Madrid y Nueva York impusieron restricciones para las tradicionales fiestas de fin de año en la Puerta del Sol y Times Square

El aforo en la capital española será de apenas 7 mil personas, mientras que en la Gran Manzana dejarán pasar a 15 mil personas, todas con mascarilla y certificado de vacunación

Varias personas caminan con mascarillas por la Puerta del Sol este viernes (EFE/JuanJo Martín)
Varias personas caminan con mascarillas por la Puerta del Sol este viernes (EFE/JuanJo Martín)

La Puerta del Sol, el lugar más emblemático de Madrid y donde se celebra tradicionalmente las campanadas de fin de año, tendrá una limitación de aforo de 7.000 personas este 31 de diciembre, ante la expansión del coronavirus.

Así lo anunció este viernes la portavoz del Ayuntamiento de la capital, Inmaculada Sanz, quien comunicó también que la Policía controlará el uso de la mascarilla, obligatoria en exteriores desde hoy, y que se mantenga la distancia interpersonal.

La Comunidad de Madrid es una de las regiones donde la incidencia del coronavirus está creciendo más rápidamente; como muestra, ayer registró una cifra récord de contagios en toda la pandemia, 20.195 positivos, y ya los nuevos contagios triplican a los de hace una semana.

Con el límite de personas en la Puerta del Sol, el aforro de esta plaza se reduce en más de un 60 % respecto a 2019, cuando se congregaron 18.000 personas para tomarse las tradicionales doce uvas mientras el reloj de la plaza marca las campanadas que ponen fin al año, una imagen que transmite siempre la televisión pública para toda España.

Personas haciendo compras navideñas en Madrid (REUTERS/Susana Vera)
Personas haciendo compras navideñas en Madrid (REUTERS/Susana Vera)

“Entendemos” que 7.000 personas “es un número adecuado para dar cumplimiento a las normativas relacionadas con esa distancia de seguridad”, explicó Sanz.

Además, habrá cuatro filtros en los accesos a la plaza y se instalarán carteles en los que se informará de que el aforo se ha completado para que nadie más acceda al lugar. Asimismo, la unidad de drones de Policía Municipal ofrecerá una visión aérea de la situación para tener un control directo.

En 2020 no hubo celebración de la Nochevieja en la Puerta del Sol, debido a la pandemia y este año, antes de la irrupción de Ómicron, los madrileños pensaban retomar esta celebración con normalidad.

Otra tradición que aún está pendiente de confirmarse es la Cabalgata de los Reyes Magos del 5 de enero. Esa noche, según la tradición española, Melchor, Gaspar y Baltasar recorren las calles de pueblos y ciudades de España antes de dejar a los niños los regalos en sus casas.

La celebración en Times Square en 2019 (REUTERS/Jeenah Moon)
La celebración en Times Square en 2019 (REUTERS/Jeenah Moon)

Nueva York reducirá drásticamente la famosa celebración de Año Nuevo en Times Square

La famosa celebración de Año Nuevo en Times Square, Nueva York, se reducirá drásticamente por la pandemia, anunció el jueves el alcalde Bill de Blasio, en momentos en que la variante Ómicron alimenta una “asombrosa” escalada de casos de COVID-19.

Típicamente unos 58.000 neoyorquinos se reúnen para presenciar la caída de la enorme bola anunciando la llegada del nuevo año, pero la próxima semana la capacidad será reducida a 15.000 asistentes, que deberán usar obligatoriamente mascarilla y probar que han sido vacunados.

Medidas sanitarias adicionales “mantendrán segura y sana a la multitud completamente vacunada mientras recibimos el Año Nuevo”, apuntó de Blasio.

Times Square estuvo prácticamente vacía en la víspera de Año Nuevo del año pasado, y solo los trabajadores esenciales e invitados pudieron ver caer la pelota desde áreas con distanciamiento social.

Otras ciudades del mundo, como París y Londres, han cancelado sus festividades para recibir el Año Nuevo ante el avance de la nueva variante Ómicron del coronavirus.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR