Elon Musk nació el 28 de junio de 1971 en Pretoria, Sudáfrica. Es el mayor de tres hermanos: Tosca y Kimbal. Este último lo acompañó desde un comienzo en todos sus emprendimientos.

Su infancia no fue para nada sencilla. Se crió con su padre, Errol, un ingeniero al que describió en más de una ocasión como un hombre cruel.

Sus padres se divorciaron cuando tenía 10 años. Al comienzo se fue a vivir con su madre, la modelo Maye Musk, pero luego se mudó con su padre porque pensó que no era buena idea que estuviera solo.

Elon Musk junto a sus hermanos, Tosca y Kimbal en su casa en Sudáfrica (foto cortesía de Maye Musk publicada en el libro de Ashlee Vance, “Elon Musk, el creador de Tesla, PayPal y SpaceX)
Elon Musk junto a sus hermanos, Tosca y Kimbal en su casa en Sudáfrica (foto cortesía de Maye Musk publicada en el libro de Ashlee Vance, “Elon Musk, el creador de Tesla, PayPal y SpaceX)

"Me dio pena porque mi madre se quedó con los tres niños. Mi padre parecía triste y solo, así que pensé que yo podría ser buena compañía", contó en la biografía que escribió el periodista Ahslee Vance: Elon Musk, el creador de Tesla, PayPal y SpaceX que anticipa el futuro.

Ya de adulto confesó que esa decisión no fue precisamente una gran idea. "No tienes idea lo malo que es. Ha cometido prácticamente cualquier delito que se te ocurra. Prácticamente cualquier maldad que se te pueda pasar por la mente, la hizo", dijo en una reciente entrevista a la revista Rolling Stone.

Además de las dificultades en el hogar tuvo que enfrentarse con el maltrato de sus compañeros en más de una ocasión. Estudioso e introspectivo, el pequeño Musk era víctima constante de bullying.

Con un compañero en la Universidad de Queen (Ontario) donde estudió antes de ingresar a la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos (foto cortesía de Maye Musk, publicada en el libro de Ashlee Vance)
Con un compañero en la Universidad de Queen (Ontario) donde estudió antes de ingresar a la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos (foto cortesía de Maye Musk, publicada en el libro de Ashlee Vance)

Elon era el más pequeño de la clase, por edad y tamaño. Su madre, Maye, cuenta en el libro de Vance que Elon no tenía amigos y que era un niño solitario.

Con el tiempo hizo artes marciales y eso, dice, le dio más seguridad y aprendió a defenderse del maltrato, así como a hacerse indiferente a las burlas.

De alma curiosa, su refugio siempre fueron los libros y la investigación. Quería entender el mundo a su alrededor. Ni bien pudo consiguió una computadora personal y comenzó a adentrarse en ese universo de códigos y procesos automatizados que luego se convertiría en el inicio de una aventura sin límites.

Aprender a hacer las preguntas correctas

A los 12 años desarrolló su primer videojuego, Blastar, que fue publicado en la revista PC and Office Technology. Es muy similar a Space Invaders, donde el usuario es piloto de un avión y tiene que disparar contra una aeronave enemiga. Se puede ver ingresando a este link.

Su sed por el saber no descansaba pero no encontraba las respuestas que necesitaba. Algo tenía que cambiar y no sabía qué. En su adolescencia se topó con el libro Guía del autoestopista galáctico (The Hitchhiker´s Guide to the Galaxy) y cambió por completo su perspectiva: en vez de buscar respuestas tenía que aprender a hacer las preguntas correctas.

La biografía sobre Musk que escribió el autor Ashlee Vance
La biografía sobre Musk que escribió el autor Ashlee Vance

"Llegué a la conclusión de que uno debe aspirar a incrementar el nivel de la consciencia humana para entender qué tipo de preguntas hacer. De verdad, lo único que tiene sentido es luchar por lograr mayor iluminación colectiva", dijo Musk en una entrevista con Businessweek.

A los 19 años dejó Sudáfrica y se mudó a Canadá, la tierra natal de su madre. Estudió dos años allí, en la Universidad de Queen, en Ontario, y luego se transfirió a la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, donde finalizó una licenciatura en economía y otra en física.

Después se inscribió en la Universidad de Stanford para obtener un doctorado pero al poco tiempo dejó los estudios para fundar su primera compañía, Zip2 Corporation para gestionar sitios web.

Fue el comienzo de una carrera meteórica que derivó en la creación de compañías como PayPal, Tesla, SpaceX, Solar City y Open AI. Su fortuna personal está valuada en 20 mil millones de dólares.

Musk junto a la cápsula Dragón, ideada para transportar pasajeros a la Estación Espacial Internacional y a otros destinos (foto de Steve Jurvetson publicada en el libro de Vance)
Musk junto a la cápsula Dragón, ideada para transportar pasajeros a la Estación Espacial Internacional y a otros destinos (foto de Steve Jurvetson publicada en el libro de Vance)

Ahora con su empresa The Boring company planea instalar túneles donde se pueda circular a toda velocidad (en las pruebas realizadas se logró alcanzar los 324 kilómetros por hora) en cápsulas de Hyperloop.

Con Space X, la empresa que fundó en 2002, este emprendedor apostó a conquistar el espacio. En poco tiempo se lanzará Falcon Heavy, el cohete de transporte de carga más potente que se ha creado hasta la fecha. Así enviará su Tesla Roadster camino a Marte, el planeta que sueña colonizar.

Eso es apenas el comienzo de un ambicioso plan, que incluye hacer un primer viajes con tripulantes en 2022.  En ese ocasión planea transportar unas cien personas, en un cohete que bautizó Big Falcon Rocket (BFR, por sus siglas en inglés).

Este sistema de transporte interplanetario tendrá una potencia de  127.800 kilonewton durante el despegue y un sistema de paneles solares con la capacidad de generar hasta 200kW de potencia en el viaje.

La velocidad estimada es del cohete es de  100.800 km/h, con lo cual llevaría unos 80 días llegar al planeta vecino. La idea es trasladar, luego de un entrenamiento especializado, entre 100 y 200 personas cada 26 meses, hasta lograr conformar una comunidad autosustentable.

Además de estos proyectos espaciales, también apuesta por encontrar solucionar problemas en el planeta Tierra.

El primero de diciembre puso en marcha la batería de litio más grande del mundo, en el sur de Australia. Con su invento estableció un récord mundial: el equipo logró responder a una falla energética en apenas 140 milisegundos.

La resiliencia es una de sus características más distintivas: Tesla estuvo al borde de la quiebra y experimentó varios intentos fallidos (y pérdidas millonarias) antes de lograr enviar un cohete al espacio.

El Tesla Roadster que Musk planea enviar a Marte a comienzos de 2018
El Tesla Roadster que Musk planea enviar a Marte a comienzos de 2018

A nivel personal su vida tampoco fue sencilla y no sólo porque tuvo una infancia dura. En 2000, luego de un viaje por Brasil y Sudáfrica contrajo malaria y estuvo al borde de la muerte; su primer hijo, Nevada, falleció de muerte súbita cuando tenía apenas 10 meses de vida y el divorcio de su primera esposa, Justine, fue bastante traumático.

Musk trabaja unas 100 horas a la semana. Reparte gran parte de su tiempo entre SpaceX, en Los Ángeles y Tesla, en San Francisco. Es decir que pasa gran parte de sus horas volando de un sitio a otro. Duerme "de forma intermitente" y "cuando puede".

Tiene una gran exigencia, tanto con él mismo como con sus empleados. Él no entiende de límites ni horarios cuando se trata de alcanzar un objetivo y pretende que todos los que trabajan con él tengan ese mismo nivel de entrega, incluso cuando eso implique pasar horas y días sin descansar.

Elon Musk con sus hijos (Instagram: elonmusk)
Elon Musk con sus hijos (Instagram: elonmusk)

El amor

A pesar de tener una agenda apretada, Musk asegura que es un buen padre y que pasa mucho tiempo con su familia.

"Tengo a los niños más de la mitad de la semana y paso bastante tiempo con ellos. También los llevo conmigo cuando me voy de la ciudad", contó Musk en el texto de Vance.

Su vida de pareja, sin embargo, se vio afectada por la devoción que tiene a su trabajo, que es parte integral de su vida.

En 2008 se separó de su primera esposa, Justine, con quien tuvo seis hijos (Nevada, Xavier, Sacon, Griffin, Damian y Kai). El divorcio tuvo una gran repercusión mediática y eso lo afectó profundamente.

Talulah Riley junto a Elon Musk
Talulah Riley junto a Elon Musk

"Elon estaba obsesionado con el trabajo: cuando estaba en casa su mente estaba en otro lugar. Extrañaba las conversaciones prolongadas y profundas; así como la intimidad y le empatía", contó Justine, en una entrevista con MarieClaire. "Casi no me reconocía a mí misma, me había convertido en una esposa trofeo", aseguró.

Para Musk eso fue un golpe bajo y, en su momento, hizo un descargo en un artículo de Business Insider, donde dijo, entre otras cosas, que le molestaba que se ventilaran intimidades sobre su vida privada.

Amber Heard junto a Elon Musk
Amber Heard junto a Elon Musk

La nueva oportunidad para el amor llegó de la mano de la actriz británica Talulah Riley con quien se casó en 2010. Dos años después se divorciaron y en 2013 se volvieron a casar. Ese nuevo intento duró hasta octubre de 2016. Si bien ya no están juntos, se ven en ocasiones y aseguran tener un buen vínculo.

Pero el hombre no sabe lo que es darse por vencido ni en el trabajo ni en el amor y, una vez más, se enamoró. Esta vez de la actriz estadounidense y ex esposa de Johnny Depp, Amber Heard de quien se separó luego de un año de relación. O, como él mismo confesó: "me dejó ella y me dolió mucho porque estaba muy enamorado".

Está claro que en la vida de Musk imperan el movimiento y los desafíos. No sabe de límites, no se da por vencido y sigue buscando hacerse las preguntas correctas.

Su visión en seis frases

"Si no estoy enamorado, si no estoy en una relación, no puedo ser feliz"

"Tengo acceso a la inteligencia artificial más vanguardista, y creo que la gente debería estar realmente preocupada por ello. La inteligencia artificial es un riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana".

"Está bien poner todos los huevos en una canasta, siempre y cuando uno controle lo que pasa con esa canasta".

"A algunas personas no les gusta el cambio, pero es necesario aceptar los cambios si la otra alternativa es el desastre".

"El primer paso es establecer que algo es posible, luego probablemente suceda".

"Cuando algo es lo suficientemente importante, lo haces, aún cuando las probabilidades no estén a tu favor".

LEA MÁS: