COVID-19: sigue el debate entre los expertos del mundo acerca de si pueden contagiar los vacunados

Qué dicen los CDC de Estados Unidos, y por qué aún se requieren más estudios sobre el tema

“Es posible que algunas personas que están completamente vacunadas puedan contraer COVID-19. La evidencia no está clara si pueden transmitir el virus a otras personas. Seguimos evaluando la evidencia“, dijeron los CDC EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo
“Es posible que algunas personas que están completamente vacunadas puedan contraer COVID-19. La evidencia no está clara si pueden transmitir el virus a otras personas. Seguimos evaluando la evidencia“, dijeron los CDC EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo

Hace tan sólo algunos días, en una declaración que despertó interés global, la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, había celebrado el hecho de que quienes han sido vacunados contra el COVID-19, en gran parte, “no son portadores del virus”. Pero ante las dudas que despertó tal afirmación entre la comunidad científica, los CDC hicieron algunas aclaraciones.

“La doctora Walensky ser refirió de manera general durante la entrevista con NBC“, dijo un portavoz del CDC a The New York Times. “Es posible que algunas personas que están completamente vacunadas puedan contraer COVID-19. La evidencia no está clara si pueden transmitir el virus a otras personas. Seguimos evaluando la evidencia“.

La agencia respondió, con ese comentario, a las críticas de los científicos que señalaron que la investigación actual estaba lejos de ser suficiente para afirmar que las personas vacunadas no pueden propagar el virus.

Paul Duprex, director del Centro de Investigación de Vacunas de la Universidad de Pittsburgh, afirmó al medio estadounidense que “es mucho más difícil para las personas vacunadas infectarse, pero no hay que pensar ni por un segundo que no pueden infectarse”. La transmisión desde personas vacunadas a no vacunadas es poco probable, pero los comentarios de Walensky sugerían una protección completa.

Declaraciones Rochelle Walensky

La doctora Rochelle Walensky le había dicho a Rachel Maddow de MSNBC: “Nuestros datos de los CDC de hoy sugieren que las personas vacunadas no son portadoras del virus” ni se enferman. “No se trata solo de los ensayos clínicos, sino también de los datos del mundo real”, añadió.

Walensky enfatizó la importancia de continuar usando mascarillas, por ejemplo, incluso para las personas vacunadas, pero su breve comentario fue ampliamente interpretado como que las vacunas ofrecían una protección completa contra la infección o la transmisión.

El infectólogo jefe de la Casa Blanca, Anthony Fauci, había ya señalado que dentro de los próximos meses habrá que responder una pregunta muy importante: si las personas vacunadas se infectan asintomáticamente y, si lo hacen, si transmiten la infección a otras personas.

Todas las vacunas aprobadas tienen un éxito probado en la prevención de casos graves y muertes por COVID-19, pero todavía no está tan claro qué tan bien previenen la infección.

Las vacunas pueden provocar dos tipos principales de inmunidad. Por un lado, la “inmunidad efectiva”, que puede evitar que un patógeno cause una enfermedad grave, pero no puede evitar que ingrese al cuerpo o haga más copias de sí mismo. Y por el otro, la “inmunidad esterilizante”, que sí puede impedir la infección e incluso prevenir casos asintomáticos. Lo ideal es que una vacuna logre producir inmunidad esterilizante.

Todas las vacunas aprobadas tienen un éxito probado en la prevención de casos graves y muertes por COVID-19, pero todavía no está tan claro qué tan bien previenen la infección REUTERS/Matias Baglietto
Todas las vacunas aprobadas tienen un éxito probado en la prevención de casos graves y muertes por COVID-19, pero todavía no está tan claro qué tan bien previenen la infección REUTERS/Matias Baglietto

¿Cuál de estos dos tipos de inmunidad proporcionan las vacunas contra el COVID-19? Los especialistas advierten que todavía no podemos saberlo. Hasta el momento, la eficacia de las vacunas se ha medido por su capacidad de prevenir el desarrollo de síntomas, pero aún no hay datos suficientes para saber si también son capaces de evitar la infección.

“La vacuna protege contra las formas graves de la enfermedad. No evita al 100% el contagio. Por eso decimos que la vacuna es un elemento más de la protección contra el virus y debemos seguir cuidándonos”, manifestó consultado por este medio el infectólogo Lautaro de Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

Para Bill Moss, pediatra y profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg en Baltimore, una vez que la población se haya vacunado por completo, lo que significa que ha recibido ambas dosis de la vacuna y esperado dos semanas después de la segunda dosis, debe tomar las mismas precauciones, como el uso de barbijo y distanciamiento social en público. “No hay nada diferente que la gente debería estar haciendo ahora que nos empezamos a vacunar”, dijo el especialista.

“No hay nada diferente que la gente debería estar haciendo ahora que nos empezamos a vacunar”, dicen los expertos EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo
“No hay nada diferente que la gente debería estar haciendo ahora que nos empezamos a vacunar”, dicen los expertos EFE/EPA/JUSTIN LANE/Archivo

“Las vacunas importan más cuando una parte importante de la población las recibe”, subrayó Andrew Heinrich, profesor de la Escuela de Salud Pública de Yale en New Haven, Connecticut. “Es una escala un poco logarítmica y (a medida que más personas se vacunan) los beneficios comienzan a aumentar enormemente. Lo mejor que podemos hacer para que las vacunas sean efectivas es vacunar a la mayor cantidad de personas a medida que sean elegibles”.

Según Heinrich, el “jurado aún está deliberando” sobre si puede portar y propagar COVID-19 después de ser vacunado, pero algunos estudios sobre el tema parecen ofrecer optimismo.

El doctor Anthony Fauc dijo durante una sesión informativa del equipo de respuesta al coronavirus en la Casa Blanca que los primeros estudios “apuntan en una dirección muy favorable”. Sin embargo, serán necesarios más estudios sobre el tema.

Por ahora, los expertos en salud pública todavía están aconsejando que las personas usen máscaras y sigan alejándose socialmente, incluso después de haber sido vacunadas, para asegurarse de que no transmitan el virus a quienes aún no están vacunados.

SEGUIR LEYENDO: