La Unión Europea negocia la forma de garantizar el suministro energético a Ucrania en plena tensión con Rusia

La “seguridad energética” formó parte de varias mesas de negociaciones en los últimos días, debido a que el suministro de gas y petróleo es una de las principales cartas del Kremlin en caso de sanciones

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (John Thys/ REUTERS)
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (John Thys/ REUTERS)

La Comisión Europea debatió con Ucrania sobre distintas formas para garantizar el suministro energético a Kiev en el plena tensión con Rusia por el despliegue militar en la frontera ucraniana, que hace temer la posibilidad de una agresión rusa.

El tema estuvo sobre la mesa durante la visita del comisario de Ampliación, Oliver Varhelyi, a Kiev, en la que se reunió este jueves con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

En un comunicado, la Presidencia ucraniana confirmó que en el encuentro se trataron “formas específicas” de garantizar la seguridad energética de Ucrania y de la UE, en el contexto de los “desafíos de seguridad modernos”. Una fuente comunitaria confirmó a la agencia de noticias Europa Press que el tema se trató durante la reunión.

En medio de la crisis con Moscú, en Bruselas tienen presente que el suministro de gas y petróleo es una de las principales bazas del Kremlin en pleno auge de las tensiones y puede convertirse en moneda de cambio ante eventuales sanciones europeas. A la postre, en Europa más de un 40% del gas natural procede de Rusia, una importante parte llega al continente a través de Ucrania.

Josep Borrell, Paolo Gentiloni, Didier Reynders y Oliver Varhelyi en una reunión en Bruselas (Virginia Mayo/REUTERS)
Josep Borrell, Paolo Gentiloni, Didier Reynders y Oliver Varhelyi en una reunión en Bruselas (Virginia Mayo/REUTERS)

Precisamente este jueves la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mantuvo una llamada telefónica con el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al Zani, para avanzar en la alianza en materia energética. “Es importante fortalecer la seguridad energética de Europa con socios fiables”, subrayó la conservadora alemana en un mensaje en Twitter.

La UE ha ayudado los últimos años a Ucrania a desarrollar su eficiencia energética y capacidad de almacenaje, además varios países del bloque han desarrollado el flujo de gas inverso para facilitar el uso de gasoductos en dirección contraria, esto permitiría hacer llegar el suministro a Kiev.

En este sentido, juega un papel clave Eslovaquia, país fundamental en la distribución de gas a Europa por su posición geográfica, y que ya se ha abierto a discutir soluciones técnicas para asegurar el tránsito a Ucrania.

Imagen de archivo de unas instalaciones de almacenamiento de gas natural en Europa (EFE/Kerim Okten)
Imagen de archivo de unas instalaciones de almacenamiento de gas natural en Europa (EFE/Kerim Okten)

Aunque la OTAN no tiene competencias sobre cuestiones energéticas, el asunto se ha tratado esta semana en el seno del Consejo Atlántico en el margen de una sesión sobre posibles escenarios previstos en la crisis ucraniana, ha confirmado una fuente atlántica, que señala que quedó clara la voluntad de los aliados de coordinarse en materia energética.

El jueves, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, se congratuló por las conversaciones “constructivas” mantenidas el miércoles en París con representantes de Moscú bajo mediación franco-alemana, en un intento de calmar la grave crisis entre los dos países.

Zelenski consideró “positiva” la reunión por “su carácter constructivo y el deseo de continuar las negociaciones sustanciales dentro de 15 días en Berlín”, dijo la presidencia de Ucrania en un comunicado.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenski (EFE)
El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenski (EFE)

Deseó además que “en el más breve plazo” se celebre una cumbre de jefes de Estado de los cuatro países, ya que la reunión de la víspera congregó a sus consejeros diplomáticos.

Con información de EuropaPress y AFP

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR