Los gigantes de la moda son “malos alumnos” en el desarrollo de prendas sustentables, según un informe

Muchos grandes conglomerados de lujo, marcas de fast fashion y firmas deportivas no alcanzan ni la mitad del puntaje sobre 100 del informe de sustentabilidad llevado a cabo por Business of Fashion

La sustentabilidad y la moda deberían ir de la mano. Sin embargo, todavía no sucede. Los gigantes de la moda tienen problemas para cumplir con sus compromisos medioambientales, de acuerdo a un informe publicado por el sitio especializado Business of Fashion, que lamenta la brecha entre la prédica y los hechos.

El estudio, redactado por un grupo de expertos internacionales independientes, establece el “índice de desarrollo sostenible” de 15 marcas que incluye, cinco del sector del lujo, entre ellos los grupos, Kering y LVMH, cinco grandes marcas (H&M, Levi Strauss, Gap entre otras) y cinco de ropa deportiva, entre los cuales están Nike y Adidas.

Este informe es el primero de una serie de análisis apoyados en los ‘índices de sustentabilidad’ que Business of Fashion publicará antes de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático en Glasgow (Escocia), en noviembre de 2021.

Son evaluados en seis aspectos: transparencia, emisiones de CO2, utilización del agua y productos químicos, materiales, los derechos de los trabajadores y tratamiento de desechos (Reuters)
Son evaluados en seis aspectos: transparencia, emisiones de CO2, utilización del agua y productos químicos, materiales, los derechos de los trabajadores y tratamiento de desechos (Reuters)

“Con menos de 10 años para alcanzar el objetivo global en materia de clima y de desarrollo sostenible, el tiempo se agota y ya no es suficiente con declarar una intención de cambio”, subraya el estudio.

Dichos grupos y marcas son evaluados en seis aspectos: transparencia, emisiones de CO2, utilización del agua y productos químicos, materiales, los derechos de los trabajadores y tratamiento de desechos.

Sin embargo, ninguna empresa alcanza más de 50 sobre 100 en este ránking, y además el holding suizo Richemont (Chloé, Ralph Lauren), la japonesa Fast Retailing (Uniqlo, Princesse Tam Tam) y el grupo estadounidense Under Armour tuvieron puntuaciones inferiores a 25.

Asimismo, consultados por la AFP, Richemont (con un puntaje de 14 sobre 100) y Under Armour (9) no quisieron responder tras los resultados, en cambio, ‘los mejores alumnos’ son Kering (Gucci, Saint Laurent) y Nike, que obtuvieron 49 y 47/100, respectivamente.

"El tiempo se agota y ya no es suficiente con declarar una intención de cambio”, indica el estudio (REUTERS)
"El tiempo se agota y ya no es suficiente con declarar una intención de cambio”, indica el estudio (REUTERS)

“Entre las grandes empresas de la moda, muchas aún no saben o no revelan de dónde provienen sus productos, y cuanto más abajo se encuentra la cadena de suministros, las cosas son más opacas”, señala el informe.”Esto abre la vía a la explotación y las violaciones de los derechos humanos, y crea dificultades para medir el impacto medioambiental de la industria”, advierte.

“Las prácticas de trabajo opacas y las definiciones borrosas de lo que constituye un ‘buen’ progreso complican aún más las cosas, creando una imagen confusa de dónde se encuentra la industria y qué pasos se requieren para que se arregle”, aporta el informe de sustentabilidad del BOF.

La jefa de sostenibilidad de Kering, Marie-Claire Daveu, dijo que la compañía estaba orgullosa del reconocimiento otorgado por Business of Fashion. Cuando se le preguntó sobre el hecho de que el informe destacaba que todas las empresas no cumplían los objetivos, reconoció que la sostenibilidad era un “viaje largo e interminable”.

Por su parte, desde Adidas dijeron que estaban trabajando en estrecha colaboración con sus socios para lograr la neutralidad climática en sus operaciones para 2025 y en todas sus cadenas de suministro para 2050.

SEGUIR LEYENDO: