La OTAN activa su revisión militar más importante desde la Guerra Fría en Madrid

La “Operación Cúpula” protegerá el espacio aéreo de la capital española durante la cumbre. La ciudad hace un impasse al verano para debatir la nueva arquitectura de seguridad euroatlántica frente a un único agresor, Vladimir Putin

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, coincidieron esta mañana en destacar que lo resuelto en esta Cumbre definirá la estrategia común de la próxima década.
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, coincidieron esta mañana en destacar que lo resuelto en esta Cumbre definirá la estrategia común de la próxima década.

Madrid esta parcialmente bloqueada. La ciudad hace una desescalada en el verano, un impasse a la capital tomada en estos tiempos por turistas. Todos advierten un clima distinto, a pesar de los casi 30 grados de temperatura. La cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte se puso en marcha con el arribo a la base aérea madrileña de Torrejón de Ardoz de casi una treintena de delegaciones. Rusia, el adversario, ha permitido a los socios militares euro atlánticos recuperar la unidad y reafirmar su vocación defensiva.

Líderes de Georgia, Chipre, Montenegro, República Checa, Rumanía, Bulgaria, Portugal, Reino Unido, Polonia, Albania, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Grecia, Países Bajos, Irlanda, Dinamarca, Austria y Malta, son convocados a este encuentro. También harán decolaje funcionarios de la OTAN y del Consejo Europeo. La delegación más numerosa es la de Estados Unidos, que además de la centralidad politica, tendrá un despliegue que ocupará a ocho aviones y un helicóptero.

El operativo de seguridad dispuesto para estos días implica prácticamente la militarización de las áreas donde se concentra uno de los encuentros internacionales más importantes desde el inicio de la invasión ilegal de Rusia a Ucrania. Los hoteles ya están tomados por guardias nacionales y agentes de seguridad extranjeros. Cazas de combate en alerta, helicópteros preparados con tiradores de precisión, artillería antiaérea, sistemas anti drones, componen la “operación cúpula”, que escudan el espacio aéreo metropolitano.

En la capital ibérica, comenzarán a trazarse las líneas centrales de una nueva arquitectura de defensa y disuasión, que se supone incluirá amenazas híbridas, cibernéticas y terrorismo. De cara a Rusia agrediendo, las expectativas, son muy altas. La cumbre debería mostrar los músculos activos, y ha recibido un impulso de última hora muy importante con el acuerdo entre Turquía y los dos aspirantes a ingresar a la alianza, Suecia y Finlandia.

A pesar de la complejidad del escenario, lo cierto es que la agresión de Vladimir Putin permitió a la OTAN abroquelarse. Desde hoy, se inicia una nueva página para la Alianza militar euroatlántica. La amenaza rusa, que los socios de esta organización imaginan extenderse más allá de Ucrania, ha borrado años de desconfianza. Ha devuelto su vocación militar que había perdido, bajo el desprecio del expresidente estadounidense Donald Trump, el doble juego del presidente turco Recep Erdogan y el fracaso en Afganistán.

Manifestantes participan en una protesta contra la OTAN antes de la cumbre de la OTAN. La “Operación Cúpula” protegerá el espacio aéreo durante la celebración.
Manifestantes participan en una protesta contra la OTAN antes de la cumbre de la OTAN. La “Operación Cúpula” protegerá el espacio aéreo durante la celebración.

El debate se centrará en un nuevo paquete de ayuda para Ucrania y el fortalecimiento de la defensa colectiva en el este europeo. Stoltenberg ha prometido un plan que permitiría la movilización de 300.000 hombres, algo inédito desde la Segunda Guerra Mundial.

En ese sentido, el secretario general de la OTAN, anticipó que el nuevo documento estratégico que se adopte en Madrid debe designar a Rusia como “la amenaza más importante y directa para nuestra seguridad”. El antecedente del año 2010 recuerda que Rusia era un socio estratégico pero ahora paso a ser un pais que “ha violado todos los principios en los que se basaba el equilibrio europeo”.

De la agenda no escapará el tema China. En particular sobre la forma relacionarse con el gobierno de Beijing, en este nuevo escenario internacional, en particular si Europa rearma un nuevo modelo de defensa, con una OTAN protagonista. Para algunos, China debe ser considerado un “rival sistémico”, siendo un sujeto periférico de la Alianza.

La expectativa deberá tambien hacer frente a los movimientos anticumbre. Por el momento, las manifestaciones han sido “encapsuladas” por las fuerzas de seguridad. Mientras, la celebración del encuentro ha convocado a cerca de 2.000 periodistas acreditados de todas partes del mundo. El campus IFEMA de Madrid, lugar que tendrá cubierta sus salas, dispondrá 14.000 metros cuadrados para las reuniones que empiezan a concretarse. Prometen ser jornadas históricas,. además de complicadas para el normal funcionamiento de la capital ibérica.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR