Canadá anunció que prohibirá a Huawei sus redes 5G

El gobierno canadiense se une así a sus aliados para prohibir a la gigante empresa tecnológica china. EEUU ha advertido que Beijing pueda obligar a la compañía a ayudar con el ciberespionaje

FOTO DE ARCHIVO: Un teléfono inteligente con el logotipo de Huawei y la red 5G se ve en la placa base de una PC en esta imagen ilustrativa tomada el 29 de enero de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/File Photo
FOTO DE ARCHIVO: Un teléfono inteligente con el logotipo de Huawei y la red 5G se ve en la placa base de una PC en esta imagen ilustrativa tomada el 29 de enero de 2020. REUTERS/Dado Ruvic/File Photo

Los operadores inalámbricos en Canadá no podrán instalar equipos Huawei en sus redes 5G de alta velocidad, dijo el jueves el gobierno canadiense, uniéndose a los aliados para prohibir a la gigante empresa tecnológica china.

Canadá había sido el único miembro de la alianza de agrupación de inteligencia Five Eyes que no prohibió ni restringió el uso de equipos de Huawei Technologies Co. Ltd. en sus redes 5G. Estados Unidos y los otros miembros (Gran Bretaña, Australia y Nueva Zelanda) prohibieron previamente a Huawei.

La medida fue confirmada el jueves por un portavoz del ministro de Seguridad Pública, Marco Mendicino.

El gobierno de EEUU ha estado presionando a aliados como Canadá durante años para que excluyan a Huawei de las nuevas redes móviles 5G ultrarrápidas por la preocupación de que los gobernantes comunistas de China puedan obligar a la compañía a ayudar con el ciberespionaje. Estados Unidos advirtió que reconsideraría el intercambio de inteligencia con cualquier país que use equipos de Huawei.

La compañía ha negado repetidamente las acusaciones.

El desarrollo de las redes 5G, o de quinta generación, brindará a las personas conexiones en línea más rápidas y brindará una gran capacidad de datos para satisfacer la voraz demanda a medida que más y más cosas se conectan a Internet y surgen innovaciones como la realidad virtual, los juegos inmersivos y los vehículos autónomos.

FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Huawei durante el Mobile World Congress celebrado en Shanghái, China, el 23 de febrero de 2021. REUTERS/Aly Song
FOTO DE ARCHIVO: El logotipo de Huawei durante el Mobile World Congress celebrado en Shanghái, China, el 23 de febrero de 2021. REUTERS/Aly Song

Huawei es el mayor proveedor mundial de equipos de red para empresas de telefonía e Internet. Ha sido un símbolo del progreso de China para convertirse en una potencia mundial tecnológica, y un tema de preocupación en EEUU. Algunos analistas dicen que las empresas chinas han incumplido las reglas y normas internacionales y han robado tecnología.

China, EEUU y Canadá completaron lo que efectivamente fue un intercambio de prisioneros el año pasado que involucró a un alto ejecutivo de Huawei que había sido acusado de fraude por parte de EEUU.

China encarceló a dos canadienses poco después de que Canadá arrestara a Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei Technologies e hija del fundador de la compañía, por una solicitud de extradición de Estados Unidos. Fueron enviados de regreso a Canadá en septiembre, unos días después de que Meng regresara a China luego de llegar a un acuerdo con las autoridades estadounidenses en su caso.

Muchos países calificaron la acción de China como “política de rehenes”, mientras que China describió los cargos contra Huawei y Meng como un intento políticamente motivado para frenar el desarrollo económico y tecnológico de China.

Según un informe de Brookings Institution titulado China como una gran potencia cibernética: las dos voces de Beijing en las telecomunicaciones, las ambiciones de Beijing en materia de telecomunicaciones y tecnología de la información forman parte de una estrategia más amplia que busca convertir al país asiático en la potencia cibernética dominante en este siglo.

Beijing considera que se encuentra en un momento histórico en el que tiene la oportunidad de establecer los nuevos estándares globales en este sector.

Ren Zhengfei (derecha), presidente de Huawei Technologies, muestra al presidente de China, Xi Jinping, las oficinas de la compañía en Londres en el segundo día de su visita de estado (Photo by PA Images/Sipa USA)
Ren Zhengfei (derecha), presidente de Huawei Technologies, muestra al presidente de China, Xi Jinping, las oficinas de la compañía en Londres en el segundo día de su visita de estado (Photo by PA Images/Sipa USA)

Así como es más que conocida la persecución del régimen a los uigures, también se hizo público que Huawei colaboró con Beijing para reprimir mediante un poderoso software. El gigante tecnológico probó un software de reconocimiento facial que podría enviar “alarmas uigures” automatizadas a las autoridades gubernamentales cuando sus sistemas de cámaras identifiquen a miembros del grupo minoritario oprimido, según un documento interno, al que tuvo acceso The Washington Post, que proporciona más detalles sobre el régimen de vigilancia de inteligencia artificial de China.

Una investigación realizada por The Washington Post de más de 100 presentaciones de PowerPoint de Huawei, muchas de ellas marcadas como “confidenciales”, sugiere que la compañía tuvo un papel más amplio en el seguimiento de la población de China de lo que ha reconocido.

“Estas presentaciones de marketing, publicadas en un sitio web público de Huawei antes de que la compañía las eliminara a fines del año pasado, muestran cómo sus tecnologías pueden ayudar a las autoridades gubernamentales a identificar a las personas por voz, monitorear a las personas políticas de interés, administrar la reeducación ideológica y los horarios laborales de los presos y ayudar a los minoristas a rastrear a los compradores mediante el reconocimiento facial”, revela el informe periodístico.

Según esta investigación de la periodista Eva Dou, y que contó con la colaboración de la periodista Pei Lin Wu en Taiwán, “la divergencia entre las negativas públicas de Huawei de que no sabe cómo los clientes utilizan su tecnología y las cuentas detalladas de las operaciones de vigilancia en las diapositivas que llevan la marca de agua de la empresa, se nutre de preocupaciones de larga data sobre la falta de transparencia en el mayor proveedor del mundo de productos de telecomunicaciones. Huawei ha sido perseguido durante mucho tiempo por las críticas de que es opaco y está más cerca del gobierno chino de lo que afirma”.

(Con información de AP)

Seguir leyendo:


TE PUEDE INTERESAR