Un viajero procedente de Perú llegó a Japón contagiado con la variante Ómicron

El Gobierno nipón pidió a las aerolíneas que dejen de ofrecer reservas de vuelos hasta finales de diciembre y anunció nuevas medidas de control fronterizo: prohibición de entrada para todos los extranjeros, incluidos los residentes en el país

Un aviso sobre las medidas de seguridad del COVID-19 en el aeropuerto internacional de Narita en el primer día de cierre de fronteras para evitar la propagación de la nueva variante del coronavirus Omicron (REUTERS/Kim Kyung-Hoon)
Un aviso sobre las medidas de seguridad del COVID-19 en el aeropuerto internacional de Narita en el primer día de cierre de fronteras para evitar la propagación de la nueva variante del coronavirus Omicron (REUTERS/Kim Kyung-Hoon)

El Gobierno de Japón confirmó este miércoles la detección del segundo caso de la variante ómicron del coronavirus, en un viajero procedente de Perú, y el mismo día en que el país asiático anunció restricciones fronterizas adicionales para tratar de frenar la entrada del patógeno.

Después de identificar la nueva variante en un viajero procedente de Namibia y quien llegó a Japón el pasado día 28, las autoridades niponas han detectado el virus en otro pasajero llegado el día 27 desde Perú, según dijo este miércoles en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo, Hirozaku Matsuno.

El paciente se encuentra aislado en unas instalaciones médicas y no había tenido ningún contacto con el otro contagiado por ómicron hasta la fecha detectado en Japón, según las autoridades niponas, que están analizando los contactos de ambos en busca de otras posibles infecciones.

El nuevo contagio se da a conocer el mismo día en que el Ejecutivo japonés ha intensificado sus medidas de control fronterizo con la prohibición de entrada en el país a todos los extranjeros, residentes en Japón incluidos, que viajen a territorio nipón desde una decena de países africanos.

Mostradores de facturación de vuelos con destino a Japón, en el aeropuerto surcoreano de Incheon. EFE/EPA/YONHAP
Mostradores de facturación de vuelos con destino a Japón, en el aeropuerto surcoreano de Incheon. EFE/EPA/YONHAP

Las autoridades niponas también han designado a otro grupo de 27 países, donde se han dado contagios de la nueva variante, sobre los que se aplicarán medidas especiales de cuarentena para cuyos pasajeros puedan volar a Japón (por el momento únicamente extranjeros residentes en el país asiático y ciudadanos nipones).

Además, el Gobierno ha pedido a todas las aerolíneas que operan en el país que dejen de ofrecer nuevas reservas de vuelos con llegada a Japón hasta finales de diciembre, coincidiendo con las fechas de Navidad y Año Nuevo, lo que afectará tanto a pasajeros extranjeros como a japoneses.

Las nuevas restricciones de Japón llegan al día después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) criticara los cierres fronterizos dirigidos a determinados países, al considerar que se trata de medidas discriminatorias e ineficaces para contener la expansión de la nueva variante.

Preguntado por los medios sobre la posición de la OMS, el portavoz nipón defendió las medidas tomadas por Japón, afirmando que son acciones “urgentes, preventivas y temporales” ante “una nueva variante sobre la cual no se sabe nada”, y dijo esperar “la comprensión de la comunidad internacional”.

Un trabajador médico llena una jeringa con una dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) de Pfizer-BioNTech, en el Centro Médico de Tokio en Tokio (Behrouz Mehri/Pool vía REUTERS)
Un trabajador médico llena una jeringa con una dosis de la vacuna contra la enfermedad del coronavirus (COVID-19) de Pfizer-BioNTech, en el Centro Médico de Tokio en Tokio (Behrouz Mehri/Pool vía REUTERS)

Por otro lado, Japón empezó este miércoles a administrar la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19 entre profesionales sanitarios, el primer grupo de población que recibirá esta inyección de refuerzo antes de proceder con el resto de los ciudadanos.

La tercera dosis de la vacuna de Pfizer se ha comenzado a aplicar a trabajadores del sector médico que recibieron la segunda dosis hace al menos ocho meses, y a continuación, a partir de enero, se administrará a mayores de 65 años.

Japón ha vacunado con las dos dosis a más de un 75% de su población, según los datos oficiales del Ejecutivo, que decidió hace varios meses administrar también una tercera inyección a todos los que hayan recibido la pauta completa para mantener la inmunidad del fármaco, que disminuye progresivamente tras la segunda dosis.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR