Estoy vacunado contra el coronavirus, ¿me sigo cuidando igual?

El CDC de Estados Unidos relajó medidas de prevención para los vacunados. Pero los expertos advierten que los vacunados deben seguir usando barbijos porque podrían tener la infección sin síntomas y transmitirla a otros

En los Estados Unidos, ya se administraron más de 2,6 millones de dosis de vacunas COVID-19. El organismo federal CDC considera que los ya vacunados pueden reunirse de manera segura con otras -aunque no estén vacunadas- en interiores sin la necesidad de usar mascarilla o respetar la sana distancia. REUTERS
En los Estados Unidos, ya se administraron más de 2,6 millones de dosis de vacunas COVID-19. El organismo federal CDC considera que los ya vacunados pueden reunirse de manera segura con otras -aunque no estén vacunadas- en interiores sin la necesidad de usar mascarilla o respetar la sana distancia. REUTERS

La emergencia de salud pública por el coronavirus llevó al desarrollo frenético de vacunas eficaces y seguras en menos de un año en un mundo –especialmente Occidente– que tuvo que aprender a vivir con barbijo, distanciamiento, aislamientos individuales y confinamientos masivos. Ahora, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) relajaron un poco las medidas de prevención para las personas ya vacunadas contra el coronavirus. Dice que si recibieron las dosis correspondientes ya se pueden reunir en lugares cerrados sin barbijo. En cambio, lo deben seguir usando cuando están en lugares públicos. Sin embargo, hay expertos que sostienen que es demasiado prematuro y que las medidas dependen también del avance de la vacunación en cada país.

En América Latina, la situación de la vacunación es diferente, y expertos locales consideran que las medidas de prevención para las personas ya vacunadas deben seguir siendo las mismas. “Por ahora la recomendación para las personas vacunadas no cambió. Sigue siguiendo igual a las no vacunadas. Esto se debe a que aún estamos en el inicio de la vacunación”, aclaró a Infobae Florencia Cahn, infectóloga y presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología. “Las recomendaciones en los cuidados de prevención para COVID-19 no tienen solamente que ver con la vacuna –subrayó–. La vacuna puede prevenir la enfermedad o también las formas graves. Por lo cual, los vacunados podrían adquirir la infección, ser asintomáticos y transmitir el virus a otras personas, aunque ellos no se enfermen”.

En la Argentina, aún la campaña de vacunación está en la etapa inicial. Los ya vacunados deben seguir usando el barbijo en lugares cerrados, porque podrían igualmente infectarse, convertirse en asintomáticos y contagiar a otras personas que aún no están inmunizadas, según la Sociedad Argentina de Vacunología (SAVE). Foto NA: 
JUAN VARGAS
En la Argentina, aún la campaña de vacunación está en la etapa inicial. Los ya vacunados deben seguir usando el barbijo en lugares cerrados, porque podrían igualmente infectarse, convertirse en asintomáticos y contagiar a otras personas que aún no están inmunizadas, según la Sociedad Argentina de Vacunología (SAVE). Foto NA: JUAN VARGAS

La guía de los CDC reconoce que la protección de la vacuna (incluyendo las dos dosis) no es inmediata y que aún hay muchas preguntas sin responder. “Las vacunas contra el COVID-19 son eficaces para protegerlo de la enfermedad. Al basarnos en lo que sabemos sobre las vacunas contra el COVID-19, las personas que han sido totalmente vacunadas pueden empezar a hacer algunas cosas que habían dejado de hacer a causa de la pandemia”, afirma la guía del CDC. Pero advierte: “Todavía estamos aprendiendo cómo las vacunas afectarán a la propagación del COVID-19. Una vez que te hayas vacunado completamente contra el COVID-19, debes seguir tomando precauciones en lugares públicos, como llevar una mascarilla, permanecer a 1,80 metros de distancia de los demás y evitar las multitudes y los espacios poco ventilados hasta que sepamos más”.

Los expertos del CDC señalan que la persona ya inmunizada ahora “puede reunirse en interiores con personas totalmente vacunadas sin usar mascarilla; puede reunirse en interiores con personas no vacunadas de otro hogar (por ejemplo, de visita con parientes que viven juntos) sin barbijos o mascarillas, a menos que alguna de esas personas o alguien con quienes vivan tenga un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19”. Además, especifica para la población de los Estados Unidos que ya fue vacunada, que “si ha estado cerca de alguien que tiene COVID-19, no es necesario que se mantenga alejado de los demás ni que se someta a pruebas a menos que tenga síntomas”.

A pesar de relajar las medidas para los vacunados, el organismo federal de EEUU admitió: “Todavía estamos aprendiendo cómo las vacunas afectarán a la propagación del COVID-19. Una vez que te hayas vacunado completamente contra el COVID-19, debes seguir tomando precauciones en los lugares públicos, como llevar mascarilla o barbijo, permanecer a 1,80 metros de distancia de los demás y evitar las aglomeraciones y los espacios poco ventilados hasta que sepamos más”. En EEUU solo están autorizadas las vacunas elaboradas por las empresas Pfizer-BioNTec, Moderna, y Johnson & Johnson/Janssen.

En la Argentina, el Ministerio de Salud de la Nación ya publicó tres manuales con recomendaciones sobre vacunas COVID-19. Se aclara que “la protección de la vacuna no es inmediata: la vacunación contempla una serie de 2 dosis y tomará de 1 a 2 semanas luego de la segunda dosis para considerar que la protección es adecuada.

Un trabajador de la salud aplica una dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el coronavirus producida por el Instituto Serum de India (SII), a un hombre mayor en un centro de vacunación en Buenos Aires, Argentina, el 22 de febrero de 2021. REUTERS/Agustin Marcarian
Un trabajador de la salud aplica una dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca contra el coronavirus producida por el Instituto Serum de India (SII), a un hombre mayor en un centro de vacunación en Buenos Aires, Argentina, el 22 de febrero de 2021. REUTERS/Agustin Marcarian

Ninguna vacuna es 100% efectiva (la enfermedad puede ocurrir, y si ocurre suele estar atenuada), dicen los manuales de Argentina. Dado que existe información limitada en relación a la efectividad de la vacuna en la población; su capacidad para reducir la enfermedad, la gravedad o (fundamentalmente) la transmisión; y a cuánto tiempo dura la protección que confiere, las personas vacunadas deben seguir respetando todas las pautas actuales de cuidado, para protegerse a sí mismos y a los demás”.

Los manuales de vacunación para COVID-19 recomiendan que los inmunizados deben “protegerse a sí mismos y a los demás”: Mantener la distancia de 2 metros con otras personas; usar barbijo casero al salir y en el trabajo; evitar reuniones en espacios cerrados, lavarse las manos con agua y jabón, no compartir el mate ni la vajilla; toser y estornudar en el pliegue del codo; ventilar los ambientes; y no tocarse la cara.

Infografía: Marcelo Regalado

SEGUIR LEYENDO: