Kate Middleton, la elegida de la reina Isabel para los cargos que le quitó al príncipe Harry

En febrero, la monarca despojó a su nieto de sus patrocinios reales al confirmarse su abandono definitivo de la familia real británica

La duquesa de Cambridge y el príncipe William visitan la Torre Eiffel mientras se encuentran con jóvenes fanáticos del rugby en la plaza del Trocadero cerca de la Torre Eiffel el 18 de marzo de 2017 en París, Francia(Foto de Chesnot / Getty Images)
La duquesa de Cambridge y el príncipe William visitan la Torre Eiffel mientras se encuentran con jóvenes fanáticos del rugby en la plaza del Trocadero cerca de la Torre Eiffel el 18 de marzo de 2017 en París, Francia(Foto de Chesnot / Getty Images)

Kate Middleton heredará del príncipe Harry dos de sus patrocinios reales más queridos. El duque de Sussex, de 36 años, fue despojado de sus roles honoríficos por Isabel II en febrero después de que se confirmó que él y Meghan Markle no volverían a trabajar con la familia real británica.

La esposa del príncipe William sustituirá a su cuñado como patrona de la federación de rugby Rugby Football Union (RFU) y de la liga Rugby Football League, noticia que se anunciará de manera oficial antes de que el próximo mes de octubre comience la Copa Mundial de la Liga de Rugby, según adelantó en exclusiva el diario The Sunday Times.

Harry era el patrono de estas dos entidades desde 2016, cuando tomó el relevo de su abuela.

En enero de 2020, apenas unos días después de anunciar su decisión de abandonar Reino Unido, el hijo de Carlos de Inglaterra realizó una de sus últimas apariciones públicas en su país para presidir los sorteos de grupos de la Copa Mundial de la Liga de Rugby en el palacio de Buckingham, mientras que en febrero de este año celebró los 150 años de la RFU con un mensaje que grabó desde su casa de California poco antes de conocerse el comunicado con el que la reina Isabel II le retiró sus títulos y patrocinios.

La duquesa de Cambridge juega al rugby con jóvenes fanáticos en la plaza del Trocadero cerca de la Torre Eiffel el 18 de marzo de 2017 en París, Francia (Foto de Pool / Samir Hussein / WireImage)
La duquesa de Cambridge juega al rugby con jóvenes fanáticos en la plaza del Trocadero cerca de la Torre Eiffel el 18 de marzo de 2017 en París, Francia (Foto de Pool / Samir Hussein / WireImage)

Al igual que Harry, la duquesa de Cambridge es una apasionada del rugby. La afición de Kate a este deporte comenzó en su infancia viendo partidos de rugby con toda su familia, tal y cómo contó su hermana Pippa a la edición estadounidense de Vanity Fair en 2014. “El rugby era algo muy importante en mi familia y todo giraba alrededor de los partidos internacionales. Planificábamos los fines de semana según los partidos. Sí perdíamos (Inglaterra), mi padre quedaba desesperado toda la parte, igual que si hubiera perdido él”.

Según The Sunday Times, la idea es que la nueva patrona de la RFU promueva con especial interés la campaña “Inner Warrior”, dedicada a que cada vez sea más las niñas y mujeres que se animan a practicar rugby.

Harry y su esposa Meghan Markle, de 39, dejaron sus funciones reales a principios de 2020 y están viviendo en California con sus dos hijos, Archie y Lilibet (AP)
Harry y su esposa Meghan Markle, de 39, dejaron sus funciones reales a principios de 2020 y están viviendo en California con sus dos hijos, Archie y Lilibet (AP)

El duque y la duquesa de Sussex renunciaron como miembros de la realeza en marzo de 2020 para ganar su propio dinero en los EEUU, donde firmaron acuerdos con Spotify y Netflix con un valor estimado de más de USD 100 millones, así como un contrato por cuatro libro de USD 40 millones. Markle recientemente publicó “The Bench”, un libro infantil, y acaba de anunciar su primer proyecto con Netflix; producirá una serie animada. En tanto, Harry prepara una serie documental sobre los Invictus Games para la plataforma de streaming y confirmó que está escribiendo sus memorias para Penguin Random House.

El tabloide Daily Mail señaló que Harry habría recibido un adelanto de USD 20 millones.

Los ataques públicos del duque y la duquesa de Sussex comenzaron en marzo con su explosiva entrevista de 90 minutos con Oprah Winfrey, donde acusaron a la familia real de racismo hacia Archie e ignoraron los gritos de ayuda de Meghan cuando estaba embarazada.

SEGUIR LEYENDO: