El G-7 acordó impulsar la limitación del precio del petróleo ruso para cortar el financiamiento a la invasión de Putin a Ucrania

Se trata de un mecanismo inédito que apunta a impedir que Rusia saque réditos extraordinarios de su principal exportación, aunque puede enfrentar dificultades técnicas

Líderes del G-7 (Reuters)
Líderes del G-7 (Reuters)

Los dirigentes del G7, reunidos en Alemania, van a trabajar para poner en marcha un mecanismo de limitación del precio del petróleo ruso, para impactar una fuente importante de ingresos de Moscú.

Sobre el petróleo consideramos diversas opciones incluida la posibilidad de una prohibición total de servicios que permitan el transporte de petróleo y derivados del petróleo rusos a nivel mundial”, dice el comunicado conjunto del G7 tras la cumbre celebrada en Elmau (sur de Alemania).

Esa prohibición no se daría, según el comunicado, en caso de que “el petróleo se compre a un precio acordado con los socios internacionales o por debajo de éste”.

“El G7 se mantiene unido en su apoyo a Ucrania”, dijo el anfitrió de la cumbre, el canciller alemán Olaf Scholz, en una conferencia de prensa. “Seguiremos manteniendo e impulsando los costes económicos y políticos de esta guerra para el presidente (Vladimir) Putin y su régimen”.

Según había adelantado un alto funcionario de la Casa Blanca, el G7 “pedirá a los ministros trabajar urgentemente en la elaboración de un límite en los precios del petróleo, consultando a países terceros y el sector privado”.

Estaba previsto que el texto final del encuentro incluya un acuerdo de principios sobre la creación de este mecanismo inédito y complejo que buscaría impedir a Rusia vender su petróleo por encima de cierto precio.

Lograr un consenso sobre esta cuestión sería “un paso adelante bastante espectacular” y “uno de los resultados más significativos” del G7, estimó la víspera el principal consejero diplomático del presidente estadounidense, Jake Sullivan. No obstante, reconoció la dificultad técnica del proyecto: “No es algo que podamos sacar de nuestros cajones como si fuera un método ya ensayado y aprobado... es un concepto nuevo”.

Vladimir Putin (Reuters)
Vladimir Putin (Reuters)

Condena a China

Los líderes del G7 también acusaron en su comunicado a China de “prácticas que distorsionan la economía global” y afirmaron que compartirán información sobre este tipo de acciones.

“Con respecto al papel de China en la economía global, estamos consultando sobre estrategias colectivas, más allá del G7, frente a los desafíos que representan políticas que no son de mercado y prácticas que distorsionan la economía global”, afirmaron en un comunicado.

Inseguridad alimentaria

Los líderes del G7 quieren crear un “club del clima” para finales de este año para permitir que los países que lo deseen que se coordinen y aceleren los esfuerzos para enfrentar el calentamiento global, dijeron el martes en un comunicado.

El club va a ser un foro intergubernamental con grandes ambiciones, indicó el G7. “Invitamos a todos nuestros socios, especialmente a los principales emisores, los miembros del G20 y otras economías en desarrollo y emergentes a intensificar las discusiones y las consultas con nosotros”, agregó la declaración.

El G7, el grupo de los siete países más industrializados del mundo, ha alcanzado un compromiso para destinar 5.000 millones de dólares para abordar la inseguridad alimentaria originada por la guerra en Ucrania, informó el funcionario estadounidense.

De esa cantidad, un poco más de la mitad, 2.760 millones de dólares (unos 2.600 millones de euros) será aportada por Estados Unidos para respaldar los esfuerzos en casi medio centenar de países y a organizaciones regionales, dijo la fuente en una llamada con periodistas.

El funcionario precisó que el aporte estadounidense se dividirá en 2.000 millones de dólares (unos 1.890 millones de euros) “para salvar vidas con intervenciones humanitarias directas y 760 millones (unos 718 millones de euros) que serán para asistencia alimentaria a medio y corto plazo para ayudar a mejorar la resiliencia y la productividad de los sistemas de alimentos en el mundo, sobre todo en regiones vulnerables”.

La fuente gubernamental de EEUU culpó al presidente ruso, Vladimir Putin, de “la vulnerabilidad” que se está viendo en distintas partes del planeta en lo que respecta a la seguridad alimentaria. “Sus acciones han estrangulado la producción alimentaria y agrícola, ha usado la comida como arma de guerra”, indicó el funcionario, que citó como ejemplos la destrucción de almacenes agrícolas en Ucrania por parte de Rusia, así como el robo de grano y el bloqueo de los puertos ucranianos.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR