El exclusivo Rolls-Royce que utilizó Carlos III para llegar al Palacio de Buckingham

Era uno de los autos favoritos de la Reina Isabel II, su madre. Está en la flota de la corona británica desde hace 45 años. Los detalles

El rey Carlos III y la reina consorte, Camila, utilizaron este Rolls-Royce de 1977 para su primer viaje este viernes al Palacio de Buckingham. (REUTERS/Andrew Couldridge)
El rey Carlos III y la reina consorte, Camila, utilizaron este Rolls-Royce de 1977 para su primer viaje este viernes al Palacio de Buckingham. (REUTERS/Andrew Couldridge)

El viaje entre la residencia de descanso real de Balmoral en Escocia, y el Palacio de Buckingham en Londres, fue en avión. Pero una vez en la capital inglesa, el Rey Carlos III y su esposa, Camila, la reina consorte fue en uno de los autos favoritos de su madre, la reina Isabel II de Inglaterra.

Se trata de un Rolls-Royce Phantom VI de 1977 que fue obsequiado a la reina para su Jubileo de plata, es decir los 25 años en la corona inglesa. A ese auto se lo conoció como el Tea Silver Jubilee Car, tiene pintura bitono con techo negro y carrocería de color granate.

El Rolls-Royce Phantom VI de 1977 fue conocido como el Tea Silver Jubilee Car
El Rolls-Royce Phantom VI de 1977 fue conocido como el Tea Silver Jubilee Car

Técnicamente, el automóvil pertenece a la serie de los high roof (techo alto), autos que se construyen para personalidades como la realeza, y no fue el primero de los Rolls-Royce de esa especificación que tuvo la flota de autos de la corona británica. Un Phantom IV State Laudalette de 1953 es el que encabeza la lista, seguido por otro Phantom V State Limousine en 1960.

El Tea Silver Jubilee tiene un motor V8 de 6.2 litros de cilindrada capaz de entregar 170 CV de potencia, para un auto con caja de cambios automática y tracción trasera. Pero más allá de las especificaciones técnicas, lo que tiene es un historial que no pasa desapercibido para la familia real.

En diciembre de 2010, una manifestación estudiantil atacó al por entonces príncipe Carlos y su esposa en el centro de Londres, salpicándolo con pintura blanca y rompiendo incluso una de las ventanillas trasera del lado izquierdo.

Este auto fue utlizado también para llevar a Kate a su casamiento con el príncipe William en 2011
Este auto fue utlizado también para llevar a Kate a su casamiento con el príncipe William en 2011

Sin embargo, apenas 4 meses después, el mismo auto fue el elegido para llevar a Kate Middleton a su boda con el príncipe William en la Abadía de Westminster. El auto fue repintado completamente conservando el mismo color para la ocasión.

No todos los Rolls-Royce que tuvo la casa real se mantuvieron en la flota de autos de la corona, ocho de ellos fueron subastados en septiembre de 2018, pero el Tea Silver Juilee Car quedó en poder de la familia hasta estos días. Si bien es difícil saber su valor exacto, quienes conocen de autos reales estiman que su precio podría haber sido de unas 170.000 libras al momento de recibirlo en 1977. Naturalmente, después del significado que adquirió esa cifra puede resultar incluso irrisoria si algún día se decidiera poner en subasta.

La reina Isabel II en el Rolls-Royce Phantom V que le obsequiaron para festejar su jubileo de los 25 años en la corona
La reina Isabel II en el Rolls-Royce Phantom V que le obsequiaron para festejar su jubileo de los 25 años en la corona

El automóvil de la colección familiar que más parece gustar a Carlos III no es un Rolls-Royce, ni tampoco un Bentley, marca británica que ha tenido y tiene una fuerte presencia de modelos en la flota real. El vehículo inglés que suele utilizar para traslados personales es un Aston Martin BD6 descapotable de color azul, y una de las razones para su elección, es que ese modelo fue elegido por su madre especialmente para su sucesor.

Pero el protocolo inglés, aunque asumir el reinado implica necesariamente que quién hereda la responsabilidad de la corona lo hace por la muerte de su madre, requería otro tipo de formalidad. El Tea Silver Jubilee Car, con su historia y elegancia, es un vehículo mucho más acorde a las circunstancias para el nuevo rey de Inglaterra.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR