Finalmente, Elon Musk logró lanzar al espacio el cohete más potente del mundo, el Falcon Heavy.

La nave despegó desde Cabo Cañaveral, en Florida, rumbo a unos 400 millones de kilómetros de la Tierra. Lleva en su interior un Tesla Roadster rojo: es la primera vez que un vehículo de consumo masivo llega al espacio.

Falcon Heavy se lanzó desde Cabo Cañaveral, en Florida.( REUTERS/Joe Skipper)
Falcon Heavy se lanzó desde Cabo Cañaveral, en Florida.( REUTERS/Joe Skipper)

Partió exactamente desde la plataforma LC 39A, la misma que se usó para llevar a Apolo 11 a la Luna, en 1969. Con esto Musk quiere dar un mensaje: éste es un hito histórico y el comienzo de una nueva etapa en la conquista del espacio. Al menos ése es su sueño.

La idea de esta prueba era probar el triple sistema de propulsión del Heavy Falcon. Ahora el objetivo es que la nave se quede dando vueltas alrededor del Sol en una trayectoria que llegará hasta la órbita del planeta rojo.

Una captura de un video que compartió Elon Musk en Twitter luego del despegue del Falcon Heavy
Una captura de un video que compartió Elon Musk en Twitter luego del despegue del Falcon Heavy

Se trata del cohete más potente del mundo en la actualidad. El Saturno V que fue utilizado en los programas Apolo y Sklylab de la Nasa era más potente pero dejó de operar.

La nave Falcon Heavy en comparación con modelos anteriores de Space X
La nave Falcon Heavy en comparación con modelos anteriores de Space X

Cuenta con la capacidad de llevar más del doble de carga que el Delta IV Heavy y por un tercio del valor: "apenas" 90 millones de dólares, sumas menores cuando se trata de misiones espaciales.

Comparación entre Falcon Heavy y cohetes de otras compañías (Space X)
Comparación entre Falcon Heavy y cohetes de otras compañías (Space X)

Esto es importante porque permite reducir el costo de estos proyectos y podría ser utilizado para poner en órbita grandes telescopios. La nave ya fue contratada para lanzar satélites geoestacionarios a una órbita de 36.000 km sobre el planeta Tierra.

El cohete hará una ruta de 400 millones de kilómetros (REUTERS/Joe Skipper)
El cohete hará una ruta de 400 millones de kilómetros (REUTERS/Joe Skipper)

El primer cohete en aterrizar verticalmente y volver intacto a la base luego de su misión espacial fue el New Shepard de la empresa Blue Origin, liderada por Jeff Bezos. Esto ocurrió en noviembre de 2015. Al cabo de un año se lograron realizaron otras tres pruebas más que resultaron exitosas.

Otro hito en la carrera de cohetes reutilizables fue el del Falcon 9 de SpaceX, que en mayo de 2017 volvió a ser lanzado al espacio tras haber sido utilizado previamente. Esta capacidad de reciclar cohetes no es menor: permite abaratar costos.

En esta ocasión, con el Falcon Heavy se logró enviar un cohete con mayor capacidad que los que se encuentran operativos en la actualidad.

Además de resultar de interés para el gobierno de Estados Unidos, también podría significar el comienzo de una era de turismo espacial. Éste es un primer paso en el ambicioso proyecto de Musk de colonizar Marte.

El emprendedor tiene 45 años y decenas de proyectos exitosos
El emprendedor tiene 45 años y decenas de proyectos exitosos

De hecho ya comenzó a construir un segundo cohete, el BFR, con el que planea llevar tripulación hacia ese planeta. ¿Lo logrará? Si uno se basa en los hechos hasta ahora sólo queda claro una cosa: Musk no se rinde fácilmente. Viene soñando con este lanzamiento desde 2013. Luego de algunos intentos fallidos y pérdidas millonarias hoy logró lanzar el Falcon Heavy. No debería sorprendernos que en unos años pueda colonizar Marte.

LEA MÁS: