¿Podría ser el caso del Reino Unido el ejemplo del inicio del fin de la pandemia?

El país experimenta disminuciones de contagios, a pesar de que los científicos del gobierno predijeran que las infecciones podrían llegar a las 100.000 por día. Sin estar fuera de peligro, las vacunas estarían cambiando la ecuación sanitaria

Octubre: Podría el Reino comenzar a "mirar hacia atrás' a la pandemia, dice un destacado científico del Imperial College.
Octubre: Podría el Reino comenzar a "mirar hacia atrás' a la pandemia, dice un destacado científico del Imperial College.

Los pronósticos han sido tan erráticos que incluso los principales expertos no tienen una única explicación acerca de los motivos para la caída diaria de casos en el Reino Unido. Lo cierto es que los contagios de COVID-19 han disminuido en los últimos siete días, lo que ha llevado a sugerir una variedad de factores sobre lo que hay detrás.

En el último informe, se ha destacado que el país ha registrado 23.511 nuevas infecciones, dejando incluso al Reino Unido ahora con cifras por debajo de Francia, que ha presentado 26.871.

Estos datos han llevado a un optimismo cauteloso entre ministros y científicos, a pesar de un aumento en las muertes a 131. Incluso a revisar la hoja de ruta de la pandemia para los próximos meses.

El profesor Neil Ferguson, un miembro destacado del Grupo Asesor Científico para Emergencias (SAGE), confesó que no estaba seguro de si su predicción de 100.000 casos diarios se cumpliría.

“No estamos completamente fuera de peligro, pero la ecuación ha cambiado fundamentalmente. El efecto de las vacunas está reduciendo enormemente el riesgo de hospitalizaciones y muerte”, dijo a la prensa británica.

La política del gobierno británico hacia la pandemia ha dependido en gran medida del modelo de un equipo del Imperial College de Londres dirigido por el epidemiólogo Ferguson, como miembro del organismo científico asesor.

La incógnita sigue siendo el resultado de la eficacia de la inmunización de la vacunas. Hasta ahora el 70 por ciento de los adultos del Reino Unido ha recibido ambass dosis, lo que estaría ralentizando la virulencia de la ola de la variante Delta.

Las afirmaciones del reconocido modelador, cuyas previsiones condujeron al primer bloqueo en marzo de 2020, fueron algo mas allá: Estoy seguro de que, a finales de septiembre u octubre, estaremos mirando hacia atrás en la mayor parte de la pandemia”

“Tendremos al coronavirus con nosotros, todavía tendremos personas muriendo a causa del COVID, pero habremos puesto la mayor parte de la pandemia detrás de nosotros“, manifestó en declaraciones a la BBC.

El profesor Neil Ferguson, cuyo modelo condujo al primer bloqueo en marzo de 2020, dijo que aún se necesita precaución, pero los casos se están "estancando".
El profesor Neil Ferguson, cuyo modelo condujo al primer bloqueo en marzo de 2020, dijo que aún se necesita precaución, pero los casos se están "estancando".

Para los expertos, una explicación es que los modelos son incorrectos, o más bien no tenía suficientemente en cuenta algunos de los cambios que se estaban produciendo en la sociedad, entre ellos la alta proporción de personas con anticuerpos contra el virus.

Otros argumentos

Los comentarios alentadores se producen contrariando los adelantos de las autoridades del Servicio Nacional de Salud (NHS), quienes advirtieron que la situación es tan estresante ahora como en el apogeo de la pandemia en enero, pero que además podrán empeorar antes de mejorar.

Mike Tildesley, profesor de modelado de enfermedades infecciosas en la Universidad de Warwick, tiene otra lectura de lo que ocurre. Para el científico la reciente disminución está relacionada a la menor disponibilidad de las personas a hacerse una prueba antes de las vacaciones de verano.

El profesor, miembro del grupo de modelado científico Spi-M, sumó como explicación que, debido a que las escuelas en Inglaterra cerraron la semana pasada, no hay alumnos de secundaria que realicen pruebas de flujo lateral con regularidad y, por lo tanto, no necesariamente estamos detectando tantos casos en personas más jóvenes.

Los comentarios alentadores se producen contrariando los adelantos de las autoridades del Servicio Nacional de Salud (NHS), quienes advirtieron que la situación es tan estresante ahora como en el apogeo de la pandemia en enero, pero que además podrán empeorar antes de mejorar.
Los comentarios alentadores se producen contrariando los adelantos de las autoridades del Servicio Nacional de Salud (NHS), quienes advirtieron que la situación es tan estresante ahora como en el apogeo de la pandemia en enero, pero que además podrán empeorar antes de mejorar.

Para desterrar estos debates, las autoridades miran diariamente lo que ocurre en los hospitales. Las admisiones a centros sanitarios es el barómetro de esta nueva ola. Para Tildesley, “si comenzamos a ver que disminuyen el próximo mes, entonces “tendríamos evidencia mucho más sólida para sugerir que esta ola está comenzando a cambiar”.

Al momento, algo más de 5.000 pacientes están hospitalizados con COVID-19 en Inglaterra. Esto es un 33% más en 7 días y el más alto desde el 18 de marzo, pero aún muy por debajo de los niveles observados en la segunda ola de la pandemia. Las cifras además están relacionadas al pico pasado de contagios de esta nueva ola, explican las autoridades.

Más de la mitad de las admisiones hospitalarias por coronavirus son pacientes que solo dieron positivo más tarde, informó el Daily Telegraph, citando datos filtrados.

Con previsiones encontradas, el gobierno, no obstante, piensa eliminar las restricciones para las personas completamente vacunadas y reabrirá sus fronteras a los viajeros europeos y estadounidenses a partir del próximo mes.

Boris Johnson ha decidido que, a partir del 16 de agosto , no se requerirá que aquellos que hayan sido completamente vacunados se realicen una prueba si entran en contacto con alguien con Covid a menos que tengan síntomas.

Italia monitorea la eficacia de las vacunas

Un estudio del Instituto Superior de Sanidad concluye que casi 99 de cada 100 decesos por COVID desde febrero pasado, era en personas que no habían completado el ciclo de vacunación. Además, entre quienes lo habían completado, se detectó que hay una edad promedio más alta y un número promedio de enfermedades previas mayor que la media.

Un informe del Instituto Superior de Sanidad de Italia, desde febrero, 99 fallecidos por Covid 19 de cada 100 no habían completado el ciclo de vacunación.
Un informe del Instituto Superior de Sanidad de Italia, desde febrero, 99 fallecidos por Covid 19 de cada 100 no habían completado el ciclo de vacunación.

Esto fue confirmado por un estudio contenido en el informe periódico sobre muertes del prestigioso Instituto, y publicado por el diario La Stampa. Hasta el 21 de julio, fecha de cierre del trabajo, hubo 423 muertes positivas al SARS-COV-2 en personas vacunadas con un “ciclo de vacunación completo” y que representaron el 1.2% de todas las muertes por coronavirus ocurridas desde el pasado 1 de febrero.

En comparación con la totalidad de defunciones para las que se analizaron las historias clínicas, en la muestra de fallecidos con “ciclo completo de vacunación” la edad media es decididamente alta (88,6 frente a 80 años). Además, el número medio de patologías observadas en este grupo de defunciones es de 5,0, muy superior a las defunciones en la población general (3,7).

Después de la insuficiencia respiratoria aguda, las sobreinfecciones son las complicaciones más comunes en las personas que han fallecido con un ciclo de vacunación completo.

La otra preocupación

Una carta de los proveedores del Servicio Nacional de Salud británica (NHS), que representa los fideicomisos hospitalarios, citó un retraso en la atención en los hospitales, el aumento de las admisiones de COVID, los casos de COVID prolongado y las personas que sufren de mala salud mental.

Para los expertos podría haber un corrimiento en el curso de la pandemia. Tomar las decisiones correctas, por parte de las autoridades, además repercutirá en el repunte de la situación financiera.

La huella podría ser convivir con promedios altos de contagios, presión sobre la primera línea de las guardias sanitarias, y una situación constante, estresante, pero menos críticas en cuidados intensivos. Finalmente, las vacunas estarian mostrando su eficacia también reduciendo las muertes.

SEGUIR LEYENDO: