Pacientes de COVID-19 “larga duración”: reportan casi 100 síntomas durante más de 100 días

Un nuevo estudio científico revela que varios padecimientos de esta infección pueden persistir durante semanas o meses después de su diagnóstico e incluyen de todo, desde dolor en las articulaciones y fiebre, hasta pérdida de olfato, gusto, cabello y visión doble

Los síntomas de esta infección pueden persistir durante semanas o meses después de su diagnóstico - REUTERS/Callaghan O'Hare
Los síntomas de esta infección pueden persistir durante semanas o meses después de su diagnóstico - REUTERS/Callaghan O'Hare

Todavía hay mucho por descubrir del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad que genera COVID-19 y que se volvió pandemia desde marzo. Un nuevo dato científico revela que los síntomas de esta infección pueden persistir durante semanas o meses después de su diagnóstico e incluyen de todo, desde dolor en las articulaciones y fiebre, hasta pérdida de olfato, gusto, cabello y visión doble.

Esta afirmación parte de un nuevo estudio científico presentado esta semana en donde pacientes con COVID-19 experimentaron hasta 98 síntomas diferentes de la enfermedad.

“No están lo suficientemente enfermos como para ser hospitalizados, pero sufren síntomas muy graves, a veces durante mucho tiempo en casa”, dijo Natalie Lambert, profesora asociada de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos.

FOTO DE ARCHIVO: Pacientes que se recuperaron de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) se sientan en sillas de ruedas después de ser dados de alta del hospital público "Tierra y Libertad" en Monterrey, México, el 24 de julio de 2020. REUTERS/Daniel Becerril
FOTO DE ARCHIVO: Pacientes que se recuperaron de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) se sientan en sillas de ruedas después de ser dados de alta del hospital público "Tierra y Libertad" en Monterrey, México, el 24 de julio de 2020. REUTERS/Daniel Becerril

Lambert se asoció con un grupo de apoyo de COVID-19 llamado Survivor Corps para encuestar a los pacientes en la página de Facebook del grupo sobre sus síntomas. Ella estimó que más de 1500 miembros del grupo dieron sus respuestas. El cuestionario solicitó a los usuarios que identificaran qué síntomas estaban experimentando y les permitió agregar síntomas que Lambert no había considerado.

En total, los pacientes informaron 98 síntomas diferentes que atribuyeron a su diagnóstico COVID-19. En parte, esos síntomas incluyeron mareos, ansiedad, dolor de cabeza, erupciones cutáneas, pintura en las articulaciones, falta de aliento, acidez estomacal, diarrea y fiebre. También informaron dificultades con la memoria, el pensamiento, el sueño y la visión. Más de una cuarta parte de los encuestados dijeron que experimentaron dolor continuo, como dolores corporales, dolor nervioso y dolor en las articulaciones.

Todos los participantes permanecieron en el anonimato, haciendo imposible confirmar su diagnóstico o síntomas con un médico. Y es imposible descubrir qué síntomas pueden estar directamente relacionados con la infección por COVID-19, como la fiebre, y cuáles podrían estar relacionados con el estrés general y la ansiedad de estar en una pandemia.

A pesar de los tratamientos y medicamentos recibidos, muchos pacientes reportan síntomas una vez supuestamente curados - REUTERS/Kham
A pesar de los tratamientos y medicamentos recibidos, muchos pacientes reportan síntomas una vez supuestamente curados - REUTERS/Kham

Pero eso no significa que los médicos no estén prestando atención. “Cuando las personas se infectan, se enferman y tal vez están en la cama durante unas semanas. No se recuperan tan completamente y tan rápido como les gustaría”, aseguró el doctor Anthony Fauci, el principal experto de Estados Unidos en enfermedades infecciosas, en los informes Andrea Mitchell de MSNBC.

En otra investigación publicada el 16 de julio, en el Journal of the American Medical Association (JAMA), que siguió a 143 pacientes italianos durante 60 días, encontró que el 87,4% de ellos, aunque ya estaba en su hogar y libre de COVID-19, seguía presentando algún síntoma respiratorio persistente a semanas después de haberse contagiado.

infobae-image

“Los médicos e investigadores se han centrado en la fase aguda del COVID-19, pero es necesario un seguimiento continuo, después del alta, para detectar los efectos duraderos”, escribieron Angelo Carfì, Roberto Bernabei y Francesco Landi, científicos de la Fundación Policlínico Universitario Agostino Gemelli IRCCS de Roma. Recordaron que muchos pacientes que sufren otro tipo de neumonías, sobre todo si requieren hospitalización, también padecen con frecuencia síntomas persistentes aun luego del alta.

Según el estudio, el 87,4% de los pacientes de COVID-19 que se habían recuperado seguían presentando al menos un síntoma persistente, en particular la fatiga y la disnea (falta de aire), a 60 días de la infección. Algunos, a pesar de estar hace mucho dados de alta, tenían síntomas en plural: el 32% sufría hasta dos y el 55% tenía tres o más. Entre los más comunes se destacaron la fatiga (53,1%), la falta de aire (43,4%), el dolor en las articulaciones (27,3%) y el dolor en el pecho (21,7%).

La investigación italiana hizo un seguimiento “de todos los pacientes que cumplían con los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la suspensión de la cuarentena”, explicaron los médicos: al menos tres días consecutivos sin fiebre, mejoría de los demás síntomas y dos resultados negativos en pruebas de SARS-CoV-2 hechas con 24 horas de diferencia. Todos ellos habían estado hospitalizados, “el 72,7% con evidencia de neumonía intersticial” y el 20% con asistencia respiratoria (15% no invasiva y 5% en un respirador). Su edad promedio era de 56,5 años (un rango total de 19 a 84 años) y el 37% eran mujeres, es decir que la mayoría eran hombres. En general habían estado dos semanas ingresados.

Un médico revisó la radiografía de una paciente con COVID-19 en el Pabellón de Terapia Intermedia en el Hospital de Expansión (Foto: Cuartoscuro)
Un médico revisó la radiografía de una paciente con COVID-19 en el Pabellón de Terapia Intermedia en el Hospital de Expansión (Foto: Cuartoscuro)

Al comprobar que sólo 1 de cada 10 pacientes de COVID-19 se recuperaron plenamente en el tiempo habitual, el trabajo brindó una perspectiva importante, a pesar de haberse realizado sobre un grupo pequeño: el restablecimiento de la salud puede ser un camino más largo que lo que se creía. Eso implicaría vigilar a las personas que se da de alta durante más tiempo.

Paul Garner, infectólogo y profesor de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool y coordinador del Grupo Cochrane de Enfermedades Infecciosas escribió una columna en The British Journal of Medicine (BMJ) luego de dar positivo por COVID-19.

“Para algunas personas, la enfermedad continúa durante algunas semanas, y no se disipa en el plazo de 14 días que se estableció como promedio habitual. Los síntomas van y vienen, y son extraños. El agotamiento es grave, es real y es parte del cuadro de la enfermedad”.

Christian George, director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica, ayuda a un paciente que sufre de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, a usar la máquina que examina el aliento en el Hospital La Croix-Rousse en Lyon, Francia. 22 de julio, 2020. REUTERS/Yiming Woo
Christian George, director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica, ayuda a un paciente que sufre de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, a usar la máquina que examina el aliento en el Hospital La Croix-Rousse en Lyon, Francia. 22 de julio, 2020. REUTERS/Yiming Woo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) enumeran solo 11 síntomas de COVID-19 en su sitio web. Sin embargo, en un reconocimiento significativo, los CDC informaron sobre los síntomas a largo plazo de COVID-19 por primera vez la semana pasada.

“COVID-19 puede provocar enfermedades prolongadas incluso entre personas con enfermedades ambulatorias más leves, incluidos los adultos jóvenes”, escribieron los autores del informe, que encontró que hasta un tercio de los pacientes que nunca estuvieron lo suficientemente enfermos como para ser hospitalizados no han recuperado su salud habitual hasta tres semanas después de su diagnóstico.

Pacientes “larga distancia”

Amy Watson, de 47 años, de Portland, Oregon, está en el día 137 de sus síntomas COVID-19, que incluyen sensaciones dolorosas de ardor en los brazos, el torso, la cabeza y el cuello. Watson creó un grupo de apoyo al paciente COVID-19, llamado Long Haul COVID Fighters . El nombre, dijo, se inspiró en el sombrero que se lanzó el día en que se sometió a su prueba COVID-19 en abril.

“No me había lavado el cabello en tres días, y era asqueroso, así que me puse el sombrero”, dijo. “El grupo lleva el nombre de mi gorro de camionero ardilla”. El apodo se quedó, y ahora es utilizado por muchos médicos y organizaciones que se identifican con los transportistas de larga distancia.

SEGUÍ LEYENDO:

Casi el 90% de los pacientes de COVID-19 mantiene algún síntoma dos meses después de la infección

Fatiga, dificultad para respirar, dolor: los 17 síntomas que pueden persistir después de superar el COVID-19

MAS NOTICIAS