Cómo el COVID-19 cambió lo que se valora de una pareja

El miedo creciente a la soledad se contrapone a una selectividad más puntillosa al elegir un compañero. Creció la preferencia por vínculos más estables y comprometidos

Un estudio analizó las preferencias y la selectividad de las personas en las citas en una muestra multinacional de casi 700 personas que eran solteras o salían casualmente (Getty Images)
Un estudio analizó las preferencias y la selectividad de las personas en las citas en una muestra multinacional de casi 700 personas que eran solteras o salían casualmente (Getty Images)

La pandemia, entre muchos otros conflictos, ha sido testigo de un gran impacto en el mundo de las citas. Las restricciones sobre quedarse en casa han hecho que sea más difícil reunirse con parejas potenciales, e incluso cuando es posible hacerlo, el riesgo de contraer COVID sigue apareciendo. Pero no son solo los aspectos prácticos de las citas han cambiado: psicológicamente, las personas también lo han hecho a la hora de buscar en una pareja.

Los cines, restaurantes y pubs están o estuvieron totalmente cerrados o limitados como parte de las medidas para frenar la propagación del COVID-19. En ese contexto, los solteros -o quienes viven solos- suelen permanecer en sus casas durante mucho tiempo, sin compañía alguna.

Uno de los pocos lugares que siempre permanecieron abiertos son los supermercados. Como un modo de mitigar la experiencia negativa, una filial de Edeka en Volkach, en Baviera, Alemania, invitó durante toda la pandemia a los compradores a coquetear en el recinto -con mascarillas- y los anima a hacer “compras de solteros” durante los viernes por la noche.

El toque de queda y las restricciones de contacto no facilitaban la búsqueda de pareja “, afirmó el subdirector de la tienda, Steven Schellhorn. Todos los viernes, a la entrada del recinto, entre las 18:00 y las 20:00 horas, los solteros pueden tomar un corazón de papel, escribirle un número y pegarlo en su pecho.Una vez que una persona considera atractiva a otra entre los estantes, se la puede llamar a la caja por su número -que se escribió en el corazón de la entrada- o se puede dejar el propio número de teléfono o un mensaje.

La pandemia, entre muchos otros conflictos, ha sido testigo de un gran impacto en el mundo de las citas (Reuters)
La pandemia, entre muchos otros conflictos, ha sido testigo de un gran impacto en el mundo de las citas (Reuters)

Las investigaciones en torno a cómo se eligen las personas en este tiempo y las dificultades de relación no se detuvieron. Un reciente documento de la Universidad de Austin, Texas, analizó las preferencias y la selectividad de las personas en las citas en una muestra multinacional de casi 700 personas que eran solteras o salían casualmente entre abril y mayo del año pasado. A pesar de la variabilidad en las restricciones de COVID en este momento, la mayoría de las personas informaron que se estaba recomendando alguna forma de distanciamiento social en su área local. Se les preguntó a los participantes qué tan preocupados estaban por la pandemia de COVID, cuánto miedo tenían de estar solteros y hasta qué punto creían que sus preferencias en relación con la pareja habían cambiado desde el comienzo de la pandemia. Los autores también controlaron la aversión general al riesgo de los participantes, para asegurarse de que los cambios informados fueran específicos de las preocupaciones sobre el COVID y no de las personas que toman riesgos o se preocupan en general.

Quererte siempre

Las personas que estaban más preocupadas por el COVID durante la primera ola de la pandemia informaron un mayor temor a estar solteras en comparación con las que tenían menos preocupaciones. También creían que la estabilidad de la pareja y el compromiso familiar eran rasgos aún más importantes en una pareja potencial que antes de que comenzara la pandemia de COVID. Estas preferencias parecían estar relacionadas con el miedo relativamente mayor a ser soltero que informaron las personas con gran preocupación por el coronavirus.

Por el contrario, aunque las personas que estaban más preocupadas por el contagio, también creían que el atractivo físico y social eran más importantes ahora que antes, esto no se vinculaba a su miedo a estar solteros. En general, este documento sugiere que, aunque el miedo a estar solo a menudo se asocia con personas que reducen sus estándares de citas, las personas que estaban más preocupadas por COVID en realidad se estaban volviendo más selectivas, al menos en comparación con lo que pensaban que sus estándares eran anteriores a la pandemia.

Es más probable que una pareja comprometida sea firme en la relación y menos posible que la abandone por otra persona (Reuters)
Es más probable que una pareja comprometida sea firme en la relación y menos posible que la abandone por otra persona (Reuters)

Una posibilidad que podría ayudar a explicar por qué las personas más preocupadas por COVID dieron mayor importancia a la estabilidad de la pareja y el compromiso familiar que antes de que comenzara la pandemia es que ésta “haya aumentado la importancia de contar con una red de apoyo sólida y confiable -analiza Cassandra Alexopoulos, especialista en vínculos de pareja de la Universidad de Massachusetts-. Es más probable que una pareja comprometida sea firme en la relación y menos posible que la abandone por otra persona. También son mejores para controlarse a sí mismos y comportarse de manera menos agresiva, lo que puede ser muy importante cuando comparten espacios reducidos durante los períodos de refugio en el hogar”.

Las preferencias por parejas más atractivas también son consistentes con una respuesta psicológica a la incertidumbre ambiental. Las teorías evolutivas de los comportamientos en las citas sugieren que la preferencia por el atractivo surge de la necesidad de elegir una pareja que ayude a producir una descendencia saludable que mantenga vivo su legado genético. “Por lo tanto, tiene sentido que las personas que están más preocupadas por el COVID sean más propensas a priorizar los rasgos que indican si alguien es saludable, de que está sano, aunque el atractivo no sea garantía de que no tenga COVID”, analiza la especialista.

Miedo a perder oportunidades

Esto significa que a medida que se aflojan las restricciones de bloqueo y las vacunas hacen que los encuentros en persona sean más seguros, es probable que las preferencias de pareja también cambien (Reuters)
Esto significa que a medida que se aflojan las restricciones de bloqueo y las vacunas hacen que los encuentros en persona sean más seguros, es probable que las preferencias de pareja también cambien (Reuters)

Los hallazgos de este estudio sugieren que las diferentes preferencias de pareja, o al menos las percepciones de las personas sobre sus preferencias, pueden deberse a diferentes necesidades psicológicas o presiones ambientales. Esto significa que a medida que se aflojan las restricciones de bloqueo y las vacunas hacen que los encuentros en persona sean más seguros, es probable que las preferencias de pareja también cambien.

Menos restricciones de distanciamiento social e incluso la promesa de un país completamente reabierto a tiempo podrían significar que las personas estarán menos preocupadas por el COVID y se centrarán más en encontrar a alguien que comparta el mismo deseo de saborear cada momento. “Alternativamente -para Alexopoulos-, otras personas pueden sentirse aprensivas por el final del encierro y podrían continuar buscando una pareja comprometida que comparta sus valores y prioridades”. Lo que está claro es que las preferencias de pareja son más subjetivas de lo que las personas necesariamente se dan cuenta y pueden verse afectadas por diferentes tipos de necesidades e incertidumbres.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR