Según una encuesta, el 40% de los argentinos aumentó de peso en el último año

El país se ubicó en el puesto número 5 en un ranking donde se analizaron la alimentación y el ejercicio físico de las personas

El dr Cormillot nos comparte tips para una vida saludable

Los argentinos engordaron bastante durante la cuarentena producto de la incertidumbre, aburrimiento, tensión nerviosa, y muchas otras razones.

La encuestadora IPSOS hizo un relevamiento y llegó a la conclusión de que Argentina está en el puesto número 5 de los que más engordaron de América Latina y tercero entre los que más kilos subieron.

El estudio realizado en 30 países del mundo analizó diversos factores relacionados a los efectos que tuvieron la alimentación y el ejercicio físico en la salud de las personas durante la pandemia del coronavirus.

El sondeo reflejó que un 40% de los argentinos encuestados dice haber subido de peso durante la pandemia, superando el promedio mundial por 9 puntos (31%) y posicionándose como el quinto país con porcentaje más alto en este tópico, sólo superado por Brasil, Chile, Turquía y Sudáfrica. Por contraparte, sólo un 23% de los encuestados nacionales dice haber tenido una disminución en su peso durante el confinamiento.

El 40% de los argentinos subió de peso, y sólo un  23% de los encuestados nacionales dice haber tenido una disminución en su peso durante el confinamiento.(Shutterstock)
El 40% de los argentinos subió de peso, y sólo un 23% de los encuestados nacionales dice haber tenido una disminución en su peso durante el confinamiento.(Shutterstock)

En todos los países, el aumento de peso promedio declarado entre los que dijeron haber aumentado de peso durante la pandemia de COVID-19 fue de 6,1 kilogramos. Para Argentina, ese promedio fue de 7,5 kilos, quedando por debajo de México y Arabia Saudita únicamente.

Chile lidera el ranking de los países que más bajó su actividad deportiva durante la pandemia donde un 33% de los consultados dice haber disminuido el ejercicio, superando el promedio mundial (23%). En Argentina el porcentaje es 28%.

Los argentinos también figuran altos en el ranking al momento de hablar sobre iniciación del consumo de cigarrillo, en el cual un 5% de los encuestados dice haber comenzando con el hábito en pandemia, superando el promedio mundial (3%).

A nivel mundial, los alimentos saludables más baratos son la iniciativa más importante que los gobiernos y las empresas podrían hacer para reducir la pérdida de peso tanto entre los que intentan perder peso como entre los que no. Más acceso a espacios públicos e instalaciones para hacer ejercicio también se encuentran en el top 3.

Más de la mitad de la población mundial preferiría hacer más ejercicio y/o comer de forma más saludable, pero no hacer dieta como las acciones que tomaría al intentar perder peso. Sin embargo, desde el punto de vista dietético, el azúcar se considera el principal componente que la gente buscaría reducir o eliminar para ayudar a perder peso.

La SAN  arrojó que seis de cada 10 argentinos (62,2%) engordaron durante la pandemia y, en la mayoría de ellos (78,6%), la ganancia referida fue menor a tres kilos (Shutterstock)
La SAN arrojó que seis de cada 10 argentinos (62,2%) engordaron durante la pandemia y, en la mayoría de ellos (78,6%), la ganancia referida fue menor a tres kilos (Shutterstock)

Asimismo, otro estudio de la SAN (Sociedad Argenitna de Nutrición) arrojó que seis de cada 10 argentinos (62,2%) engordaron durante la pandemia y, en la mayoría de ellos (78,6%), la ganancia referida fue menor a tres kilos En relación a si el incremento de peso se debió al aumento en la ingesta de alimentos y/ o bebidas o a la disminución de la actividad física, seis de cada 10 personas indicaron ambas causas.

De acuerdo al estudio, realizado sobre la base de una encuesta a 5.635 personas en los primeros 45 días de aislamiento, quienes ya tenían exceso de peso engordaron más que los que no lo tenían antes del comienzo de la cuarentena.

“Es preocupante que las personas que refirieron haber ganado más peso fueron aquellas que mencionaron haber tenido exceso de peso al inicio del aislamiento. Si consideramos a las personas que mencionaron tener exceso de peso previo, el 66,5% informó haber ganado peso”, detalla el artículo.

El 69,2% de los encuestados se reconoció comiendo ante una o más de las seis emociones investigadas: ansiedad (50,6%), aburrimiento (39,6%), tristeza (8,4%), enojo (7,4%), cansancio (7%) y soledad (5,2%), de acuerdo al informe elaborado por la SAN.

La ganancia de peso entre los que identificaron comer ante emociones fue del 73,7%, muy superior al 42,6% de los que engordaron sin haber reconocido ingesta como respuesta a emociones. En este aspecto, comer en respuesta a emociones se evidenció como un factor de riesgo para la ganancia de peso durante el aislamiento.

*El doctor Alberto Cormillot es un reconocido médico argentino especialista en obesidad, educador para la salud, escritor y conferencista. Fundó y dirige la Clínica de Nutrición y Salud que lleva su nombre, Dieta Club, la Fundación ALCO (Anónimos Luchadores Contra la Obesidad) y el Instituto Argentino de Nutrición, desde donde asesora a industrias para la elaboración de productos dietéticos y saludables.

Realización: Melanie Flood / Producción: Macarena Sánchez

SEGUIR LEYENDO: