está destrozando el tejido de nuestra democracia en los días posteriores”.

El aumento de la información falsa que indicaba que a Biden se le había “rescindido” la victoria en Pensilvania surgió a pesar de que hay políticas más severas respecto a la información electoral falsa en Facebook, Twitter y YouTube.

En las últimas semanas, las empresas han etiquetado de manera agresiva el contenido engañoso en sus plataformas. El jueves pasado, Facebook incluso eliminó un grupo llamado “Stop the steal” debido a que se había organizado en torno a la deslegitimación del proceso electoral, algo que viola las reglas de Facebook.

El martes, las plataformas habían etiquetado muchas de las publicaciones que contienen información falsa sobre la “derrota” de Biden en Pensilvania. Pero han seguido propagándose.

Rudy Giuliani. REUTERS/Eduardo Munoz
Rudy Giuliani. REUTERS/Eduardo Munoz

YouTube advirtió que el video viral señalado por el Times, que ya fue etiquetado, no viola su política de prácticas engañosas, que prohíbe engañar a los espectadores sobre cómo votar pero no expresar opiniones sobre el resultado de la elección. Twitter etiquetó tuits específicos y dijo que seguiría etiquetando tuits sobre la integridad del proceso electoral. Facebook no respondió de inmediato a un pedido de comentario.

Nina Jankowicz, analista de desinformación en el Wilson Center —un laboratorio de ideas independiente—, dijo que quienes cuestionan los resultados de la elección enmarcaban sus argumentos como en apoyo a la democracia. Pero, dijo, en realidad solo apoyaban al presidente Trump y sus aliados.

Es en detrimento de nuestra democracia engañar al pueblo estadounidense sobre el proceso democrático y crear una desconfianza en torno a nuestras instituciones que permanecerá mucho después de que haya concluido este ciclo electoral”, dijo Jankowicz.

Melissa Ryan, directora ejecutiva de Card Strategies —una consultora que investiga la desinformación—, dijo que esperaba que la desinformación continúe mientras la campaña de Trump “siga vendiendo la ficción de que Trump realmente ganó las elecciones”.

“Debido a que los hechos no están del lado de Trump, su campaña solo cuenta con conspiraciones y desinformación para argumentar”, dijo Ryan.

*c. 2020 The New York Times Company

MAS NOTICIAS