(AFP)
(AFP)

Google eliminó, en 2017, más de 3.000 millones de URLs que infringían derechos de autor. Así lo aseguró la compañía en su blog oficial donde da cuenta de las diferentes acciones que se llevan adelante para combatir la piratería.

Google ofrece la opción de hacer denuncias a través de este link cuando se considere que se está vulnerando un derecho de autor. La solicitud luego es evaluda y puede ser rechazada en caso de que no se confirme de que hay una verdadera infracción.

"Cumplimos con las leyes locales de derechos de autor y protegemos los derechos de sus propietarios, por lo que no permitimos la publicación de anuncios que no tienen autorización para utilizar contenido protegido por derechos de autor. En caso de contar con dicha autorización legal, debe solicitar la certificación para poder publicar anuncios. Si encuentra contenido no autorizado, presente un reclamo relacionado con los derechos de autor", se destaca en la página de Google desde donde se pueden radicar las denuncias.

La compañía también informó que el año pasado se rechazaron más de 10 millones de anuncios sospechados de haber infringido derechos de autor o que incluían links a sitios infractores.

A su vez, se remarcó que YouTube le pagó más de 3.000 millones de dólares a los titulares de derechos que monetizaron sus contenidos a través de Content ID, la herramienta para gestionar derechos; y unos 1.800 millones de dólares al sector de la música, en ingresos publicitarios.

La empresa dijo que se compromete a generar nuevas herramientas para seguir combatiendo la piratería, proteger contra los abusos y propiciar la transparencia.

"Con la constante innovación y las alianzas, nos comprometemos a reducir las infracciones realizadas por personas malintencionadas, potenciando al mismo tiempo a las comunidades creativas que se encargan de hacer muchas de las cosas por las cuales Internet es lo que es hoy en día", se subraya en el blog.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: