Pese a la caída histórica de la libra esterlina en sus primeros días de gobierno, Liz Truss defendió su plan económico

La Primera Ministra explicó en sus redes que las medidas buscarán poner al país en una trayectoria de crecimiento a largo plazo aunque reconoció que “llevará tiempo” que se noten dichos beneficios

La Primera Ministra explicó en sus redes que las medidas buscarán poner al país en una trayectoria de crecimiento a largo plazo (REUTERS)
La Primera Ministra explicó en sus redes que las medidas buscarán poner al país en una trayectoria de crecimiento a largo plazo (REUTERS)

La primera ministra británica Liz Truss insistió este jueves en que su plan fiscal, que ha generado mucha polémica desde su anuncio, garantizará un “crecimiento económico a largo plazo” a pesar del impacto negativo que tuvo sobre la libra esterlina.

“Estamos enfrentando tiempos económicos difíciles a nivel mundial. Debemos poner a este país en una trayectoria de crecimiento a largo plazo mientras mantenemos la disciplina fiscal. Reducir los impuestos impulsará la inversión, creando puestos de trabajo y oportunidades para todos. Eso es lo que entregará nuestro Plan de Crecimiento”, escribió en su cuenta de Twitter.

El “Plan de Crecimiento” fue anunciado por su administración el pasado viernes e incluye una serie de medidas como recortes impositivos, principalmente dirigidos a las empresas y las rentas altas.

Junto con esto, el Gobierno ha realizado esfuerzos para ayudar a los hogares a reducir sus facturas eléctricas al facilitar préstamos garantizados a las compañías eléctricas.

A raíz de las medidas anunciadas, se dio un desplome histórico de la moneda local, lo que obligó a una intervención de emergencia del Banco de Inglaterra en pos de estabilizar el mercado de bonos de deuda pública a largo plazo.

La libra esterlina tuvo un desplome histórico, lo que obligó a una intervención de emergencia del Banco de Inglaterra (REUTERS)
La libra esterlina tuvo un desplome histórico, lo que obligó a una intervención de emergencia del Banco de Inglaterra (REUTERS)

Jonas Goltermann, economista de mercados de la consultora Capital Economics, afirmó -no obstante- que no cree que esta intervención “vaya a suponer un impulso a largo plazo para la libra esterlina, aunque podría evitar una caída extrema”.

Incluso, tras el anuncio de la mandataria hoy y tras una jornada en la que defendió sus iniciativas en medios locales, la libra cayó, nuevamente, un 1 por ciento.

“Nos enfrentamos a tiempos económicos difíciles. No lo niego. Es un problema global. Pero lo que es absolutamente correcto es que el Gobierno del Reino Unido ha intervenido y actuado en este momento difícil”, dijo la mandataria en declaraciones a la BBC.

La Primera Ministra conservadora sostiene que los recortes impositivos anunciados son necesarios para poner a la economía en movimiento; no obstante, reconoció que “llevará tiempo” que se noten dichos beneficios.

A pesar de considerarlos necesarios, Liz Truss reconoció que los efectos de su plan podrían tardar en verse (REUTERS)
A pesar de considerarlos necesarios, Liz Truss reconoció que los efectos de su plan podrían tardar en verse (REUTERS)

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) criticó el plan por ser inadecuado en un contexto inflacionista y por fomentar la desigualdad.

Truss no ha especificado cómo se reducirá la deuda pública que se acumulará a raíz de la implementación de todas estas medidas, lo que ha generado más turbulencias en el mercado.

Sin embargo, el ministro de Economía Kwasi Kwarteng anunció hoy que se le pedirá a los ministerios un recorte en sus gastos y se le encargará a la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR sus siglas en inglés) -órgano dedicado a la supervisión de las finanzas públicas- que prepare para octubre un informe sobre el crecimiento, la inflación y la deuda.

Kwarteng tiene previsto brindar más precisiones sobre su plan de reducción de la deuda neta a mediano plazo en una intervención parlamentaria que tendrá lugar el próximo 23 de noviembre. En esta intervención, los expertos ven posible el anuncio de más recortes en el gasto público o, incluso, algún cambio en el programa.

(Con información de EFE y Reuters)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR