El candidato a la presidencia de Filipinas apoyado por Rodrigo Duterte se bajó de las elecciones

Christopher “Bong” Go anunció este martes que se retira de los comicios de 2022 por motivos personales

FOTO DE ARCHIVO: El presidente filipino, Rodrigo Duterte, levanta la mano del senador filipino Christopher "Bong" Go tras presentar su certificado de candidatura para las elecciones nacionales de 2022, en la Comisión Electoral, en Manila, Filipinas, el 13 de noviembre de 2021. REUTERS/Lisa Marie David
FOTO DE ARCHIVO: El presidente filipino, Rodrigo Duterte, levanta la mano del senador filipino Christopher "Bong" Go tras presentar su certificado de candidatura para las elecciones nacionales de 2022, en la Comisión Electoral, en Manila, Filipinas, el 13 de noviembre de 2021. REUTERS/Lisa Marie David

El candidato a la presidencia filipina Christopher “Bong” Go, apoyado por el actual jefe del Estado, Rodrigo Duterte, anunció este martes que se retira de la carrera electoral por motivos personales.

En declaraciones a los medios locales, Go afirmó que no se encuentra preparado para afrontar la exigente campaña electoral y agregó que su familia tampoco cree que deba postularse.

El senador desde 2019 y estrecho aliado de Duterte explicó asimismo que no quiere que el actual presidente, de 76 años, tenga que participar en la campaña por temor a causarle un agotamiento excesivo debido a su edad.

Go se presentó primero como candidato a la presidencia en septiembre, luego decidió optar a la vicepresidencia y finalmente volvió a postularse como candidato a presidente el pasado 13 de noviembre.

El ex candidato a la presidencia filipina Christopher "Bong" Go, en una imagen de archivo. EFE/EPA/LISA MARIE DAVID/POOL
El ex candidato a la presidencia filipina Christopher "Bong" Go, en una imagen de archivo. EFE/EPA/LISA MARIE DAVID/POOL

Estos repentinos cambios de estrategia se deben al complicado juego político de Duterte y su hija Sara Duterte-Carpio, que han terminado en bandos separados.

El actual presidente, que no puede presentarse por ley a la reelección, se postula como candidato al Senado, mientras que Duterte-Carpio es candidata a vicepresidente en alianza con Ferdinand “Bongbong” Marcos, aspirante a la presidencia e hijo del fallecido dictador Ferdinand Marcos.

Según un sondeo de opinión del pasado 20 de noviembre, Marcos y Duterte-Carpio son favoritos al recibir el apoyo del 56,7 por ciento de los encuestados, frente al 41,3 por ciento que respaldó la candidatura de Leni Robredo, actual vicepresidenta y rival de Rodrigo Duterte.

FOTO DE ARCHIVO: Sara Duterte, alcaldesa de la ciudad de Davao e hija del presidente filipino Rodrigo Duterte, pronuncia un discurso durante una caravana de la campaña senatorial de Hugpong Ng Pagbabago (HNP) en la ciudad de Davao, al sur de Filipinas. 9 de mayo de 2019. REUTERS/Lean Daval Jr
FOTO DE ARCHIVO: Sara Duterte, alcaldesa de la ciudad de Davao e hija del presidente filipino Rodrigo Duterte, pronuncia un discurso durante una caravana de la campaña senatorial de Hugpong Ng Pagbabago (HNP) en la ciudad de Davao, al sur de Filipinas. 9 de mayo de 2019. REUTERS/Lean Daval Jr

El presidente y el vicepresidente se votan por separado en Filipinas, por lo que puede darse el caso de que pertenezcan a distintos partidos y sean rivales políticos.

Duterte-Carpio parece que busca distanciarse estratégicamente de su padre, que cuenta con un gran apoyo electoral pero también está siendo investigado por la Corte Penal Internacional por supuestos crímenes de lesa humanidad por su sangrienta guerra contra las drogas.

Bongbong Marcos, que ha emprendido una campaña de revisionismo para ocultar o minimizar las torturas y el fraude cometidos por el régimen de su padre, era alabado antes por Rodrigo Duterte, pero desde la alianza electoral con su hija ha pasado a criticarlo con dureza.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR