Condenaron a una mujer que instó a su hijo y dos amigos a que atacaran a un joven discapacitado en Inglaterra

La mujer reunió a un grupo de jóvenes para que atacaran a la víctima en venganza de las amenazas que otro grupo de adolescentes le habían hecho a su hijo

Nichola Leighton, de 36 años, y su hijo Tyreese Ulysses, de 19 fueron declarados culpables de matar a Levi Ernest-Morrison en un ataque con machete.
Nichola Leighton, de 36 años, y su hijo Tyreese Ulysses, de 19 fueron declarados culpables de matar a Levi Ernest-Morrison en un ataque con machete.

Una madre que condujo a su hijo y a otros dos adolescentes a matar a un adolescente discapacitado en un terrorífico ataque con machete ha sido encarcelada en Londres.

La víctima, Levi Ernest-Morrison, de 17 años, fue asesinado a machetazos en la calle Sydnham al sureste de la capital de Inglaterra a causa de una “pequeña rivalidad entre adolescentes”.

De acuerdo a la versión conocida en la corte londinense, Nicloa Leighton, de 37 años, buscaba venganza después de que un grupo de jóvenes, entre los que estaba Levi Ernest-Morrison, llegara a su casa buscando a su hijo, Tyreese Ulysses, de 19 años.

La mujer llamó a la policía y les dijo que si estos jóvenes volvían ella “los iba a golpear”. Luego, Leighton reunió a otro grupo de jóvenes, incluido su hijo, y salió en su camioneta Suzuki roja para cobrar venganza, encontrando en Levie, que tiene condición de discapacidad, la víctima predilecta.

Los hechos ocurrieron el 10 de abril de 2021. Al jurado se le mostraron imágenes del auto yendo hacia la escena y los asesinos saltando, armados con cuchillos y machetes. Se escucha a Leighton alentándolos, gritando: “¡Maldita sea, corran!”

Luego, en un video de CCTV se ve a dos adolescentes golpeando sin piedad a Levi con machetes.

Leighton, junto con Alexander Sprules, de 17 años, y otro joven, de 16, fueron declarados culpables de asesinar a Levi por un jurado de Old Bailey el mes pasado.

Levi Earnest-Morrison, de 17 años, fue asesinado a puñaladas en Sydenham, al sureste de Londres
Levi Earnest-Morrison, de 17 años, fue asesinado a puñaladas en Sydenham, al sureste de Londres

El hijo de la mujer, Tyreese Ulysses, que sufre de esquizofrenia paranoide y fue impulsado por el deseo de proteger a su madre, fue absuelto de asesinato pero condenado por homicidio involuntario por una mayoría de 10 a 2 después de que un jurado deliberó durante más de 40 horas.

“Estos son delitos realmente graves y, lamentablemente, otro ejemplo más de delitos con cuchillo que es el flagelo de algunos de nuestra ciudad. Este ataque grupal fue una reacción exagerada brutal a un pequeño problema, una pequeña rivalidad entre adolescentes”, dijo el juez Peter Rook.

Le dijo a Leighton: “Tú, Nicola Leighton, eres una mujer madura y la madre. En lugar de buscar proteger a su hijo, lo expuso al peligro y lo animó a participar en el ataque sabiendo muy bien que estaba armado con un machete”.

De acuerdo al relato contado en el tribunal, cuando Ulises se enteró de que estaban “molestando” a su madre, reunió a sus amigos armados con machetes. Los jóvenes saltaron del Suzuki de Leighton y persiguieron a Levi y a uno de sus amigos.

Levi fue atrapado y apuñalado fatalmente por Sprules, a quien Leighton consideraba un hijo. El ataque duró solo 30 segundos.

Nicola Leighton, de 37 años, fue sentenciada
Nicola Leighton, de 37 años, fue sentenciada

Leighton dijo que no sabía que los niños estaban armados con cuchillos o cualquier otra arma.

El adolescente tenía autismo y daños en los nervios que le hacían caer el pie, lo que significaba que necesitaba caminar con muletas.

Leighton fue encarcelada y condenada a cadena perpetua con un mínimo de 23 años por el asesinato y una sentencia de dos años simultáneamente por el segundo cargo de posesión de un arma ofensiva.

Sprules, quien apuñaló fatalmente a Levi en la ingle después de que cayó al suelo, estará en la cárcel al menos 20 años por asesinato y también recibió una sentencia simultánea de dos años por posesión de un arma ofensiva.

El joven de 16 años fue condenado a cadena perpetua con un mínimo de 16 años y 18 meses por posesión de un arma ofensiva para ejecutar al mismo tiempo.

Ulysses fue encarcelado por 13 años con un período de licencia extendido de 5 años y 18 meses simultáneamente por posesión de un arma ofensiva.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR