Polémica en Dinamarca porque el Gobierno propuso eliminar un tradicional feriado

La medida rápidamente suscitó críticas tanto de la oposición como de los sectores que suelen ser cercanos al gabinete actual

En un intento de aumentar su gasto militar, el Gobierno de Dinamarca propuso eliminar un tradicional feriado (REUTERS)
En un intento de aumentar su gasto militar, el Gobierno de Dinamarca propuso eliminar un tradicional feriado (REUTERS)

El Gobierno de Dinamarca se ha convertido, en las últimas horas, en blanco de múltiples críticas por parte de la oposición, los sindicatos, los obispos y hasta militantes comunes de los partidos oficialistas. La razón es que los funcionarios propusieron eliminar un tradicional feriado público primaveral.

La decisión surgió del gabinete de la primera ministra Mette Frederiksen que, actualmente, está conformado por una coalición tripartita -de los socialdemócratas, los Liberales de centroderecha y los Moderados de tendencia centrista- y se refiere al feriado que se celebra el cuarto viernes después de la Pascua. Esta fecha es conocida como Store Bededag o Gran Día de las Plegarias.

El Gobierno justificó su propuesta explicando que el dinero que se ahorraría al decretar éste un día laborable más podría ser destinado a impulsar los gastos de defensa. Según una estimación oficial dada a conocer, con ello se reforzaría el balance público estructural en unas 3.000 millones de coronas -unos 439 millones de dólares- por año.

Dinamarca busca sumar unas 3.000 millones de coronas anuales a su gatso militar (REUTERS)
Dinamarca busca sumar unas 3.000 millones de coronas anuales a su gatso militar (REUTERS)

Esto se enmarca en el plan del recientemente electo Gobierno -que asumió el pasado 15 de diciembre- de cumplir con la meta de la OTAN que establece el gasto del 2% del producto bruto interno del país en su defensa. La disposición surgió en 2014 como respuesta a la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia y entrará en completa vigencia en 2024, con la intención de revertir la tendencia de disminución de estos presupuestos.

De igual manera, desde la invasión ordenada por Vladimir Putin hace casi un año, muchos aliados de la Alianza han aumentado por voluntad propia su gasto militar y el secretario general, Jens Stoltenberg, aseguró el pasado noviembre durante una visita a España que se considerará aumentar este porcentaje en la próxima cumbre en Vilna, en julio de este año.

“Estoy absolutamente seguro de que las ambiciones se incrementarán de una manera u otra porque todo el mundo ve ahora la necesidad de invertir más”, comentó entonces y añadió: “No puedo decirles exactamente lo que nuestros aliados acordarán a la hora de formular el compromiso de gasto en defensa para la próxima década (...) pero espero que sea un compromiso aún más fuerte para aumentar el gasto en defensa”.

Jens Stoltenberg aseguró que considerarán aumentar el 2% en la próxima cumbre en Vilna, en julio de este año (REUTERS)
Jens Stoltenberg aseguró que considerarán aumentar el 2% en la próxima cumbre en Vilna, en julio de este año (REUTERS)

Estas declaraciones se enmarcaron en un escenario en el que solo nueve de los 30 miembros de la OTAN cumplen actualmente con el objetivo del 2 por ciento, por lo que el dinero se ha vuelto un tema delicado entre los países participantes.

A pesar de la importancia que esto representa, la presentación formal ante el Parlamento para abolir el Store Bededag de este martes ha generado fuertes críticas en diversos sectores de la sociedad por una serie de razones.

En primer lugar, Dinamarca es un país con pocos feriados públicos. En total hay 11 aunque esa cifra disminuye los años en los que Navidad y Año Nuevo caen fines de semana.

En Dinamarca sólo hay 11 feriados al año (AP)
En Dinamarca sólo hay 11 feriados al año (AP)

A su vez, no se trata de un feriado cualquiera. Éste fue creado hace más de 300 años por un obispo danés que combinó varias fechas festivas menores en un sólo día. Dinamarca es un país en el que de sus casi seis millones de habitantes, más del 73% pertenece a la Iglesia Luterana Estatal y, si bien menos del 3% va a la iglesia regularmente, este feriado es parte de su tradición y su cultura.

Es por ello que, como reacción, hasta los sindicatos que usualmente son cercanos a los socialdemócratas de Frederiksen, han lanzado una petición en línea que ya ha juntado más de 405.000 firmas a fin de “enviar una clara señal al Gobierno: abandone sus planes de eliminar el Store Bededag”.

(Con información de AP y Reuters)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR