Boris Johnson advirtió que una invasión de Rusia a Ucrania sería “un asunto doloroso, violento y sangriento”

El primer ministro británico dijo que si Vladimir Putin toma la decisión de ocupar crearía “una nueva Chechenia” y aseguró que el Reino Unido apoya un fuerte paquete de sanciones económicas contra Moscú

El primer ministro británico advirtió a Vladímir Putin de que una invasión a Ucrania sería "una medida desastrosa"

El primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió este lunes al presidente ruso, Vladímir Putin, de que una invasión a Ucrania sería “una medida desastrosa” y que cualquier incursión rusa en ese país equivaldría a crear “una nueva Chechenia”.

“Tenemos que transmitir el mensaje de que invadir Ucrania, desde el punto de vista ruso, será doloroso, violento y sangriento, y creo que es muy importante que la gente en Rusia entienda que esto podría ser una nueva Chechenia”, dijo el líder conservador en la televisión británica.

“Conozco un poco a ese pueblo y creo que van a luchar”, añadió.

infografia

Chechenia, república del Cáucaso ruso, vivió dos sangrientos conflictos en las décadas de 1990 y 2000 que opusieron a grupos independentistas, y posteriormente islamistas, al ejército ruso.

Estos conflictos dejaron decenas de miles de muertos y la segunda guerra de Chechenia, de 1999 a 2009, estuvo marcada por bombardeos indiscriminados de su capital, Grozny.

“Necesitamos que le quede muy claro al Kremlin, a Rusia, que (invadir Ucrania) sería una medida desastrosa”, afirmó el líder tory.

Johnson, que planea abordar hoy mismo la situación con otros aliados internacionales, subrayó asimismo que es necesario que Rusia entienda que “cualquier invasión, cualquier incursión, de cualquier dimensión, en Ucrania, va a tener un coste, habrá bajas”.

El entonces presidente interino Vladimir Putin (der.) durante una visita a las fuerzas rusas en Chechenia para elogiarlos por la campaña para aplastar a los rebeldes separatistas, el 1 de enero de 2000. (REUTERS/Piscina/Foto de archivo)
El entonces presidente interino Vladimir Putin (der.) durante una visita a las fuerzas rusas en Chechenia para elogiarlos por la campaña para aplastar a los rebeldes separatistas, el 1 de enero de 2000. (REUTERS/Piscina/Foto de archivo)

Johnson también aludió a la decisión de su Gobierno de retirar a personal británico de la embajada del Reino Unido en Kiev al considerar que “es prudente efectuar esos cambios ahora”, como medida de precaución frente a la escalada de tensiones entre Ucrania y Rusia.

El Reino Unido está liderando esfuerzos a fin de “crear un paquete de sanciones económicas contra Rusia, ayudando a endurecer la resistencia de nuestros amigos ucranianos con armamento defensivo que estamos proporcionando, dejando claro que estamos con la gente de Ucrania y que apoyamos la integridad soberana de Ucrania”, apuntó.

Preguntado por si considera que una hipotética invasión por parte de Moscú podrías ser “inminente”, el primer ministro admitió que la situación “es bastante desalentadora en este momento”, si bien confió en que la incursión no sea “inevitable” y que “el sentido (común) aún puede prevalecer”.

infografia

Al mismo tiempo, la OTAN anunció hoy que está poniendo sus fuerzas “en estado de alerta” y enviando “barcos y aviones de combate adicionales a los despliegues de la OTAN en Europa Oriental, reforzando la disuasión y defensa aliada mientras Rusia continúa con su acumulación militar en y alrededor de Ucrania”.

El Reino Unido, que recientemente vendió misiles a las autoridades ucranianas, acusa a Rusia de “intentar instalar un líder prorruso en Kiev”, acusaciones que Moscú desestimó calificándolas de “absurdas”.

(Con información de AFP y EFE)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR