AstraZeneca probará en humanos un tratamiento de anticuerpos de acción prolongada contra COVID-19

El laboratorio, que está desarrollando la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2, anunció en paralelo el avance clínico de una terapia médica nueva para aplicar en 6.000 personas ya infectadas y evitar que lleguen a un estado grave de la enfermedad

Además de la vacuna, AstraZeneca está desarrollando tratamientos médicos para implementar en pacientes que ya están infectados del nuevo coronavirus - EFE
Además de la vacuna, AstraZeneca está desarrollando tratamientos médicos para implementar en pacientes que ya están infectados del nuevo coronavirus - EFE

AstraZeneca es hoy conocido como el laboratorio que junto con la Universidad de Oxford están desarrollando una de las vacunas más avanzadas (actualmente en fase 3), contra el SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19 que genera.

Además de la vacuna, el prestigioso laboratorio está desarrollando tratamientos médicos para implementar en pacientes que ya están infectados del nuevo coronavirus. Así, anunciaron hoy que la combinación de anticuerpos de acción prolongada (LAAB, por sus siglas en inglés) de AstraZeneca, AZD7442, avanzará en las próximas semanas en la realización dos ensayos clínicos de fase III en más de 6000 participantes elegidos dentro y fuera de los Estados Unidos.

Los LAAB se han diseñado con la última tecnología patentada de AstraZeneca para aumentar la durabilidad de la terapia de 6 a 12 meses después de una sola administración. La combinación de dos LAAB también está diseñada para reducir el riesgo de resistencia desarrollada por el virus SARS-CoV-2.

AstraZeneca es uno de los laboratorios más prestigiosos del mundo con tecnología de punta - REUTERS/Akhtar Soomro
AstraZeneca es uno de los laboratorios más prestigiosos del mundo con tecnología de punta - REUTERS/Akhtar Soomro

Según precisa la compañía, un ensayo evaluará la seguridad y eficacia de AZD7442 para prevenir infecciones hasta por 12 meses, en aproximadamente 5.000 participantes, mientras que el segundo ensayo evaluará la profilaxis posterior a la exposición y el tratamiento preventivo en aproximadamente 1.100 participantes. Y detalla que el AZD7442 es una combinación de dos LAAB derivados de pacientes convalecientes después de una infección por SARS-CoV-2 que fueron descubiertos por el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt y contaron con licencia de AstraZeneca en junio de 2020. Los LAAB de vida media prolongada deberían brindar de 6 a 12 meses de protección contra COVID-19, aseguraron los científicos de AstraZeneca.

En una publicación reciente de Nature, se demostró que los LAAB en experimentos preclínicos bloquean la unión del virus SARS-CoV-2 a las células huésped y protegen contra la infección en modelos celulares y animales de enfermedad.

AstraZeneca está planificando ensayos adicionales para evaluar AZD7442 en aproximadamente 4.000 pacientes para el tratamiento de COVID-19. Y anunció que planea suministrar hasta 100.000 dosis a partir de fines de 2020. También comunicó que el gobierno estadounidense podrá adquirir hasta un millón de dosis adicionales en 2021 en virtud de un acuerdo separado.

El ensayo evaluará la seguridad y eficacia de los anticuerpos para prevenir infecciones hasta por 12 meses, en aproximadamente 5.000 participantes. Y otro lo hará con 1100. REUTERS/Maxim Shemetov
El ensayo evaluará la seguridad y eficacia de los anticuerpos para prevenir infecciones hasta por 12 meses, en aproximadamente 5.000 participantes. Y otro lo hará con 1100. REUTERS/Maxim Shemetov

Pascal Soriot, director ejecutivo, expresó en torno a esta noticia: “Este acuerdo con el gobierno de los EEUU ayudará a acelerar el desarrollo de nuestra combinación de anticuerpos de acción prolongada que tiene el potencial de proporcionar un efecto inmediato y duradero tanto en la prevención como en el tratamiento de las infecciones por COVID-19. Evaluaremos la combinación de LAAB en diferentes entornos, desde la profilaxis hasta el tratamiento ambulatorio y la hospitalización, con un enfoque en ayudar a las personas más vulnerables”.

Los LAAB imitan a los anticuerpos naturales y tienen el potencial de tratar y prevenir la progresión de la enfermedad en pacientes que ya están infectados con el virus, así como de administrarse como una intervención preventiva antes de la exposición al virus. Una combinación de LAAB podría ser complementaria a las vacunas como agente profiláctico, por ejemplo, para personas para quienes una vacuna puede no ser apropiada o para brindar protección adicional a poblaciones de alto riesgo. También se puede utilizar para tratar a personas ya infectadas.

La combinación de anticuerpos de acción prolongada podría ser un complemento de la vacuna que está desarrollando en paralelo - REUTERS/Thomas Peter/File Photo
La combinación de anticuerpos de acción prolongada podría ser un complemento de la vacuna que está desarrollando en paralelo - REUTERS/Thomas Peter/File Photo

La compañía ha recibido apoyo de alrededor de 486 millones de dólares del gobierno de los Estados Unidos para el desarrollo y suministro de AZD7442 en virtud de un acuerdo con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA), del Departamento de Salud y Servicios Humanos y la Oficina Ejecutiva del Departamento de Defensa.

El acuerdo de hoy se basa en la financiación anterior de más de $ 25 millones de las agencias gubernamentales de EEUU, BARDA y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa para el descubrimiento y evaluación de los anticuerpos monoclonales, así como el ensayo clínico de Fase I que comenzó en agosto de 2020 para evaluar la seguridad. tolerabilidad y farmacocinética de AZD7442 en individuos sanos.

SEGUÍ LEYENDO:

Optimismo entre los expertos que desarrollan la vacuna de Oxford contra el COVID-19: creen que será aprobada a fin de año

Por qué el COVID-19 es una sindemia, no una pandemia

¿La ciencia podría haber hecho más para evitar esta crisis por el COVID-19?

MAS NOTICIAS